viernes, 18 de septiembre de 2009

ACUERDO PERFECTO

Capítulo 9: Mi Territorio


- Me gustan tus ojos-, susurró Bella contra los labios de Edward, estaban acostados en la cama, con el amanecer comenzando a entrar por la ventana, se habían despertado y acomodado uno frente al otro, no habían dicho nada hasta este momento, por primera vez, no había bromas al despertar, nada por unos minutos, solo sus miradas, sin que ninguno de los dos se fijara en nada mas.

-Y a mi los tuyos-, susurró Edward mientras acariciaba su cuerpo con sus manos suavemente, estaban tan cerca que sentían su respiración, sus piernas estaban entrelazadas, mientras Edward recorría la espalda de ella, su cintura, su cadera y aun mas abajo solo rozando, solo disfrutando de la sensación, ella pasaba sus manos por sus pecho y sus hombros.

-Claro el café es tan interesante-, murmuró Bella con algo de sarcasmo en su voz y Edward sonrío.

-Llámame extraño… no me importa, me fascinan tus ojos, dejan ver a la persona que se esconde de todos-, contestó rozando su nariz con la de ella.

-¿Eso lo dice “Edward Cullen”?… si se trata de esconder estamos a la par-, se burló ella y Edward la apretó mas contra el.

-No te puedo esconder nada… ya no-, murmuró pues el sabia que esto era lo que quería simple y llano, despertarse con ella, después de haber dormido juntos, después de un gran sexo, después de un día de bromas y de apoyo, por que ella había estado cuando el lo necesitaba, ella había notado cuando algo le molestaba, ella.

-¿Cómo eras de niña?-, susurró y Bella sonrío su corazón nada mas latía fuerte de escuchar su voz, aun no podía entender como llego a amarlo tanto, hace una semana exactamente ellos apenas y se habían visto, peor aun Bella estaba segura que Edward jamás la había notado, ella jamás se preocupó por que el Playboy de la Universidad no la mirara, si no lo hacían otros el no debía ser la excepción pero ahora recostada junto a el, Edward rasgaba pedazos de su vida como queriendo saberlo todo, mientras ella se sentía desnuda, cuerpo y alma a la vez.

-Un poco peor que ahora-, bromeó Bella mientras Edward rodaba los ojos

-No lo se, era niña, con cuerpo de niña como hasta los 14, los lentes y el cabello no han cambiado, era bastante testaruda…-, comenzó mientras Edward acariciaba su mejilla.

-¿Eras?… permíteme corregirte… eres demasiado testaruda-, se burló

-Muy gracioso-, replicó con un mohín y Edward la besó suavemente.

-¿Qué mas?-, insistió

-No podía dar varios pasos sin encontrar algo que me hiciera caer, mi mamá intento que estudiara ballet a los 6… la maestra termino diciendo que no quería mas escenografías rotas, después de mi primera “presentación”, lo que fue un alivio, parecía un panda con leotardo… era un desastre de niña… - terminó mientras el levantaba su rostro.

-¿Un panda en leotardo?, no lo creo… debiste verte preciosa-, murmuró

-Adulador, sabes no tienes que ser encantador, al fin de cuentas ya estoy en tu cama cierto-, bromeó ella y Edward la acercó serio, casi hasta que ella quedara arriba de el, Bella jadeo y lo miro mientras el permanecida sin expresión.

-¿Eso crees… que todo es por esto?-, murmuró mientras movía sus caderas haciendo que sus sexos se rozaran, los dos se tensaron ante la sensación.

-Eres mucho mas que eso Bella, me vuelves loco… no es adulación, me encanta tu personalidad, tu impulsiva forma de actuar, tu humor acido casi insoportable y si me fascina tu cuerpo, pero no es solo sexo-, terminó mientras ella lo miraba, sus ojos estaban vidriosos pero reprimió las ganas de llorar, ella habría dicho lo mismo, esto no era solo sexo, era amor, tan fuerte que le dolía en solo pensar que algo cambiara.

-Es mucho mas-, le susurró ella mientras Edward sonreía, había completado la frase, dicho las palabras que el tenia en su boca, la acerco y la beso despacio, recorriendo todo lo que pudiera recorrer con su lengua, la abrazo fuerte mientras ella se recostaba en su pecho.

Te amo”, ¿Cuan difícil era pronunciar eso?, pero por mas que Bella luchaba aun no se permitía decirlas, por que ya no habría vuelta atrás, si las pronunciaba era ir directo al cielo o al infierno y no estaba segura de poder soportarlo, beso su pecho antes de levantarse.

-¿Qué haces?-, preguntó mientras ella se levantaba tirando de la sabana.

-Son pasadas de las 10… flojo-, anunció señalando al reloj.

-Yo puedo quedarme aquí-, anunció Edward llevando sus brazos hasta detrás de su cabeza, Bella lo miro por un momento hasta que el estomago de el rompió el silencio de la habitación.

-Alguien no esta muy contento con esa decisión… pero no te preocupes, los dejo para que lo discutan-, bromeó mientras tomaba algo de ropa y entraba al baño.

Bajaron a desayunar para encontrarse a Emmett y Rosalie comiendo, Jasper miraba la televisión y Esme prepara un buen desayuno.

-¿Hambre?-, preguntó Bella mirando el gran plato de huevos y tocino de Emmett

-No comeremos bien hasta la cena… hermanita, yo que tu me serviría algo igual-, contestó Emmett.

Comieron un poco mas de lo normal, Rosalie y Bella lavaron los platos mientras Esme iba a la oficina a checar que todo estuviera en orden, había citado a los diseñadores así como a sus principales proveedores y algunos clientes a las 6 de la tarde en el edificio, quería que todo estuviera en perfecto..

Casi dos horas después mientras todos están mirando la televisión Esme llamo a Edward para que el, Emmett y Jasper la ayudaran a acomodar algunos muebles.

Cuando salieron Bella dejo a Rosalie mirando la televisión mientras subía la habitación, desde que se entero de la dichosa cena algo le daba vueltas en la cabeza, no sabia que iba a llevar, su maleta estaba llena de pantalones, blusas y suéteres, ni siquiera un pantalón de vestir… nada, reviso en su maleta algo innecesario como si de solo desearlo apareciera algo perfecto para ponerse, la cerro de golpe y gruño mientras se llevaba las manos a su cabello.

-¿Practicas para rugir como león?-, preguntó Rosalie desde la puerta de la habitación

-No… solo estoy a punto de matar a Edward por su falta de información-, replicó Bella mientras Rosalie sonreía.

-¿Falta de información?-, preguntó la rubia

-Si… veras para la cena traigo o este pantalón de mezclilla gastado o este de pants, mmmm... no creo que el pants es mucho mas “chic” ¿no crees?-, murmuró sarcásticamente mientras Rosalie reía.

-No seas tonta… sígueme-, contestó ella mientras Bella fruncía el ceño.

-Alice supuso lo de la “falta de información”-, le susurró mientras entraba a la habitación de Emmett

Bella se quedo en la entrada mientras Rosalie sacaba del closet una bolsa de una tienda departamental.

-Esto si es “chic”-, susurró mientras levantaba por los tirantes un vestido corto negro, parecía una bata de seda, se abrochaba de lado con un moño, como envolviendo el cuerpo, si dicho moño era desecho podías quedarte desnuda, era hermoso si pero para nada algo que Bella usaría.

-Creo que me las puedo arreglar con el pants-, bromeó Bella.

-Anda pruébatelo-, insistió Rosalie.

-¿Qué se pruebe que?-, preguntó Alice afuera de la habitación.

-Hola señorita-, saludó Bella

-Nada de hola… a probarse el vestido-, insistió también

-Dirás la bata de dormir-, continuó Bella

-No importa como lo llames… p-r-u-e-b-a-t-e-l-o-, susurró Alice.

Bella suspiro antes de tomar el vestido e ir hasta el baño para ponérselo, el vestido se ajustaba a su cuerpo llegaba justo arriba de la rodilla, los tirantes eran delicados y el moño, el único adorno del vestido, la hacia demasiado irreal.

-¿Y bien?-, preguntó Bella entrando de nuevo a la habitación mientras sus dos nuevas amigas gritaban.

-Por Dios-, anunció Rosalie.

-Basta de pijamas que me pondré para la cena-, se burló Bella mientras Alice le sacaba la lengua.

-Tenemos el tiempo justo para arreglarnos así que a bañar señoritas-, mandó Rosalie mientras Alice salía corriendo y Bella rodaba los ojos.

Después de casi media hora, cada una se había duchado y puesto un short o un pants mientras se arreglaban el cabello, Rosalie rizo el cabello de Alice y ella ondulo el cabello de la rubia solo un poco, y lo peino una bella cascada, sentaron a Bella frente a l tocador de Alice mientras esta bufaba.

-No hay remedio con mi cabello-, insistió

-Tu cabello es sensacional solo suelto pero hoy cambiarás un poco-, le comentó Rosalie mientras empezaban a alisarlo, lo peinaron de lado y le pusieron un lindo broche plateado, sencillo pero hermoso.

-Bella crees que puedas quitarte los lentes…-, susurró Alice algo apenada

-No distingo de lejos sin ellos-, anunció Bella aguantando la sonrisa

-Ah, bueno… esta bien… solo que no… bueno se ven bien-, tartamudeó mientras Bella no pudo soportar mas y soltó una carcajada mientras las otras dos la miraban confundidas

-Me pondré los de contacto… Alice-, explicó

-¿Los de contacto?....y se puede saber por que usas estos-, preguntó Rosalie

-Por qué toda mi vida he usado de este tipo… además me gustan-, explicó Bella encogiéndose de hombros.

-Eres muy extraña-, se río Alice

-Gracias… ya lo había escuchado antes… empiezo a creer que es cierto-, bromeó y todas se rieron.

Escucharon el auto de Edward mientras se estacionaba frente a la casa, Rosalie insistió en que Bella se quedara ahí junto con Alice mientras saludaba y le daba la ropa a Emmett, y le informaba que tendría que arreglarse en otra habitación.

-Tengo que pedir rescate Bella-, gritó Edward desde afuera

-Aun estoy en negociaciones-, gritó siguiendo la broma mientras Edward se alejaba.

Poco después de que terminaran de arreglarse Esme toco su puerta ya vestida con un lindo traje azul, la falda y el saco acentuaban su cuerpo, mientras les sonreía a sus tres hijas, por que para Esme eso eran… sus tres hijas.

-Están hermosas… solo venia a despedirme, no vemos en un rato-, se despidió mientras las tres asentían, Bella se sentía incomoda sentada en la cama, jalaba su vestido pidiendo que la tela cubriera un poco mas, se miraba en el espejo, se sentía extraña sin los lentes, sus ojos estaban difuminados acentuando su mirada, su cabello, se sentía extraña, no se sentía ella, no estaba segura si esto era una buena idea.

-Bajen ya antes que tengamos que festejar los 10 años de la empresa-, gritó Emmett mientras Rosalie rodaba los ojos, fueron hacia las escaleras y bajaron para encontrarlos vestidos con camisa y pantalón de vestir, Edward y Emmett llevaban saco mientras Jasper solo la camisa abotonada, sentados frente al televisor.

-¿Pueden dejar de ver el futbol?-, preguntó Alice mientras Emmett reía negando

-Pero mira quien juega… en ese equipo hay muy buenas razones para mirar-, se burló Bella mientras Edward giraba su rostro para replicar, se quedo con la palabra en la boca mientras la veía, ahí parada, esta era la Bella que el conocía, la sensual, la de esos ojos hermosos sin barreras, sintió un punzada de celos por que quería ser él, solo él, el que conociera esa faceta de ella, pero de cualquier forma estaba loco con ella, así o con sus lentes y aquella falda, no importaba nada mas que ella.

-Nada de futbol-, susurró aun con la voz descompuesta tratando de componer el semblante, Alice soltó una risita mientras se acercaba a Jasper y le daba un beso en la mejilla.

-Por fin… amor ahora si siento que envejecí esperándote-, se quejó Emmett mientras le daba un beso a su esposa, salieron rumbo al auto seguidos de Jasper y Alice.

-Te ves hermosamente sensual-, le susurró Edward al oído a Bella mientras ella metía sus manos a los lados del saco.

-Y eso que no utilice el pants que traía para esta ocasión tan especial-, se burló ella.

-O la falda… todavía tengo la esperanza de volverla a ver-, susurró antes de besarla, Bella acaricio su abdomen por sobre la camisa mientras Edward acariciaba sintiendo la textura de la suave y fina tela del vestido.

-Pueden dejar de hacer eso… lo que sea que estén haciendo-, gritó Emmett mientras ambos reían, y Edward la tomaba de la mano para salir de la casa.

Llegaron a las oficinas para encontrarse con Esme al lado de Carlisle recibiendo a las personas, tanto trabajadores como invitados especiales, había varias mesas y un gran buffet, vino, refresco y otras bebidas, acomodados en la planta baja, no estaban ninguno de los sillones de espera, Bella se imaginaba que todo estaría en la parte de arriba junto a las oficinas.

Se sentaron los 6 en una mesa y los chicos trajeron algo de beber, Edward se sentó junto a Bella y esta le acaricio la pierna, sin darse cuenta que Edward se tenso por completo, ella río cuando el ronroneo en su oído.

-¿Y los muebles?-, preguntó Alice, Jasper señalo hacia arriba y Emmett negó con la cabeza.

-Debieron ver el trabajo para subirlos, aquí tu conejo y tu corazón de chocolate no ayudaron para nada, solo fui yo y mis músculos-, bromeó Emmett mientras señalaba primero a Edward y luego a Jasper.

Los seis rieron mientras la cena transcurría, vieron a Esme y Carlisle sentarse al lado de algunos clientes mientras las mesas se llenaban por completo, Edward se paro junto a Bella para ir por unas bebidas mientras una chica rubia se acerco a ellos.

-Edward Cullen no vas a saludar-, preguntó la mujer, Bella miro su vestido café demasiado corto para Forks aun con el clima aun bajo techo.

-Lauren, que gusto-, saludó Edward mientras tomaba la mano de Bella, para Lauren no paso desapercibido el gesto, barrio con descaro a Bella quien desvío la mirada y rodo los ojos.

-Esme invito a mi mamá y a mi papá, ya sabes, fuimos de sus primeros clientes-, sonrío excesivamente mientras el asentía.

-Mira te presento a Bella… mi novia-, anunció Edward mientras Lauren reía burlonamente, extendió la mano y le dio un beso en la mejilla a Bella mientras esta la miraba.

-¿Bella?...tu padres son irónicos-, se burló mientras la veía despectivamente, Edward no entendía de que iba esto, Lauren no tenia por que ser descortés, lo de ellos había pasado.

-Si bueno… al menos no tengo un nombre tan… como… como dijiste Edward… Lauren, si ya lo había escuchado, un amigo tuvo una fiesta de soltero exactamente con una chica con tu nombre… no conoces a Mike Newton ¿o si?-, dijo Bella en tono burlón mientras Edward llevaba una mano a su boca para evitar sonreír abiertamente, Lauren bufo y hecho su cabello hacia atrás.

-Insinúas algo-, siseo ella molesta

-Yo… claro que no, hablamos de nombres cierto-, inquirió Bella mientras reprimía el instinto de salir de ahí con Edward del brazo, Lauren se recompuso un poco y le sonrío a Edward mientras Bella estallaba por dentro, se acerco y le dio un beso en la mejilla.

-Hablamos Edward…-, se despidió y salio de allí, mientras Bella caminaba hacia la mesa con Edward siguiéndola.

-¿Qué hace ella aquí?-, preguntó Alice a Edward

-Mamá los invito…-, susurró molesto Bella no lo miro mientras se sentaban.

-Bella…-, la llamó y ella giro su rostro.

-Ella, bueno no se que fue eso pero no significa nada-, explicó el sin saber que decir, Bella se calmo y trato de recordar que en realidad no había que celar, lo que paso entre ellos, fue en otro tiempo, no le interesaba, el estaba aquí con ella.

-No eres tu… solo que no me gustan que te vean-, se acercó hasta rozar sus labios.

-Debería ser un delito verte así-, le dijo antes de besarlo, Edward acaricio su pierna desnuda por debajo de la mesa y ella sonrío.

-¿Estabas celosa?-, preguntó el con suficiencia.

-No lo voy a admitir-, dijo ella negando con la cabeza mientras Edward sonreía.

Estuvieron platicando y saludando a varios conocidos Edward presentaba a Bella mientras la sostenía de la cintura y ella sonreía, por momentos quería que esa palabra fuera real, “mi novia”, mas que eso ella quería proclamar lo mismo “mi novio”.

Esme pidió a Edward que fuera por los últimos canapés a una de las oficinas de arriba, le dio un ligero beso a Bella y subió mientras ella platicaba con Rosalie, después de unos momentos, Emmett invito a su esposa a bailar mientras Bella subía, encontró la sala de juntas entre abierta y entro silenciosamente para mirar a ciertos adolescentes algo pegados unos sobre otro.

-Alice… -, llamó ella y los dos se separaron mientras Jasper recomponía la postura.

-Bella me has dado un susto-, jadeo la menor de los Cullen.

-Y ni te quiero contar si hubiera sido otro y no yo-, bromeó Bella sonriendo.

-Solo nos besábamos Bella-, explicó Jasper

-Si bueno… aun no es tiempo para esos “besos”, vayan abajo antes de que alguien mas, un poco mas grande los encuentré no se… se les ocurre cualquiera de tus celosos hermanos-, inquirió mientras Alice bufaba bajito y hacia un mohín haciendo a Jasper sonreír.

-No es justo… no era mas de lo que tu hacías con Edward en la cocina-, la miró Alice picadamente.

-Si señorita pero aun somos 5 años mas grandes que ustedes así que… abajo…antes de que me arrepienta de haber hecho que la mini telenovela terminara-, Alice sonrío negando y Jasper la miro con gratitud mientras bajaban, Bella fue hacia la única oficina que tenia la luz encendida, la puerta estaba cerrada, iba a abrirla cuando oyó la voz de Edward.

-Lauren… esperan esto abajo-, replicó

-Solo quería saludarte… en privado-, anunció ella

-Bien ¿Qué crees?, ya lo hiciste-, replicó de nuevo el, mientras Bella sonreía bajito.

-Vamos Edward ya puedes dejar el papel, además no te estoy pidiendo nada, pero no vas a negar que nos divertimos, el que ella este aquí no cambia nada, hace un año según entendía ya era tu novia y aun así bueno esa noche fue muy bueno ¿o no?-, preguntó mientras Bella rechinaba los dientes, no importaba, ella sabia que en ese tiempo la mentira de la novia solo era una pantalla, ellos ni siquiera se conocían pero ahora era diferente y se lo iba a dejar muy en claro.

-Lauren… por favor-, pidió Edward mientras ella reía

-Te pongo nervioso-, preguntó con voz baja.

-No solo no te quiero alejar bruscamente-, respondió el exasperado.

-Vamos Edward se le ve que es simple… por favor, a ti te gustan mucho mas como diríamos… mujer-, terminó Lauren mientras Bella abría la puerta harta de toda esa habladuría, con la sangre hirviendo, Edward abrió los ojos con miedo de que ella creyera lo que todo eso podría significar. Para su sorpresa Bella camino con una sonrisa hasta Lauren mientras esta la miraba maliciosamente.

-Lauren… querida… de verdad te entiendo mira que después de haber pasado una noche con Edward entiendo que te arrastres de verdad que si… no te culpo… tan solo mírame la cara, pero ven te voy a explicar-, se burló mientras la tomaba del hombro y Lauren se alejaba enojada de que ella no hubiera peleado con Edward.

-Veras existen algunos juguetitos… ya sabes aparatitos que te pueden ayudar con tu necesidad por que el… bueno no creo que pueda estar libre de nuevo-, se acercó a Edward y lo beso mientras Lauren salía furica.

-Touche-, susurró Edward, Bella sonrío tenuemente, pero toda aquella actuación no era verdad por que aun las palabras de ella retumbaban en su cabeza, ¿Y si no era lo suficiente para el?, Edward podría prometer muchas cosas ahora pero cuanto duraría, y si se cansaba de ella, y si al regresar se ponía a comparar, las inseguridades golpearon mientras regresaban abajo. Edward noto que Bella no estaba bien, permaneció algo abstraída el resto de la noche, quizás pensó que si se molesto por aquellas ridiculeces de Lauren pero no tuvo oportunidad para hablar con ella, al menos no frente a todos.

Ya entrada la madrugada la gente fue despidiéndose hasta que solo quedo la familia, comenzaron a recoger las mesas, juntaron la basura y las botellas, Esme, Carlisle, Alice y Jasper se fueron en el auto del doctor, Emmett se llevaría el auto de Esme y Edward el propio.

-Bien hora de la camita-, se despidió Emmett mientras salía con Rosalie, Edward asintió mientras acomodaba las últimas sillas plegables.

Bella subió para dejar la mantelería en la sala de juntas, que en realidad era el pretexto para esquivar a Edward no quería regresar a la casa, no quería estar en la habitación, se sentía insegura, aun cuando no lo quisiera, temía que Edward la comparara con cualquier otra, quizás no hoy pero si después, lo peor es que en realidad ellos no tenían nada, fácilmente el podía irse.

Salio de la sala de juntas y se disponía a bajar miro la oficina donde antes el le había enseñado sus dibujos fue hasta ahí y la abrió, entro para quedarse parada frente al escritorio con los dibujos sobre el.

-Bella…-, susurró Edward mientras ella no se giro

-Bella… si te molesto que Lauren estuviera ahí… no-, comenzó Edward confuso temía perderla por una idiotez.

-Olvídalo-, susurró Bella

-No… dime que te pasa-, preguntó el detrás de ella sin tocarla solo la electricidad de sus cuerpos chocando

-Nada-, murmuró Bella

-Pues ese nada me esta molestando, sinceramente no te entiendo yo no hice nada-, espectó Edward algo molesto

-Ella tiene razón… desde cuando tus gustos cambiaron tanto-, susurró Bella mientras Edward se llevaba una mano al puente de la nariz.

-De eso va todo-, contestó Edward.

-No me vas a venir a decir que yo soy la mujer mas hermosa del mundo Edward…-, se burló Bella mientras el la giraba casi con enojo contenido.

-No, no te voy a decir… sabes si estamos en ese plan entonces tu explícame por que de verdad yo no te puedo responder… hace unos meses, me hubiera acostado con Lauren ante sus insinuaciones-, murmuró Edward enojado, enojado por que ella no entendiera, ella era todo, la única que lo ponía a mil, la única que lo sacaba de la realidad, la única que lo divertía, la única, así de sencillo.

-No necesito saberlo-, replicó Bella entre dientes.

-No, si lo necesitas… por que no se que me hiciste-, continuó mientras la encerraba entre el escritorio y su cuerpo, levantó su cara con su mano obligándola a mirarlo.

-No me movió ni un cabello… no he pensado en nada mas desde que te vi con esto-, señaló el vestido con coraje.

-No he pensado en nada mas que hacerte mía...-, le dijo antes de besarla impaciente ella respondió solo un momento antes de alejarse.

-Eres hombre Edward…-, espectó

-Eso no importa sin ti, que no entiendes… eres mi dueña… me tienes en tus manos…-, murmuró mientras la volvía a besar con impaciencia,

Bella enredo sus dedos en su cabello mientras lo acercaba a el, su dueña, eso era lo que ella quería ser, quería que el fuera suyo, todo el, para siempre, ella ya le pertenecía, eran dos partes incompletas separadas.

Edward la alzo solo un poco para que quedara sentada en el escritorio, los papales se arrugaron pero ninguno de los dos se inmuto, Edward besó y lamió su cuello mientras ella lo separaba solo un poco.

-Eres mío Edward Cullen… mío-, anunció mientras lo atraía y lo besaba, el acarició sus piernas y subió su vestido hasta sus muslos, Bella comenzó a desabrochar su camisa, al punto de que los botones desistieron, Edward se separo y deshizo el moño del vestido y separó los lados lentamente, para mirar el conjunto de lencería que llevaba, Bella se mordió el labio antes su mirada, era el único conjunto que ella llevaba para el viaje, al menos el único lo suficientemente revelador, Edward la beso deslizando el vestido por sus brazos, Bella comenzó a desabrochar el pantalón mientras el acariciaba sus senos por encima del encaje haciéndola gemir, Edward saco el condón de la parte de atrás de su pantalón y se deshizo de la estorbosa prenda, beso de nuevo a Bella mientras ella acariciaba su trasero y metía sus manos por dentro de sus boxers.

Edward beso su hombro y la inclino para besar sus pechos sobre la tela, Bella gimió y se arqueo mas mientras sus piernas se enredaban alrededor de sus caderas.

Edward deslizo una de sus manos por debajo del sostén mientras Bella se mordía el labio.

Lo alejo con un gruñido y se deshizo del estorboso sostén ella misma mientras Edward sonreía, Bella lo alejo un poco mas mientras se levantaba y se quitaba lentamente su ultima prenda, Edward no apartaba su mirada mientras su erección palpitaba volviéndolo loco.

Bella volvió a sentarse en el escritorio con las piernas abiertas, sin inhibiciones y sin temor, por que el que tenia enfrente era el hombre al que amaba, Edward se acerco y las manos de Bella quitaron su estorbosa ropa interior, tomo el condón y lo coloco mientras Edward la besaba mordiendo tenuemente sus labios, lo apretó con las dos manos haciéndolo jadear y después lo condujo hasta su entrada mientras ella gemía tenuemente, Edward la tomo por la cintura y entro en ella de un golpe, Bella enredo sus piernas y hecho sus manos hacia atrás para sostenerse del escritorio mientras Edward lamia y jugaba con sus pezones y sus embestidas era insistentes, y muy profundas.

Edward sentía y solo quería mas y mas, la sensación era tan fuerte solo imaginable con una persona… aquella a la que amas, sin razones o sin explicación, solo la amas.

La levanto un poco para encontrar su boca y sus lenguas danzaron mientras el seguía con sus movimientos y Bella gemía en su boca, mordió su cuello y el lóbulo de su oreja, Se separo solo un poco para mirarla mientras hacia lentos círculos dentro de ella, ella lo miraba a los ojos, ambas miradas gritaban lo que sus bocas ya no pudieron callar.

-Te amo-, gimió Bella mientras el la besaba.

-Y yo a ti… Bella-, dijo mientras empujaba fuerte y sentía como todo se vaciaba, como ella se retorcía y gritaba.

_____________________________________

tengo solo tres cosas que decir al respecto...
como de costumbre Lauren provocó la primera punzada de celos, pero esta ha sido prueba superada... en serio chic@s Bella es mi heroína jajajaja

no sé ustedes, pero a mi la declaración me pareció perfecta... tanto como este acuerdo...
y mmmm... la noche a penas comienza...muajajaja
cuidense y coman chocolates, suspiren y...
Nos leemos prontito!!


Bellany G.
**Mi razón de ser eres tú**


pdta. Actualización dedicada a dos de mis suspiradoras más constantes... Nena Cullen y su cuñada (en serio chicas, cuidado con el jefe jejeje) besos!!

6 Comments:

  1. Karen said...
    OMG!!!!! TIENES RAZON ESA DECLARACION FUE SIMPLEMENTE PERFECTA....
    *^.^+*trinemily*+^.^* said...
    hahha que calor!!!
    me eeennnccaaannntttooo esssttte caapppp llloooo aammmooo y lllooo ammmaaarrree jejejjeje enserio me gusto haha chicos se enamoraron y se entregaron con todo el amor y pasion haha me encanta ellos esta hecho el uno para el otro!! me encanta! me encanta!! ahah ed eres todo lo q uno puede perdi tan bello! lo amo me gusto como hablo aqui! ah su dueña lo amo!!! quiero el otro cap lo espero mañana belllaannyy publicar el proximo cap enserio q ya no importa q se acabe solo importa difrutar jejej como este! se les quiere un monto chiks y xoxos que dios les bendiga y les ilumine salu amor paz y mucho mucho mas xoxos!!! mucho amor!!!! XP
    Anónimo said...
    OMG, NO LO HABIA PODIDO LEER, Y DE VERDAD ESTOS DOS ESTAN QUE EXPLOTAN, EDWARD AHHHHHHHH TAN BELLO Y ROMANTICO COMO SIEMPRE, ESTO ES UNA DULZURA, QUIERO MAS, PLISSSSSSSSSSSSSSSSSS ACTUALIZA PRONTO, SUSPIROS INCONTROLABLES
    Anónimo said...
    hola apenas tengo dos dias mirando tus historias y te dire que son perfectas me tienes encantada escribes genial y lo mejor es que casi todoas las historias son de bella y edward que son mi pareja preferida te felizito y esopero sigas escribiendo a ver como sigue este negosio mujajajjajaajajaja
    att: liliana brito de colombia
    Anónimo said...
    POR DIOS SANTO, ESTA PAREJA HACE QUE UNO PIERDA TODA NOCION DEL TIEMPO, AMO A EDWARD, EL ES LA TERNURA EN PERSONA, QUIEN PUDIERA TENER UNO ASI DE VERDAD,JAJAJA, ACTUALIZA PRONTO PLISSSSSSS, ESTOY QUE SUSPIRO HASTA DORMIDA, MUAAAAAAAAAAAA, XOXO
    Anónimo said...
    dios que decaracion te quedo perfecta ,no puedo esperar por ver el siguiente cap,de verdad que lo bordan , espero pronto la siguiente actualicacion

    un besazo

Post a Comment