miércoles, 23 de septiembre de 2009

Este capítulo es en recompensa a todo el enredo que provoqué con la confusión de capítulos... MIL DISCULPAS!!

Capítulo 7. Jugando Al Billar y A Los Dardos


Edward POV

Bien chicos, vamos a ponernos en camino.- Gritó Emmett. –Montémonos en mi jeep, así podremos viajar juntos.-

Todos nos encaminamos a subir al impresionante jeep de Emmett. Me sonrío con una sonrisa que delataba perfectamente su personalidad. Rosalie, evidentemente, se sentó al lado de Emmett, en el asiento copiloto; por lo que el resto de nosotros nos sentamos en la parte de atrás. Por lo general era yo el que conducía siempre, llevando a todos dentro de mi flamante Volvo. Pero esta vez hice una excepción: pasé el honor de conducir a Emmett para que así yo pudiera sentarme en la parte de atrás con Bella.

Era como si nunca me cansara de estar junto a ella. No sé lo que me ha hecho, pero me ha intoxicado completamente. Y la manera en que me miró esta noche…No hay suficientes palabras en el inglés para describir aquello, y dudo que las haya en el francés… e incluso juntando ambos idiomas. Ella es ÚNICA, y digo única porque no hay ningún ser en toda la creación que la haga justicia.

Jasper ayudó a Alice a subir al coche y a continuación subió tras ella con el fin de colocarse a su lado en el asiento de atrás. Pero por alguna razón Bella dudó, me llevó unos instantes darme cuenta de que eso sería un gran salto para ella, sobre todo teniendo en cuenta que llevaba tacones y que esto aumentaba notablemente el peligro de llevarse una caída.

Me acerqué un poco más a ella. -¿Problemas?- la pregunté.

-Es que es un gran salto para mí.- me susurró. Parecía un poco avergonzada a juzgar por el tono rosado que habían adquirido sus mejillas. Dios, era adorable.

-Tranquila, te ayudare.- Coloqué mis manos a ambos lados de su esbelta cintura y la levanté lo necesario para que ella pudiera llegar al asiento del jeep. Me encantó que fuese capaz de recogerla tan fácilmente. Sé que suena un poco ridículo, pero me hizo sentir muy varonil. Nunca había cogido a una mujer antes y me alegró ver que podía hacerlo. Después de que se acomodara subí al asiento tras ella y cerré la puerta del coche.

Giró su cabeza hacia mí y me susurró. –Gracias.- Sus mejillas tomaron rápidamente un tono más oscuro, prácticamente rojo. Demasiado impresionado por la belleza de su voz, simplemente me limité a sonreír, lo que hizo que se tornaran en un rojo muy intenso. No quería avergonzarla, pero me encantaba ver ese color en sus mejillas.

Durante todo el viaje no pude pensar más que en su mirada. Era tan encantadora, era como estar en un cuento de hadas.

De vez en cuando ella giraba la vista hacia mí. Entonces mis verdes ojos se sumían en las profundidades de los suyos, era como si no tuvieran fin. Yo siempre me negaba a romper aquella conexión. Ella siempre acababa sonrojándose y girar la vista hacia abajo. No pude evitar reír entre dientes, ella era demasiado hermosa para avergonzarse por chorradas.

Sin embargo pronto llegamos al bar “Chuck´s Sports”. Había sido una buena idea que Alice lo hubiera reservado con anterioridad. Ella siempre ha tenido un don para saber cuando las cosas iban a salir bien. Sin embargo no había que ser una psíquica para adivinar que el bar “Chuck´s Sports” estaría lleno un viernes por la noche.

Cuando entramos en el bar me percaté de que en su mayoría la gente que estaba en él eran hombres. Todo el mundo empezó a mirarnos a nosotros. Y con lo de a nosotros me refiero a las chicas. Observé que la mayoría de las miradas iban en dirección a Bella, aunque dudo que ella lo notara. Lo odiaba. La miraban como si tan solo fuera un pedazo de carne. Ella era demasiado hermosa como para llegar a estar con cualquiera de éstos asquerosos salidos.

El chico que estaba trabajando detrás de la barra se acercó a nosotros, sin embargo, él tenía los ojos clavados en Bella. Caminó hacia ella y lanzándola una pícara sonrisa dijo.

–Hola. Bienvenida al bar “Chuck´s Sports” ¿Qué puedo hacer por usted?- Preguntó.

Todavía no había apartado la mirada de Bella… de su culo. Él no me gustaba.

-Teníamos una reserva a nombre de los Cullen.- Le dijo Alice distrayéndole por un momento. Pero tan rápido como acabó de hablar, el muchacho volvió a mirar a Bella.

-Bien, es aquí a la derecha, síganme.- Él nos guió hasta la parte del restaurante del bar, allí nos indicó una mesa con bancos corridos.

-Su camarero les atenderá enseguida.- Añadió. Entonces el guiñó un ojo a Bella y se fue.

-Guau Bella.- Dijo Rosalie. –Quizás deberías vestirte todos los días como hoy.- Ella ruborizada miró hacia abajo. Y aunque me gustaba como estaba ella esta noche, no quería que se vistiera otra vez de esta manera en público. Se que ella no me pertenece, y que no tengo derecho a decir esto, pero odiaba a esos hombres, si se les puede llamar hombres, odiaba que la mirasen así… Yo quería ser el único autorizado a mirarla.

-No me gusta él.- Dije entre dientes. –Pienso que es muy poco profesional.- Y era la verdad. ¿Qué clase de trabajo es este? Dudo que se trate de mirar el culo a los clientes.

-Pero tío es un bar.- Replicó Emmett. –Nadie es profesional cuando tiene delante a una hermosa muchacha.- Dijo guiñándome un ojo.

Bueno, la verdad es que Emmett tenía razón. Trabajase donde trabajase, si viera a Bella vestida así no habría manera de que yo mirase a otra cosa que no fuese Bella.

-Emmm, gracias Emmett.- Dijo ella. –Aunque creo que deberías pedir cita para ir al oftalmólogo.- Ella no se daba cuenta de lo hermosa que era. Decidí decírselo.

Acerqué mis labios a su oído de tal forma que nuestras pieles estuvieran separadas tan solo a unos cuantos milímetros, entonces le susurré. –Tiene razón, estás impresionante esta noche.- Esperaba que ella fuese capaz de captar la sinceridad de mi voz. Luego me aparté. Su aroma era demasiado embriagador como para estar demasiado tiempo cerca de ella sin marearte.

Estuvimos hablando un minuto o así hasta que se acercó el camarero. Era alto, un chico rubio de unos 20 o 21 años. Empezó a mirar a Bella de igual manera que los otros, y al instante yo también le odiaba.

-Hola, me llamo Mike y seré su camarero durante esta noche, antes de todo, ¿puedo ofrecerles algo de beber?- Dijo mirándonos a todos nosotros uno por uno hasta finalmente parar la vista una vez más en Bella. Definitivamente era un gilipollas como los demás.

-Creo que con dos botellas de coca cola bastará.- Dijo Jasper. Mike asintió y volvió a fijar la vista en Bella. La verdad es que me sentía un poco ofendido. Vamos a usar la lógica. Aquí hay sentados tres chicos y tres chicas ¿No da por entendido que todos estamos juntos? ¿Estaba Bella tan lejos de mi nivel que aquel chico pensaba que él podría seducirla? La verdad es que era un pensamiento deprimente.

Pero él continuaba sin apartar la vista de ella. –Puedo ofrecerle algo especial.- La dijo con lo que se supone que tendría que ser una voz sexy, pero que a mí solo me provocó ganas de vomitar. Desee con todas mis fuerzas que a Bella no le resultase atractivo

-En este momento estoy bien.- Le dijo a él. Creo que estaba tratando de hacerse la dura con aquel tipo sin saltarse alguna indirecta. Estaba totalmente convencido de que ella no estaba interesada en aquel imbécil.

Mike se acercó más a ella por lo que Bella se alejó de él lo que ocasionó que se acercara más a mí.

-Hágamelo saber si cambia de opinión.- Dijo soplándola en la cara, pero yo también capté su aliento y era asqueroso. Ella simplemente se limitó a asentir con la cabeza y Mike se retiró.

-Bueno, esto ha sido realmente asqueroso.- Dijo ella mientras reía disimuladamente. –Me siento sucia solo por hablar con este saco de mierda.

Todos decidimos tomar unas hamburguesas y unas alas de pollo. Por eso, cuando Mike regresó, aunque trató a toda costa de hablar con Bella, con la única persona con la que tuvo que hablar fue con Emmet, eso estuvo bien, porque no creo que yo hubiera podido aguantar estas tonterías mucho más tiempo. Si intentaba Mike hacer algo más, tomaría cartas en el asunto.

Regresó un par de minutos más tarde llevando nuestra comida y a cada uno nos entregó una bandeja que contenía la hamburguesa y patatas fritas.

-¿Hay algo más que pueda ofrecerles?- Él se dirigía a Bella como de costumbre. –Cualquier cosa.- Éste tío iba a tener problemas como siguiese así. Yo estaba dejando que el gilipollas este coqueteara con Bella.

La envolví con mi brazo izquierdo mientras ella apoyaba su rostro en mi cuello. ¡Dios, olía tan bien! Mis labios rozaban su cuello. Se supone que sólo era un abrazo cariñoso, y a continuación volvería a mi postura inicial, pero ella olía tan bien… como a Fresia, y su piel al contacto con mis labios era tan suave. Así que dejé mis labios ahí y hable pegado a su cuello “Sí, amor, ¿Hay algo más que necesites?” dije en lo que rezaba que fuera una voz sexy.

Asumí que funcionó porque no sentí más su respiración debajo de mí. Y no respondió.

Luego besé su cuello. No quería hacerlo. Estaba tan abrumado por esta mujer que mis instintos salieron, y la besé en su impresionante suave piel. Luego aparté la mirada hasta este Mike.

“Creo que está bien por el momento, pero si necesita algo, estoy seguro de que yo puedo ayudarla con lo que sea que necesite, gracias” Y luego volví mis labios a su cuello, besándolo hasta que Mike desapareció.

Quería quedarme ahí, pero ya no tenía excusa una vez Mike se fuera.

Me senté y dejé mi brazo por encima de los hombros de Bella. Creo que al menos podría mantenerlo ahí mientras ella no se diera cuenta. El resto del grupo estaba riéndose incontrolablemente. Creo que hice un gran trabajo, si me permito decirlo.

Bella se inclinó hacia mi oreja de manera que rozaba mi lóbulo con sus labios “Gracias, Edward” dijo en una increíble voz sexy (si lo estaba haciendo a posta o no, no sé, pero me daba igual) y luego besó mi mejilla.

“Créeme, fue un placer. Quiero mantenerte alejada de esa vil criatura lo más lejos posible” la mesa comenzó a reírse otra vez.

Pasamos el resto de la comida hablando y riendo sobre las cosas tan extrañas que han pasado desde que salimos todos juntos. Cosas como cuando Emmet se quemó media ceja encendiendo un fuego de gas. Luego nos dirigimos al bar y tomamos un par de bebidas.

"He retado a Edward a jugar al billar." anunció Emmett.

"Tu funeral." contesté con risas mientras que me ponía de pié y me dirigía a la mesa de billar.

Jasper se quedó detrás y se sentó en un taburete de la barra con Alice en su regazo. Rose vino a la mesa para animar a Emmett, y Bella se sentó en la barra con Alice y Jasper.

"Tío, te gusta de verdad, ¿no?" Preguntó Emmett mientras yo miraba a Bella, y respondía asintiendo. Me miró y sonrió, y sonreí más aún. Pero entonces vi a un chico acercarse y sentarse a su lado. Qué pasaba con estos chicos. Mi cara debió reflejar mi furia porque Bella parecía confundida y luego miró a su lado para ver al chico nuevo repasando su...culo.

"Vamos, tu turno." Emmett me despertó de mi ensimismamiento. Continué con el juego, intentando desesperadamente no mirar a Bella. No quería saber si le gustó el chico. Si le gustó, no estoy seguro de poder manejarlo. No había manera de poder manejar aquello. Y nada le pasaría a ella con Jasper y Alice allí. Pero el juego no duró mucho más, y otra vez gané a Emmett.

"Hey, ¿dónde está Rose?" pregunté, dándome cuenta que ella ya no estaba con nosotros. Miré en la barra para verla riéndose incontrolablemente con Bella, y sentada en el taburete dónde antes se sentó aquel chico.

"¿Qué está pasando aquí?" preguntó Emmett una vez en la barra.

"Oh, simplemente Bella diciéndole a un tío que es lesviana para librarse de bailar que él. Ya sabes, lo normal." respondió Alice con risas. La risa de Emmet envolvió el lugar entero y miré a Bella en estado de shock mientras me reía con él. Quién imaginaba que fuera así. Nunca dejaba de sorprenderme.

"Buen trabajo, peque." dijo Emmett, dándole unas palmaditas en la espalda.

"Gracias, lo intento." respondió. Me reí en mis adentros del sarcasmo... era tan ingeniosa. "Entonces, ¿quién ha ganado?" Emmett quedó en silencio. "Me tomo eso como un Edward."

"Tío, siempre gana. ¿Por qué sigues insistiendo?" Preguntó Jasper con una risita.

"Cállate." Le gritó Emmet a Jasper. "Hey, tienen un karaoke aquí. Vamos a escuchar Rose."

"Oh, nosotros también vamos." gritó Alice levantándose de Jasper y tirando de él hasta la otra punta del bar.

"¿Quieres ir a ver?" pregunté a Bella. Estaba bien haciendo cualquier cosa que ella quisiera hacer.

"Bueno, me estaba preguntando si me enseñarías a jugar al billar." me preguntó, mirándome desde debajo de sus pestañas. Mi corazón dio un vuelco. Nunca antes me había mirado así y me gustaba...y ¡mucho! “Pareces ser lo suficientemente bueno para enseñarme."

¿Estaba ligando conmigo?

"Sí, claro. Será un placer. Vamos." Me lancé a la oportunidad de estar a solas con ella otra vez. Le ofrecí mi mano para ayudarla a bajar, la cual cogió sin vacilar, y la conduje hasta la mesa.

Coloqué las bolas y empecé a explicarle las reglas del juego pero me interrumpió. "Edward, sé cómo jugar, me defiendo. No hace falta que me expliques el juego entero. Sólo necesito ayuda con mis tiros." me dijo.

"Vale." dije, sintiéndome un poco estúpido. "Déjame romper primero y luego practicaremos un par de tiros."

Caminé hasta la otra punta de la mesa y me coloqué para romper. Tengo que admitirlo, ella en la otra punta de la mesa, era más que un poco distrayente. Pero con una gran demostración de concentración, rompí bastante bien, rompiéndolas en dos.

"Vale, ahora, ¿qué bola quieres intentar meter?" le pregunté- Señaló al 9. "Vale, prepárate." La observé mientras se inclinaba sobre la mesa, dejándome una fantástica vista de su trasero en esos mini shorts. ¡Edward! Me grité a mí mismo. Sabía que esa no era manera de tratar a una mujer. Pero luego, otra vez, las palabras de Emmet volvieron a mí.

Me puse detrás de ella y pegué mi cuerpo al de ella y deslicé mis brazos hasta los de ella. Desearía poder quedarme en aquella posición para siempre... bueno, a lo mejor hubiéramos cambiado un poco la posición... tranquilízate Edward, si te excitas lo notará.

Dejé que mis labios apresaran su lóbulo, al igual que ella había hecho antes. "Ahora agáchate...aquí." Dije, agachándola un poco más. "Bien, ahora metámosla en el agujero." Dije con mi voz más sexy, deseando que entendiera la insinuación.

Estoy bastante seguro de que funcionó porque estaba congelada delante de mí. "Aquí, te ayudaré a meterla." Dije en un tono que incitaba sexo. Quería que su mente fuera directamente al tema... justo dónde estaba la mía. "¿Estás preparada?" Pregunté, podía sentir su cuerpo temblar debajo del mío debido a su fuerte respiración. Me encantaba poder tener ese efecto en ella.

Ella simplemente asintió y juntos, dimos a la bola. La bola 9 fue directa al agujero, cómo sabía que haría. Me aparté un poco de ella, sólo lo justo.

"¿Lo ves? Fácil, ¿verdad que lo es?" Dije con una sonrisa.

"Creo que ha sido más difícil para mí que para ti." Me dijo. Si ella supiera lo que tuve que controlarme. Estuve tan tentado de tirarla en la mesa y empezar a hacerle el amor.

"Bueno, la práctica hace la perfección. Y hay muchas bolas que necesitan tu ayuda." Dije con una sonrisa torcida... pensando en un par de bolas concretas que podía ayudarla. Estaba bastante seguro que entendió el mensaje porque se le cayó el palo de billar donde yo estaba.

Lo recogí y se lo devolví. El resto del tiempo, seguí ayudándola más de lo necesario, hasta que no quedó una sola bola. Incluso la ayudé a meter la bola blanca.

"Tienes talento natural." Le dije mientras dejaba el palo aparte.

"Sí, seguro." Se rió y no pude hacer otra cosa de unirme a aquel sonido musical.

"Hey chicos, venid a ver a esta gente cantar, ¡es bastante entretenido!" Dijo Jasper.

Bella y yo fuimos y nos quedamos en la pista de baile mientras que alguien en el escenario cantaba una versión horrible de la canción de Elvis " Burning Love". No pudimos hacer otra cosa que reírnos de ello. Era tan malo.

"Hey" Dijo Alice mirándonos. "Os apunté a los dos para cantar, y creo que sois los siguientes." Bella inmediatamente dejó de sonreír y tomó el aspecto de estar a punto de desmayarse.

"¿Qué?" Preguntó pareciendo aterrorizada.

"Oh, vamos, tienes una voz impresionante. Los dos la tenéis. Y es una canción que ambos conocéis. ¡Va a ser tan divertido!" Dijo, y se fue.

"Vale, los siguientes son Bella y Edward. Subid aquí chicos." Anunció el DJ. Me miró, asustada, pero la sonreí, cogí del brazo y llevé hasta el escenario.

Teníamos cada uno su propio micro y la música empezó. Voy a matar a mi hermana. Pero tengo que admitirlo, encajaba perfectamente, lo que lo hacía un poco más divertido.

Empecé con la parte que cantaban The Temptations:

I'm gonna do all the thing for you
A girl wants a man to do
Oh, baby (Oh, baby)
I'll sacrifice for you
I'll even do wrong for you
Oh, baby (Oh, baby)

Every minute, every hour
I'm gonna shower you
With love and affection
Look out, it's comin' in your direction
And I'm gonna make you love me

Oh, yes I will
Yes I will
I'm gonna make you love me
Oh, yes I will
Yes I will


Bella cantó la siguiente estrofa:

Look here
My love is strong, you see
I know you'll never get tired of me
Oh, baby (Oh, baby)

And I'm gonna use every trick in the book
I'll try my best to get you hooked
Hey, baby (Hey, baby)
And every night, every day

I'm gonna say
I'm gonna get you, I'm gonna get you
Look out boy, 'cause I'm gonna get you
I'm gonna make you love me

Oh, yes I will
Yes I will
And I'm gonna make you love me
Oh, yes I will
You know I will


Dio unos pasos hacia mi mientras cantaba la siguiente parte. Casi monto una tienda de campaña en mis pantalones en esos mismos momentos.¡ La manera en la que me estaba mirando era impresionante!

Every breathe I take
And each and every step I make
Brings me closer, baby
Closer to you
.

Rodeé su cintura con la mano que no estaba sujetando el micro, y canté mi parte.

And with each beat of my heart
For every day we're apart
I'll hunger for every wasted hour


Cantamos la última parte juntos.

And I...
Every night
And every day
I'm gonna get you, I'm gonna get you

Look out, 'cause I'm gonna get you
I'm gonna make you love me
Oh, yes I will

Yes I will
I'm gonna make you love me
Oh, yes I will
Yes I will

I'm gonna make you love me
Oh, yes I will
Yes I will

I'm gonna make you love me
Oh, yes I will
Yes I will


El público estalló en aplausos y silbidos. Bajamos del escenario para ser abrazados por todos nuestros amigos.

Nos quedamos allí un par de horas más, escuchando otras personas cantando y riéndonos de ellos, o realmente disfrutando. Me quedé al lado de Bella el resto de la noche y andamos y nos reímos mucho. No recuerdo la última vez que me lo pasé tan bien.

"Hey, ¿te apetece hacer 1 partida de dardos?" le pregunté, buscando cualquier excusa para rodearla otra vez con mis brazos.

"Solo si no hay nadie alrededor a quien pueda matar." se rió." No soy muy buena."

"No te preocupes, yo te enseño." le aseguré, y la cogí de la mano para conducirla hasta el bar.

"Hey, ¿nos puede dar los dardos por favor?" le pregunté al chico que antes se había quedado mirando el culo de Bella.

"Claro." dijo con una sonrisa." Me quedaré con la chica a modo de pago." dijo mirando a Bella.

"¿Perdona?" pregunté, mi expresión ahora era de furia y enojo.

"Quiero pasármelo bien con esta dulce inocente chica. Me juego lo que quieras a que nunca la han tocado. Quiero tocarla por primera vez."

Me dirigí hacia él, preparado para darle su merecido cuando Bella me empujó y me apartó. "¿Cuál es tu problema enfermo mental?" Le gritó. Le abofeteó en toda la cara. "¿Cómo te atreves a hablarme así?".

"Oh, vamos cariño. Sólo es para divertirme. Siempre son las más inocentes las más estrechas."

Eso era todo. Eché hacia atrás mi brazo derecho y lo dejé volar, dándole un buen puñetazo en toda la cara. Estaba en el suelo, con la nariz sangrando.

"Vámonos, salgamos de este infierno." Dije, rodeando la cintura de Bella con mi brazo y acercándomela. Ningún otro se acercaría a ella esta noche, ¡NI UNO!

Seguía furioso incluso cuando estábamos ya en el Jeep. Me negué a dejar a Bella, y apretaba con fuerza mi mandíbula, parecía que estuviera a punto de romperse de tanta fuerza. Ese enfermo hijo de puta. ¿Cómo se atrevió a pensar de Bella así? Sólo quería volver y terminar aquello que había empezado...

"Edward, ¿estás bien?" me preguntó Bella muy preocupada.

Miré abajo y sonreí lo mejor que pude aunque mi furia continuaba. Pero sabía que se daría cuenta de que era una sonrisa forzada.

"Gracias." me susurró. Aún no estaba listo para hablar de aquello, simplemente cogí su mano izquierda, la besé, y seguí mirando por la ventana.

Cuando llegamos a casa ya era la 1:43 am. Todos nos dimos las buenas noches y nos fuimos a nuestras habitaciones separadas.

"¿Quieres darte una ducha antes de ir a la cama?" pregunté a Bella, sabiendo que ella prefería ducharse por la noche.

"Eso sería genial." Contestó con una sonrisa. "No te importa que duerma en tu habitación otra vez, ¿no?" me preguntó. ¿Estaba loca? No había otra cosa que deseara más. Bueno, había un par de cosas que deseaba más, pero todas ellas le concernían a ella, y sin ropa... ¡COMPÓRTATE! me grité a mí mismo.

"No del todo." contesté mientras le besaba la mejilla. NO pude evitar besarla en algún sitio. "me cambiaré mientras que estés en la ducha."

"Uh-huh." fue todo lo que dijo cuando se dio la vuelta para irse al baño.

Me puse rápidamente el pantalón del pijama y me quité la camiseta. Lancé la ropa sucia y me tumbé en la cama, esperando a mi ángel. Cuando salió de la ducha, me sonrió y se tumbó en su lado de la cama. Me encantaba que compartiéramos cama. Aunque nada más, por lo menos compartíamos esta pequeña cosa. Esto era nuestro.

En cuanto estuvo en la cama, la abracé. "Bella, siento todo lo que te dijo ese chico." Estaba tan asqueado de él. Me hizo odiar que estuviéramos en el mismo grupo de espécimen mientras que el era...escoria.

Para mi disfrute me abrazó, fuertemente. "Está bien. Soy una chica mayor. Pero fue todo un detalle por tu parte que me ayudaras." me dijo, pareciendo que ya no le afectara el tema. Tenía razón. Hoy había demostrado que podía cuidarse ella solita.

"Me sorprendió bastante que pudieras hablar con tanta fuerza y veneno." le dije sinceramente. Nunca la había escuchado hablar así. Fue un descubrimiento. Me hizo pensar en que otras cosas salvajes seguí escondiendo debajo de esa apariencia exterior inocente.

"Bueno, creo que aprenderás un par de cosas nuevas sobre mí este verano." me dijo con un guiño. Estaba jugando conmigo...y me gustaba.

"En ese caso, no puedo esperar." ronroneé en su oído. De verdad, no podía. De repente quería saber todo de esa mujer.

Se tumbó detrás de mí y me incliné sobre ella para apagar la lámpara de la mesilla. Rocé mi torso contra el suyo a propósito, y luego me tumbé. Cerní mis brazos en torno a su cintura, queriendo protegerla para siempre. Pero se congeló en mis brazos. A lo mejor, no debí haber hecho eso. ¿Debería apartarme? Me empecé a asustar.

"Solo quería asegurar de que estás a salvo." le dije.

"Siempre estaré a salvo contigo." Me respondió con una dulce voz. Le di un fuerte apretón y la dejé dormirse.

Nunca estuve seguro de si el paraíso existía. Nunca fui demasiado religioso. Pero estando tumbado ahí, con Bella entre mis brazos, no importaba. Este era mi paraíso. El único que siempre quise. Si mis brazos estuvieran para siempre vacios, mi corazón posiblemente se rompería. Algo me ha pasado en estos dos días que me ha cambiado completamente. Sentía como que Bella era mi vida ahora. Ella era una droga. La heroína para mi adicción. Y no la conseguiría de ninguna otra manera.

(N/T: La letra de la canción traducida está en el capítulo anterior -Bella POV con el mismo título-)

__________________________________

ahora si... estos han sido mis 'señales de vida' por hoy... no olviden que l@s quiero un montón...
mmmmm en cuanto al fic solo les puedo decir que esto es apenas el inicio, habrá mucho, muchisimo más y claro de lo que a todos nos gusta muajajaja...
CUIDENSE MUCHISISISISIMO!!!, suspiren y...
Nos leemos pronto!!


Bellany G.
**Muerta sin ti**


pdta. POR FAVOR REVISEN EL COMENTARIO EN "ACUERDO PERFECTO" ES MUY IMPORTANTE PARA MI... GRACIAS

3 Comments:

  1. Anónimo said...
    OMG, ESTO ESTA QUE ARDE, ME ENCANTA EDWARD, LO AMOOOOOOOOO, Y BELLA NO SE QUEDA ATRAS ESTA CHICA ME LO VA A VOLVER LOCO, ESTOY ANSIOSA POR LO QUE VA A EMPEZAR A SUCEDER DE AHORA EN ADELANTE, ESPERO QUE TOMEN MUCHAS LEMMONADAS, JAJA, SUSPIREN CHICAS, AHHHHHHHHHHHHHHHH, XOXO
    laura said...
    uuaauuuu esta esto que se sale joder como que ya no puedo con las ganas de leemonadas genial
    genial
    ☆*trinemily*☆ said...
    hola! me enctanto el cap enserio el amor de estos chicos vas mas alla de todo! juju y l cap bella es una lok jajjaja me rei mucho ;P espero el proximo nos leemos prontico xoxos chau1 que dios las bendigas y les ilumine siempre siempre mucho salud amor paz vida y mucho mucho mas se les quiere un monton y xoxos

Post a Comment