domingo, 4 de octubre de 2009

APOSTANDO EL CORAZÓN

Capítulo Doce

Edward POV

La práctica había sido verdaderamente extenuante, pero todo sea por el campeonato. Cuando termine de cambiarme y estaba saliendo de los vestidores, una voz me llamó.

-Ey, Edward…- era Jasper

-Si que pasa…- dije volteándome hacía él.

-Ehh, nada solo que Alice me pidió que te recordara que fueras a buscar a Bella…

-¿Y ella acaso no viene con nosotros?- le pregunté pues estaba dándomelas de chofer personal de mi hermana otra vez, pues su carro se había descompuesto por ¿enésima vez?

-Ehh, no… la invite a salir…- me dijo nervioso.

-Jasper, ¿te puedo preguntar algo?

-Claro, amigo…

-¿Qué sientes por mi hermana?.- le pregunté.

Conocía a Jasper desde hacía mucho tiempo, por lo cual conocía a cada una de sus “conquistas” y como terminaban, por lo que era obvio que no quería que algo así le pasara a mi hermanita.

-De verdad me gusta...- dijo de manera sincera.

-Que bien, no quiero que la hagas sufrir…

-Eso jamás, Edward…

-Eso espero

-Te lo juro…

Camine por los pasillos de la escuela hasta llegar a mi casillero, cerca del aula de música y comencé a guardar los libros que necesitaba para mañana en mi mochila; fue allí cuando la escuche por primera vez.

La voz más dulce y hermosa que había escuchado en toda mi vida, similar al canto de un ángel, no pude evitar acercarme más a la puerta, completamente embobado con esa hipnotizante voz. Tomé el pomo de la puerta, dispuesto a girarla y develar el misterio.

-¡¡Eddie!!- escuche a una estridente voz gritar en el pasillo. Me aparte de la puerta, para voltearme y ver a mi peor pesadilla, perdón, digo a Tanya, me percate que la voz también cesó.

-¿Qué quieres?- pregunté mordaz, no estaba para ser caballero con ella.

-Eh, no, nada… solo me preguntaba- dijo recorriendo mi brazo con uno de sus dedos, con las uñas de un horroroso rosa chillón (N/A: nada en contra del color rosa, ok)- si querías ir al cine mañana conmigo- dijo mirándome a través de sus pestañas, a mi me dieron nauseas.

-Ehh… lo siento Tanya, pero ya tengo planes…

-Ahh…- pareció decepcionada- entonces… te puedo preguntar algo…- dijo tomando mi brazo y llevándome a través del pasillo- Eddie… me preguntaba,¿Cuándo me vas a pedir que te acompañe al baile?...- soltó sin rodeos.

Me quede quieto, esto era mucho, creo que definitivamente estoy de ser caballero con Tanya no estaba dando resultados.

-Nunca…- le dije- No voy a ir… a lo menos no contigo….- La cara de Tanya en ese momento, valía oro, tenía la mandíbula totalmente desencajada por la sorpresa

-Co… como que no, Eddie… somos la pareja perfecta- chilló- tú tienes que ir conmigo…- gritó

-Lo siento- me encogí de hombros-… pero no iría contigo ni en un millón de años…- le dije mientras retrocedía hasta la sala de música.

-¡¡EDDIE!!- chilló de manera estridente, pero la ignore.

Cuando llegue al salón, abrí la puerta y grande fue mi sorpresa cuando lo encontré vacío, lo primero que pensé fue que esa voz había sido producto de mi imaginación, pero cuando me acerque a un viejo estereo que había allí descubrí un CD, lo tome entre mis manos y me decidí a ponerlo para saber de que se trataba. Era una grabación, y en ella estaba cantando esa bella voz nuevamente, había sido real y yo haría cualquier cosa para descubrir a su dueña, cualquier cosa.


Bella POV

Estaba sentada en la biblioteca, esperando a Edward, irónico no, Alice ya se había ido dejándome más que comprometida a acompañarla al centro comercial mañana. Edward entró en la biblioteca y camino hasta donde estaba yo.

-Hola…- saludo

-Hola…

-Bueno, creo que Alice nos abandono.- me reí- ¿nos vamos?

-Seguro…- le dije tomando mi bolso

Cuando llegamos al aparcadero, este estaba casi vacío, lo cual no me sorprendía, Edward caballerosamente me abrió la puerta del auto y luego subió él a su vez.

-Y… ¿Qué tal tu día?...- preguntó. Estaba extraño

-Si… bien… nada fuera de lo común… ¿y él tuyo?- arrancó el carro

-No podría decir lo mismo

-¿Por qué?...

-Por que hace un par de minutos…- dijo volteándose a verme por un momento- rechace a Tanya… quería que fuera al baile con ella… ¿puedes creerlo?

-¿Y le dijiste que no?- pregunté sorprendida, él asintió- ¿Por qué?, no sé yo pensé que ella te gustaba… digo es linda y popular- todo lo totalmente opuesto a mi, me recordé con pesar.

-Claro que Tanya no me gusta, no es mi tipo…- me respondió

-¿Y cual es tu tipo?- pregunté, tal vez demasiado ansiosa.

-Ahh, eso me lo reservo…- me respondió dedicándome una sonrisa torcida- además tengo intenciones de invitar a alguien más al baile.

-Ahhh…- me gire a mirar por la ventana.

-¿Bella?...- preguntó.

-Si…- me giré para mirarle.

-¿Te pasa algo?...

-No, nada…

-¿Segura?

El auto hizo un ruido extraño, semejante a una pequeña explosión, que me sobresalto demasiado.

-¿Qué sucede?- pregunté un tanto angustiada.

-No lo sé…- el ruido de nuevo- espera… voy a estacionarme.

Edward estaciono el carro y se bajo, desde mi asiento vi como abría el capó del auto. Logre ver un gesto de disgusto en el rostro de Edward. Genial ahora Edward tenía el auto descompuesto.

-¿Qué paso?- le pregunté en cuanto entro. Aunque por su rostro sabía que eran malas noticias.

-… El motor, se sobre calentó…- dijo como si le hubieran informado de la muerte de alguien, con un tono demasiado lúgubre; ¿acaso amaba tanto a su auto?

-Y… eso es… ¿grave?...- pregunté

-No, si dejo que se enfrié…

-Y… ¿Cuánto hay que esperar?

-Em… una hora… a lo más hora y media.

¡¿Qué?!...una hora u hora y media, como iba a soportar tanto tiempo a solas con él, tenía miedo de mi misma y de mis estupidas reacciones cuando estaba cerca de él. No sabía que tenía, pero no podía evitar sentirme atraída por él, aunque intentara con todas mis fuerzas lo contrario.

-Umm… ¿te molestaría si pongo un poco de música?

-… Y que tienes en mente… ¿rock o heavy metal?¿o tal vez el nuevo grupo de moda… ¿como se llama…?

-Extraño el concepto que tienes de mi Bella… nunca te han dicho que no se debe juzgar a un libro por su portada…- me dijo con una sonrisita burlona

-Y desde cuando eres un libro-le pregunté graciosa

-¿Me vas a dejar poner el CD?

-Esta bien…

Introdujo el cd en la radio y una bella melodía, que era muy familiar para mí comenzó a inundar el ambiente, los suaves acordes de Claro de Luna.

-¿Claro de luna?- le pregunté con una ceja enarcada.

-Debussy, es mi favorita; tal vez se debe a que fue la primera que logre tocar bien en el piano

Así que Edward Cullen escuchaba música clásica, eso si que era extraño o acaso los atletas del instituto se estaban volviendo cultos. Seguimos en silencio por un largo tiempo más, yo seguía ensimismada en mis pensamientos, y al parecer Edward también.

_____________________________

lo interesante del cap. ¡¡¡Edward rechazó triunfalmente a Tanya!!!... y como ya me conocen... quiero teorías: de quién será la voz que cautivo a nuestro ojiverde??? (recuerden que aquí es humano XD)... que creen que signifique que haya rechazado a Tanya???...
en fin... cuidense mucho, suspiren (recuerden yo vivo de suspiros) y...
Nos leemos en un tris!


Bellany G.
**Cada instante te amo más**

4 Comments:

  1. Anónimo said...
    nena cullen :bellany el capitulo a estado genial me a encantado sege con ese don que tu tienes para vmerlas espetatibas de cada capitulo muchos suspiros de chocolate
    Ninive said...
    Seguro q esto es cosa de Alice, ha dejado la grabación de las canciones de Bella oportunamente olvidadas... y lo de Tania ya era hora es como la gata loca
    ♥ Maga ♥ said...
    Teoria... teoria... la vos de Bella... Alice dijo que ella cantaba bien, asi que podria ser, aunque... cantaria Bella en el colegio???

    Besitos y Suspiros!! ♥

    ... se irá a quedear Bella con Ed una hora y media? jaja
    Anónimo said...
    Pues bien ya era hora de que Edward pusiera a Tanya en su lugar, aunque no creo que ella se de por vencida, espero que el descubra que la que canta es Bella, sigo insistiendo EDWARD AHHHHHHHH, LO AMOOOOOOOOOOOO, XOXO, suspiros cantados

Post a Comment