viernes, 4 de diciembre de 2009

NO DESEARÁS

Capítulo 18. Mi Amor

Bella POV

Me desperté con la casa totalmente vacía y en silencio, un silencio que me molestaba por que me dejaba con mis gritos internos, con mis fantasmas.

Baje a la cocina para hacerme un café pero el olor era insoportable, desistí pues al fin de cuentas no tenia apetito, no sentía nada, fui a recoger el correo y dejé en la mesita de la entrada las cartas de Alice y Jasper, solo una vibró en mi manos, era un sobre pequeño, la dirección de Alice estaba escrita con la letra de ella… de Rosalie, yo era el destinatario, la abrí casi con impaciencia, adentro había una carta en una hoja membretada de un lugar que no supe reconocer… tal vez un hotel, comencé a leer mientras mis manos temblaban ligeramente.

Bella

No se exactamente que me inclina a escribir esto, creo que lo hago para mi, para terminar un ciclo de mi vida, y un ciclo entre nosotras.

No te voy a mentir el dolor sigue y creo que no se ira, no en algún tiempo, se me da bien enojarme con facilidad pero creo que eso ya lo sabes, esto no es para recriminar nada es para que todos podamos seguir a delante.

Cuando te vi con Edward me convencí a mi misma que te odiaba por haberme arrebatado algo mío, pero después supe que jamás me perteneció, como yo tampoco me apegue a el lo suficiente, solo después me di cuenta del motivo de mi rabia de mi enojo y de mi tristeza, tu tenias lo que mas quería y no era el en particular, era su amor.

Yo quería alguien que me amara, quería encontrar alguien que llenara el vacío que Emmett había dejado, pero no lo conseguí y debo admitir que ese fue mi error, no ame a Edward, amaba la idea de lo que podía tener con el si me esforzaba, una familia, un compañero… una compañía, pero no amor, pasión o diversión solo por diversión.

Sabes que es lo mas absurdo de todo que yo note su cambio, pero también el tuyo, yo lo sabia muy dentro de mi y deje que pasara, fui ciega y sorda, evitaban mirarse, esos nervios al estar cerca, en el fondo de mi corazón me duele que mi mejor amiga no me hubiera contado que se enamoro por primera vez, me duele la mentira… el engaño. Pero ya no hay vuelta atrás para nuestros propios errores.

Te escribo esta carta por que tu pudiste no decirle nada a Emmett, o mentirle pero le constate todo, o al menos el lo dio entender así, de no ser por ti, no me sentiría completa de nuevo, estoy reconstruyendo a la verdadera Rosalie a la que jamás dejo de amarlo, a la que se escondió detrás de la mascara del odio hacia el y hacia su abandono.

Emmett te vio en Seattle y se lo que estas haciendo no puedo decirte nada Bella, no creo poder ser la indicada para decir nada, pero tu sabes que todos merecemos ser felices, no lo abandones Bella, afronta tus errores y afronta los regalos que bien o mal te da la vida.

Fuiste como una hermana para mí… pero hasta las mejores familias tiene que separarse alguna vez, te perdono por cualquier cosa que te culpes, no puedo engañarme con un dolor que no siento no al menos de la forma en que debería.

Lucha por ser feliz Bella

Atentamente

Rosalie


Me limpié la mejilla por la cual las lagrimas se agolpaban una detrás de otra, la hoja que sostenía estaba mojada, la traté de limpiar pues en ese momento ella era mi oxigeno mi regreso a la vida, perdí el numero de veces que la leí, repasaba el nombre de mi amiga una y otra vez, parecía irreal que después de todo Rosalie escribiera esto, cada palabra, cada frase me golpeaban, era como si me despabilaran de un sueño, Alice llego y me vio sentada en el comedor con la carta en la mano.

-Bella, Bella ¿Qué tienes?-, preguntó con preocupación mientras yo negaba con la cabeza y le mostraba la carta, la tomó y me abrazó cuando terminó de leerla.

-Ella tiene razón Bella, mírate-, susurró mientras yo lloraba ni siquiera podía ya describir los sentimientos que me embargaban, dolor, tristeza, alegría, gratitud, amor, aun dolía por que tal vez jamás podríamos hablar como antes, por que ella me dio su ultimo consejo como amiga por medio de un papel, pero aun así mi corazón latía ante el conocimiento que ella estaba en paz, y que tal vez ella y Emmett tendrían su sueño.

Lloraba por que hacia casi una semana que no sabia nada de Edward y era como un enfermo con asma incapaz de respirar sin el.

-Tengo que ir-, murmuré y Alice me abrazó más fuerte.

-Claro que si hermanita, no seas tonta… búscalo, dile todo lo que sientes, se valiente, siempre has sido la mas fuerte de las dos-, decía contra mi cabello.

La abracé y ella limpio mis mejillas, me metí a bañar mientras Alice acomodaba mis cosas, era poco antes del medio día, si me apresuraba estaría en Phoenix por la noche, solo unas horas mas, esperando que Edward aun estuviera esperándome.

-Vuelve pronto… y no sola-, susurró mi hermana mientras yo sonreía y la abrazaba fuerte, le pedí que me despidiera de Jasper, mi familia… ella y el.

Manejé sin detenerme tratando de contener la velocidad, quería avanzar lo mas rápido posible, por fin cuando estuve en Phoenix, las manos comenzaron a sudarme mientras mi estomago se retorcía, casi sonreí al estacionarme fuera de Point, alisé mi blusa y mi pantalón, acomodé mi cabello suelto y entre, sonreí a Jessica que me miro y saludo, mientras me dejaba pasar. No quise decirle a quien venia a ver, primero para no causar que ella hablará de mas aunque eso realmente ya no importaba y segundo y mas importante por que quería que fuera una sorpresa para el, por que esperaba que el estuviera tan ansioso como yo por verlo, por que esperaba que pudiera perdonarme por ser tan débil, por no querer luchar desde el principio por mi amor… por nuestro amor.

Abrí la puerta de su oficina algo extrañada de que estuviera sin luz, la sangre se me bajo hasta los pies cuando la mire vacía, el no estaba, yo apreté la mano en la manija mientras sentía que mi cuerpo estaba frío, todo aquel nerviosismo, toda aquella esperanza se había ido dejándome vacía… en la nada.

-Bella-, susurro Eleazar pero yo no respondí de repente todo desapareció y la nada arrasó hasta los colores y todo se volvió negro.

-¿Qué esta haciendo ella aquí?-oí alguien murmurar sin poder identificarlo, los parpados me ardían y los comencé a abrir mientras la luz me resultaba demasiado brillosa.

-Bella… por el amor de Dios estas bien-, inquirió Eleazar mientras yo recordaba donde me encontraba, estaba en su oficina, en la oficina de Edward pero de nuevo fui consiente de que el no estaba ahí.

-¿Bella?-, preguntó de nuevo Eleazar que me miraba como si hubiera perdido la razón.

-Si estoy bien-, susurré

-Te desmayaste… ¿has comido algo?… ¿que haces aquí?-, bombardeó con preguntas mientras yo trataba de ahogar el nudo en la garganta.

-Tal vez es eso no he comido mucho últimamente… venia a buscar a Edward pero veo que no esta-, dije mientras me incorporaba, Eleazar me miró y suspiró casi con una sonrisa que no entendí en su rostro.

-No,… el esta de vacaciones-, dijo mientras yo desviaba la mirada.

-Esta con sus padres-, continúo después de segundos sin que yo pudiera articular palabra.

-¿Forks?-, pregunté y el asintió.

-Debería irme-, dije mientras me levantaba Eleazar siguió mi movimiento titubeante cuando estuve a la altura de la puerta de su oficina el suspiró.

-Bella… toma-, me tendió un papel en el cual estaba escrito con pluma una dirección.

Lo mire con el ceño fruncido y el sonrió mientras tomaba mi mano casi de modo paternal lo cual me hizo sentirme aun mas indefensa.

-Búscalo… se necesitan Bella… no se que paso entre ustedes pero deben arreglarlo, esta es su dirección-, explicó con una sonrisa.

Yo asentí con otra mientras me giraba para salir.

-Bella…-, llamó y yo gire mi rostro.

-Cuando estés bien... espero tener de regreso a mis dos mejores creativos-, sonrío mientras yo me volví y lo abrace, quizás sonaría extraño pero eso era lo mas cercano a lo que esperaría de un padre, Eleazar se había convertido en eso para mi… en el padre que nunca tuve.

-Ve mi niña-, canto mientras yo sonreí y me dirigí al ascensor.

Fui a mi departamento con demasiado sueño para manejar mas, solo un día, podía esperar, contaba cada segundo y cada minuto mientras estuviera separada de el.

-Bella-, saludó abrazándome Vanessa que estaba sentada en las escaleras de la entrada.

-Hola Ness-, le saludé mientras la abrazaba fuerte.

-Regresaste… no sabes cuanto me alegro… pero ¿como estas?-, preguntó mientras yo le sonreía.

-Mejor… solo vengo a dormir un poco-, le susurré y ella frunció el ceño.

-¿Te vas...?-, inquirió y yo le sonreí.

-Voy a Forks… Washington a buscar a Edward-, ella sonrío al escucharlo, prácticamente grito.

-El estuvo aquí, venía a buscarte pero hace tres días que no se aparece-, me dijo mientras mi corazón latía muy fuerte al saber que el me estaba buscando, pero también no pude evitar pensar como se debió sentir cuando no me encontró sin ni una palabra o algo de mi parte.

-Gracias por todo-, le dije mientras subía el primer escalón, todo dio vueltas haciendo que trastabillara y me agarrara como pude de la pared, Vanessa me sostuvo del brazo mientras me ayudaba a sentarme en el escalón.

-¿Estas bien?, te ves muy pálida-, dijo con miedo mientras yo trataba de tranquilizarla.

-Estoy bien… no he tenido mucho apetito es todo-, susurré y ella se rió.

-¿Ya comiste?-, negué mientras ella sonreía.

-Vamos… ya no tarda en llegar Jake…-, me ayudo a levantarme y subimos a su departamento, había preparado enchiladas, para mi sorpresa, me sirvió mientras Jacob llegaba y me saluda al parecer al tanto de todo, me preguntó como estaba y me dio un fuerte abrazó, sentí como si por un momento el frío de mi cuerpo se fuera, cenamos y me fui a dormir a mi departamento, mientras Vanessa me abrazaba y me deseaba suerte.

Muy temprano casi sin poder conciliar el sueño me levante para partir, la carretera se me hizo larga y monótona, deseaba que esta vez fuera real, que esta vez pudiera encontrarlo, parecía un mal juego del destino que estaba dispuesta a terminar.

Cuando llegue al poblado de Forks, había una ligera llovizna pero no encontraba el camino, baje a preguntar en una gasolinera y me dieron las señales, la casa de los padres de Edward era una de las pocas que estaban adentradas en el bosque, había que tomar un camino que no había notado.

Cuando por fin logre ver una gran casa blanca, estacione el auto un poco mas atrás de la entrada y baje caminando mientras el porche se hacia visible, sentí que el corazón se me iba a salir del pecho al verlo ahí, sentado en las escaleras con la cabeza gacha, estaba pálido mas de lo que yo recordaba, ni siquiera miro mientras me acercaba parecía una caricatura triste… tal vez así me veía yo, esto era por mi, yo nos había hecho sufrir a ambos desde el inicio, primero al volver de Francia y entrar en su vida y luego cuando le di la espalda a lo única que valía la pena en mi vida… el.

Cuando estuve a la distancia suficiente como para que lo pudiera tocar susurré lo único que me pedía mi corazón.

-Perdóname-, murmuré mientras el levantaba su rostro desencajado, me miro como si fuera un sueño o una pesadilla, mientras las lagrimas se derramaban por mis ojos.

-Desearía que fueras real-, murmuró desviando la mirada, me hinqué frente a el mientras levantaba su rostro con mis manos.

-Edward estoy aquí-, sollocé mientras el me miraba con los ojos húmedos.

-¿Por qué no me dijiste que te ibas… por que me dejaste… solo así?-, preguntó mientras me acariciaba la mejilla, el reclamo de su voz contrastaba con lo dulce de su toque.

-Tuve miedo, me sentía como la peor cosa en este mundo-, murmuré mientras el negaba con la cabeza.

-Lo siento jamás quise que esto llegara hasta aquí-, susurró mientras cerraba los ojos.

-No… no digas eso… todo, todo valió la pena si puedo llegar a decir por lo que vine hasta aquí-, le susurré mientras el sonreía tenuemente.

-Viviría lo que fuera por ti-, murmuró y yo me acerque a sus labios llorando.

-Te amo Edward Cullen, eres lo que buscaba aun cuando no lo sabia, eres mi vida, mi todo, yo luchare y viviré por ti si tu estas a mi lado-.

Esperaba tal vez que el dijera algo pero sus labios respondieron aun mejor acerco mi rostro al suyo con impaciencia mientras yo llevaba mis manos a su nuca.

-Te amo demasiado-, susurró contra mis labios y yo sonreí.

-Demasiado-concordé mientras la lluvia comenzaba a caer un poco más fuerte.

-Olvidemos el pasado, solo somos tu y yo de ahora en adelante-, pedí mientras nos poníamos de pie.

-Nada de viajes inesperados ni personas perfectas-, dijo con los ojos cerrados y su frente pegada a la mía.

-Nada de eso mi amor-, termine en tono bajo antes de besarlo esta vez con una pasión que casi nos carcomía a los dos, que hacia que la lluvia se evaporara en nosotros.

-Te extrañe tanto-, murmuró.

-Y yo a ti-, termine mientras volvía a besarme y me cargaba comenzando a dar vueltas en la lluvia, estaba feliz, en toda mi vida nunca espere nada, me conformaba con lo que tenia hasta que lo conocí y ahora al tenerlo nada importa mas que este momento.

______________________________

... vale chicas, talvez no empezamos "ideal" pero si estamos terminando mucho, pero mucho mejor de lo que pensamos, al final de todo el amor es lo que cuenta... y si, ya lo notaron... dice "terminamos"... al igual que a "Te Voy a Dar Calabazas" a este fic solo le queda un capítulo y el epílogo y terminamos u.u... no se porque se me juntaron "las despedidas"... será porque estamos por despedir al año... pffff... no sé pero al igual que el tiempo, tambien habrá nuevos fics...
anyway... cuidense "artotote", suspiren mucho (ultimamente se han olvidado de mi eh! T.T) y...
Nos leemos en un tris!!

Bellany G.
**Las horas son eternas si no estas junto a mi u.u**

3 Comments:

  1. Anónimo said...
    nena cullen: ¿fuff? que bonito estivo precioso bellany me encanto ya era hora que mi vampiro fuera feliz pobre que mal me lo haces pasar muchos suspiros de chocolate para ti bellany preciosa
    *lili* said...
    asu nunca me espere k rosalie le escribiera un carta a bella espero que algun dia quede este como un recuerdo y vuelvan a hacer las amigas k eran y ahora hacer feliz por favor y si a unos dias de terminar el este y aus k feo k ya terminen tambien los fics pero bueno vienen cosas buenas
    ninas se cuidan
    diana said...
    hay me muero q lindooooo me encanta che besos

Post a Comment