miércoles, 16 de diciembre de 2009

Capítulo 26. Terrorífico Dementia


Bella POV

Vale, ¿Un parque temático? En teoría suena súper divertido ¿cierto? Cierto. Pero combinándolos con mi torpeza, los niños pequeños y las muy, muy altas montañas rusas, ya no es tan divertido. Era una aterrorizante y horrible tortura.

“Bella ¿Qué va mal? Estás más pálida de lo normal” preguntó Alice.

“Sí, amor, ¿estás bien?” añadió Edward.

“Parque temático” fue todo lo que pudo decir mi boca.

“Sí, parque temático. Parque temático bueno” se burló Emmett con una risa.

“Estoy simplemente un poquito asustada de las montañas rusas. La última vez que estuve en un parque temático fue cuando era muy pequeña y de lo que recuerdo, no es que me gustara mucho.”

“Guay. Nosotros podemos ayudarte a superar ese miedo” anunció Rose.

“¿Superar el miedo?” pregunté, horrorizada “No, ¿saben qué? ¿Por qué no os vais vosotros y os divertís mientras yo me quedo aquí? Estaré bien. Soy buena dejando mi miedo justo donde está” les dije.

“No seas ridícula” me dijo Jasper “De ninguna manera vamos a pasar una oportunidad para ayudarte a superar algo. Vamos, te lo pasarás mejor de lo que piensas.” Me aseguró. Yo sólo le di una risa nerviosa.

“Estará bien” Edward me tranquilizó “Ninguno de nosotros dejará que te pase nada. Yo te protegeré”

“Sí, nadie ha muerto por caerse de una montaña rusa en años” añadió Emmett, solamente para que Rosalie terminara pegándole un coscorrón en la cabeza. “¿Qué? Es verdad… creo”

“¡Tú vienes!” dijo Alice con tono final.

“Estarás bien” Edward susurró en mi oído mientras ponía un puchero “Y sabes que los pucheros no hacen nada más que hacerte incluso más irresistible”

Mi puchero se tornó rápidamente en una sonrisa de la cual él se rió.

“Buenas noches a todos” dijo Edward con una malévola sonrisa en la cara. Agarró mi mano e inmediatamente empezó a guiarme hacia las escaleras.

“Oh no, vosotros dos. ¿Qué os dije? No esta noche. Vais a necesitar el descanso” nos gritó Alice mientras nosotros seguíamos subiendo las escaleras, riendo tontamente.

Una vez que llegamos al dormitorio, cerró la puerta con pestillo.

“Así que ya veo que finalmente compraste un pestillo” me reí mientras comenzaba a perseguirme “¿Qué? ¿Por qué me miras así?” continuó sonriendo y vino hacia mí.

Cuando finalmente me alcanzó, al instante comenzó a oler y besar los laterales de mi cuello. Y se sentía muy bien. “Edward, no. Ya escuchaste lo que dijo Alice. Te castraría si averigua que hemos hecho esto de todas formas” le advertí, pero no paró. Le comencé a rodear con mis brazos, sin querer parar, pero sabiendo que deberíamos.

Se movió hacia mis labios y comenzó a besarme apasionadamente mientras sentía cada parte de mi cuerpo con su dulce tacto.

Cuando finalmente me dejó respirar, me miró, con pasión quemando sus ojos “¿Cómo de callada crees que puedes estar?” me preguntó.

“No lo suficiente” le respondí sinceramente y sin aliento.

Se encogió de hombros “Creo que deberíamos ponerlo a prueba” era imposible negarse siempre a él. Era simplemente demasiado sexy.

Comenzó a mover sus manos por mi camiseta y sentí sobre mi piel desnuda antes de que llegara a mi sujetador cómo me hacía estremecer ante el rastro de sus dedos con su tacto ligero.

“Quizás uno rápido” cedí y pude sentirlo sonreír contra la piel de mi cuello.

“Eso me gusta más” dijo, sin dejar sus labios de tocar mi piel. Deslizó sus manos abajo otra vez y agarró el borde de mi camiseta. En un rápido movimiento me la quitó y cayó al suelo.

“Hey, dije que no a vosotros dos” gritó Alice desde detrás de la puerta.

Solté un frustrado suspiro.

“Me sentaré aquí toda la noche si no paráis” amenazó.

Corrí hasta la puerta, le quité el pestillo y la abrí de golpe, olvidándome de que estaba únicamente en sujetador “Escucha Alice. Ha pasado una semana desde que he intimado con Edward, Danos un respiro” le rogué furiosamente.

“Uh ¿Puedo sugerir un reto?” preguntó Jasper, caminando hacia la puerta, seguido de Rose y Emmett.

“Absolutamente” acordó Edward.

“No podéis tener sexo debido al “día tan divertido” de mañana. Así que, ¿Qué tal suena tener un reto con las tres parejas involucradas en el parque temático mañana?” explicó.

“¿Qué tienes en mente?” Emmett preguntó con una sonrisa en la cara.

“Sexo en público” confirmó con una sonrisa “Hay toneladas de sitios en un parque temático donde la maniobra se puede hacer. Competiremos para ver quién fue el más atrevido. ¿Estáis chicos y chicas de acuerdo?” preguntó Jasper.

Emmett y Rosalie aceptaron al instante seguida de Alice. Pero yo estaba un poco escéptica. No tenía problema con la idea de tener sexo con Edward… estaba a punto de tenerlo antes de que fuéramos interrumpidos groseramente. ¿Pero en público?

“No sé chicos” les dije.

“Oh vamos, amor. No te preocupes, puede que incluso te ayude con tu pequeño miedo” Edward me susurró al oído, así que nadie más lo pudo escuchar.

“Si hago esto” les dije a todos ellos, una enrevesada sonrisa creció en mi rostro “Necesito un incentivo”

“Buen punto” Rose concordó “¿Qué obtiene el equipo ganador?”

Jasper pensó por un momento “Máximo poder sobre la casa… y sus residentes” dijo con una sonrisa “Quiero decir, podéis hacer que los demás se vayan a donde queráis, o hacer que dejen la casa por un periodo de tiempo. Así podéis tener tiempo a solas con vuestra querida pareja. ¿Cómo os suena?”

Todos decidimos que sonaba muy bien y aceptamos.

“Pero no hay sexo esta noche, vosotros dos” ordenó Alice. Ambos asentimos débilmente y todos volvieron a sus habitaciones.

“Oh, y bonito conjunto Bells” se rió Emmett mientras se alejaba. Alguno tenía que decir algo ¿no?

Volvimos a cerrar la puerta y el pestillo.

“Supongo que el experimento de mi volumen se pospondrá hasta mañana” le dije a Edward.

“Sinceramente, no te preocupes. Estará bien. Probablemente ellos ni lo hagan. Así que no te preocupes mucho. Vamos, deberíamos irnos a la cama. Nuestro día de mañana será un poco más exhaustivo”

Me duché rápidamente, me cambié y me metí en la cama mientras Edward se duchaba rápidamente y venía a unirse a mí.

“Sabes, realmente deberías llevar una camiseta o algo. Es una gran distracción cuando no lo haces” le dije.

Sólo se rió “Podría decir lo mismo de ti” dijo, haciéndome reír.

“Sí, pero yo estoy tapada” me reí tontamente “Tú sólo lo alardeas” me burlé.

Se encogió de hombros “Te tengo que mantener interesada de alguna forma” se rió.

Me quedé dormida más rápido de lo normal. Mi sueño consistía en Ian y su diminuto pene, haciéndolo algo cómico. Él estaba desnudo en el campo de arena de Vóley y con la pelota, intentando impresionarme. Pero miré en la otra dirección, sin estar interesada en él. Entonces, Edward vino al campo, también desnudo. Era un sueño muy extraño, y con un poco de bastante nudismo.

Edward preguntó si me gustaría que me enseñara cómo sacar. Acepté y corrí hacia él. Me rodeó con sus brazos, justo como lo había hecho antes ese día y la sensación de su carne contra la mía era increíble. Cuando miré abajo, de repente también estaba desnuda.

Habíamos parado de practicar y Edward nos tumbó en la arena y empezó a hacerme el amor, mientras que Ian se quedaba ahí parado. Era como si Edward le estuviera restregando por la cara que yo le pertenecía a él y sólo a él. No había duda de que me encantaba ese estado suyo de posesividad. Me encantaba que me quisiera reclamar.

Me desperté con una sacudida en mi hombro. Abrí los ojos, viendo que aún estaba oscuro y Edward me estaba mirando con una expresión de dolor.

“Lamento despertarte, pero si quieres esperar hasta mañana para nuestro experimento, tienes que dejar de gemir en sueños” susurró.

“Oh Dios mío ¿De verdad estaba gimiendo?” pregunté, sintiendo como ese famoso rubor venía a mis mejillas.

Se rió y rodó hasta estar de lado para mirarme, y yo hice lo mismo.

“Sí. Debes de haber estado teniendo un muy buen sueño” dijo acercándose más a mí.

Me apreté más cerca de él “Lo siento. No sabía que gemía en sueños” me disculpé. Pero entonces sentí algo pegando contra mi estómago. Solté una pequeña risa tonta “Bueno, parece que yo no soy la única que se ha excitado un poco” dije mientras recorría su erección con mi dedo índice, haciéndolo sisear.

“Eso, mi amor, es tu culpa” me culpó y besó dulcemente.

“¿Mi culpa? No puedes culparme, estaba durmiendo” objeté.

“No importa. Pero lo hacías” contestó.

“El efecto que tengo en ti es lúdrico” me reí “Hey ¿Qué hora es, a todo esto?”

“Sobre las 3:30 solamente. Deberías volverte a dormir” respondió “Vas a necesitar el descanso para mañana” me guiñó.

“¿Alguna idea de dónde podemos hacerlo?”

Se rió ante mi frase “Un par. Pero creo que será más divertido si te sorprendo. El parque temático se ha convertido de repente en una fantasía mía.”

Bueno, eso de repente captó mi interés. Me incliné de manera que mi peso quedara en mi codo derecho de modo que pudiera verlo mejor “¿En serio? ¿Y cuáles son tus otras fantasías?” pregunté anhelando poder cumplir mi fantasía de que Edward me hablara lascivamente.

“Oh no. No esta noche” dijo cuando besaba mi frente “Necesitamos ir a dormir o estaremos muertos mañana. ¿Y en qué clase de novio me convertiría eso?”

“¿En uno muy sexy?” respondí como si fuera una pregunta.

Se rió “Buen intento. Pero tendremos tiempo para todo lo que quieras cuando tengamos nuestro fin de semana juntos”

Pensé sobre ello un minuto y entonces acepté “Vale. Pero te voy a volver a sacar el tema” le dije. Ni de coña olvidaría esa promesa.


Edward POV

Sentí como si solo hubiéramos dormido un par de minutos antes de que escuchara a Alice en el pasillo gritar para que todos nos levantáramos. Miré al reloj y leí las 7:00. Nos iríamos en una hora. Había dos horas de camino al parque temático “Dementia

“Bella” dije mientras la sacudía suavemente “Amor, tenemos que levantarnos. Nos vamos en una hora” gimió y de mala gana abrió los ojos.

“¡Bella!” gritó Alice mientras pegaba en la puerta “Vamos. Rose y yo vamos a vestirte para hoy. Ven a mi cuarto”

“¡Oh dios! Mátame ya” gimió. Me reí de ella y deposité un beso en su frente.

“Vamos. No será tan malo. Te prometo que te haré olvidar a Ian y las terroríficas montañas rusas” la suavicé.

Me dio una sonrisa con una pequeña risa y se levantó “Te juro por dios que si me hace llevar un vestido formal, tu hermana puede que se caiga de una montaña rusa hoy” amenazó mientras se iba a la habitación de Alice.

Bueno, hoy tenía pinta de que iba a ser un día interesante. Y tenía que admitir que estaba más que emocionado por el reto de hoy. El mero pensamiento de ser tan imprudentes y que casi nos pillen era algo que me ponía. Aunque nunca dejaría que Bella lo supiera. Probablemente pensaría que soy un pervertido. Pero hacer algo tan imprudente era completamente lo contrario a lo que yo soy. Creí que sería divertido estar fuera de mi zona de confort. Me sentía como si lo estuviera haciendo mucho últimamente.

Cuando me vestí y me cepillé los dientes, empecé a preguntarme cosas ¿Había estado Bella alguna vez en “Dementia”? Al escuchar hablar sobre su miedo a las montañas rusas, lo dudé. Pero no quería decirle cómo era, en caso de que se pusiera aún más histérica y se rehusara a ir.

Dementia era un parque temático, segurísimo. Pero el tema era la muerte y el infierno. Era como una pesadilla de Halloween. Me acuerdo de haber ido allí con Em y Alice una vez. Era todo negro con esqueletos e imágenes a través de los caminos de tumbas y escenas de asesinatos… Había incluso personas que trabajaban allí vestidos de criaturas que podían aparecer y gritarte o decir “Bu”.

Era más como una gigante casa encantada… con montañas rusas. Y tenía el presentimiento de que si Bella sabía eso, definitivamente se negaría a ir. Dios, cuando nosotros fuimos, los tres nos asustamos muchísimo. Fue la única vez que he escuchado a Emmett gritar.

Me reí ante el recuerdo. Estábamos en la cola para una atracción, mientras que una música espeluznante sonaba de fondo y el humo de una máquina nos rodeaba. Alcé la mirada hasta Emmett y vi a alguien vestido como un lobo a su lado. Se giró para ver qué era lo que yo estaba mirando y soltó un grito desgarrador ¿Quién hubiera pensado que Emmett pudiera gritar como una chica?

Me pregunto si Rose sabía eso. Me reí ante el pensamiento de que ella lo averiguara hoy. Probablemente ella no se asustara con nada del parque. Era dura como eso.

“Edward ¿Dónde estás? ¡Trae tu mojigato culo hasta aquí!” escuché a Emmett gritar.

Bajé las escaleras para ver a todo el mundo esperándome.

“¿En serio, Emmett? ¿‘Culo mojigato’? No creo que puedas usar eso nunca más” dije con una divertida sonrisa y mirando a Bella. Bueno, supuestamente tendría que ser una mirada, pero una vez que la miré, mis ojos no se podían apartar de ella.

Lucía tan adorablemente mona y sexy al mismo tiempo. Yo realmente no pensaba que es fuera posible. Llevaba una falda corta, llevaba unos zapatos planos con ella… una buena elección considerando su tema de equilibrio. Su camisa era de un profundo azul con mangas cortas. Y su pelo estaba vagamente rizado, dándole un efecto de libertad.

“Bella, te ves increíble” dije finalmente después de que mi cerebro fuera capaz de centrarse. Ella se ruborizó, pareciendo incluso más adorable, y bajó la mirada hasta el suelo.

“¡Muy bien chicos fiesteros, vayámonos al parque!” una muy emocionada Alice gritó.

Todos volvimos a entrar al Jeep para encaminarnos hacia Dementia.

“Hey Emmett, ¿crees que podemos ir con algo de música?” preguntó Bella después de sólo 5 minutos de camino.

“Claro. Y ¿Qué escucharemos? ¿Deberíamos ir con los aburridos clásicos de Edward?” preguntó con una mirada asqueada.

“Hey, esa es buena música” contrarresté.

“Lo que sea” contestó Emmett, y continuó diciendo “¿Mi fantástico rap?” su cara brilló.

“Ew… ¡No! ¡Rap no!” comentó Jasper.

“¿O las antiguas de colegio de Bella?” continuó.

“¡Voto por Bella!” dijo Bella con una risa.

“Estoy de acuerdo con eso” dijo Alice.

“Pues Bella entonces” dijo Rose, cogiendo mi iPod y enganchándolo al estéreo.

La primera canción que Rose puso fue “Baby Got Back”, un clásico del instituto. Todos bajamos las ventanas y empezamos a gritar la letra y a bailar en el jeep. Nos reíamos tan fuerte como gritábamos. Paramos en un semáforo y el coche de al lado del nuestro, nos miró. Así que todos nos giramos hacia ellos y comenzamos a cantar para ellos. Se rieron de nosotros y entonces se alejaron.

Para el final de la canción, me estaba agarrando la barriga de lo fuerte que me estaba riendo, y Bella estaba echada contra mí, y riendo igual.

“¡Dime que NO tienes canciones Disney aquí!” exclamó Rose.

“Oh, admítelo, estás celosa de mis canciones Disney” se rió Bella.

“Vale, lo admitiré. Lo estoy. Creo que tenemos que escuchar algunas” contestó con una sonrisa “Puede ser “Voy a hacer todo un hombre de ti”

Puso la canción de Donny Osmond y todos empezamos a cantarla a grito pelado.

“Llega el enemigo, vamos a luchar” gritó Emmett.

“me enviaron nenas, tal vez a jugar” añadió Rose.

“Hoy dais lástima, vais a aprender, pasión, deber, valor, virtud.” Saltó Jasper.

“Pues yo ya lo logre, ahora tu” Bella me cantó a mí, a lo que yo le alcé una ceja. Hacer todo un hombre de mí tenía un significado diferente al que Bella me había cantado. (N/T: Notaréis que no concuerdan algunas cosas, y es que la canción en inglés dice en esa frase el título de la canción “Haré un gran hombre de ti” pero en ingles… entonces por eso… xD).

El resto de la canción fue toda gritada, con movimiento de manos en el estribillo. Al final, todos hacíamos los mismos movimientos y cantábamos a lo dramático, era una pena que nadie de Broadway viera nuestras impresionantes actuaciones.

“la luna sabrá guiar el corazoooooooon” todos terminamos. Riendo histéricamente y con las lágrimas saltadas.

“Oh dios mío. No me había divertido tanto en años” se rió Alice “Mi estómago, duele” se rió.

“Genial, ahora, la última canción divertida” dijo Rose mientras puso New Radical’s “You only get what you give”

“Wake up kids. We've got the dreamers disease. Age 14 we got you down on your knees…”

Pronto estuvimos una vez más hacienda botar al jeep con nuestros bailes locos.

El camino entero estaba lleno de diversión y energía. Nos sentíamos alegres, locos y libres. Y cuando miré a Bella, pude decir que todas sus preocupaciones se fueron por lo divertida que estaba. Pero sabía que eso no duraría mucho más. Ya casi estábamos en el parque y otra vez recordaría por qué estábamos ahí.

“Me alegro mucho de haber traído la cámara” exclamó Alice “¡Esto va a ser muy divertido!”

“¿Es eso?” preguntó Bella cuando nos dirigíamos al parque en la autopista. Se podían ver las negras montañas rusas desde la carretera y el parque entero parecía tener un aire sombrío cerniéndose sobre él. No me perdí la preocupación de su voz.

“Estarás bien, amor” le aseguré “Estaré a tu lado”

“Parece muerto” dijo, con una voz incluso más aterrorizada.

“Ése es el tema” Alie le dijo “No te preocupes, es muy guay con el tema asustadizo” añadió.

Bella me miró con ojos como platos

“Gracias Alice. Eso ha ayudado” dice ácidamente.


Bella POV

Parecía aterrador. Parecía como algo en donde no había nada vivo. De ninguna manera, ni de coña iba a entrar yo ahí dentro.

Y, un par de minutos después, estábamos en la cola para que nos pusieran las pulseritas de entrada.

“Bueno, supongo que tuve una bonita vida” dije dramáticamente.

“Bella, no es tan malo” Rose me aseguró “Podría ser mucho peor”

“Tienes razón. Al menos no voy a morir virgen” añadí.

“De nada, eh” dijo Edward, haciéndome reír. “¿Ves? Te estás riendo. Ese es el primer paso para divertirse” añadió, haciéndome reír mucho más.

“Si muero, espero que todos vosotros os sintáis culpables” les dije, señalándolos a todos.

“No creo que nos sintamos así de mal” Jasper se rió.

“Bien, ríete ahora. Cuando muera, serás el primero al que perseguiré. Mira lo divertido que es ahora” dije cortante, para que solamente se riera.

El hombre en la puerta me miró.

“¿La primera vez?” preguntó con una sonrisa.

“¿Es tan obvio?” pregunté

“No te preocupes. ¿Quieres saber un secreto?”

“Por favor”

“Ninguna de las personas que hay trabajando aquí puede tocarte, así que no tienes nada de lo que preocuparte” me aseguró.

“Y lo dice el tipo que está en el sitio más seguro, la puerta” bromeé, haciéndolo reír.

“Sólo intenta pasártelo bien. Nadie además de yo podrá tocarte” Edward me tranquilizó. Le di una débil sonrisa. Y me giré para ver al parque en el que ahora estaba dentro.

“Estaba equivocada. Esto no parece muerto. Parece el infierno” dije a mis amigos que me arrastraban hasta el lugar.

_____________________________

unas cositas... quien no quiere un reto como nuestras parejitas acaban de hacer y quien no se muere por el siguiente capítulo??? para ustedes cual será la pareja ganadora y por que??? jejejejeje...
por cierto, añadí los videos de las canciones que fueron cantando en el jeep porque me parecieron divertidisimas, solo denle click al nombre de cada una n.n
cuidense mucho, suspiren y...
Nos leemos en un tris!!

Bellany G.
**De lo único que estoy segura ahora es de que TE AMO**

2 Comments:

  1. *lili* said...
    ola!!!
    jajaj no invente sk reto te imaginas k lo descubran k emocionante :D, mmm si yo ya kiero el prox cap porfis haa yo digo k emmmett y rosalie xk son los mas sexoxos y emmet y sus ocurrnecias
    cuidate bellany
    aios
    diana said...
    quiero ver lo q sigue donde van a hacer lo suyo cada una eso esta bueno

Post a Comment