miércoles, 18 de noviembre de 2009

APOSTANDO EL CORAZÓN

Capítulo Veintitres

Edward POV

Si quien lo pensaría, pero yo Edward Cullen, deportista estrella estaba nervioso porque tenía una cita con Bella, al menos se la pedí antes de llevarla al baile, un ataque de nervios antes del baile no sería gracioso.

Me aliste para irla a buscar, pero no le dije nada de mis planes a Alice, ella era capaz de armar toda una batahola con una simple salida al cine de “amigos”, aunque esperaba que esta condición pudiera cambiar, pero todo a su tiempo, no sería conveniente apresurar las cosas.

Tome las llaves de mi Volvo y me dirigí a la casa de Bella, el trayecto no me llevo más de lo acostumbrado, una por que me gustaba la velocidad y otra por que ya me sabía el camino casi de memoria, a veces ser el chofer de Alice tiene sus ventajas. Aparque el coche en la entrada de vehículos, me baje y me dirigí a la puerta.

-Un minuto…- escuche la voz de Bella, luego de haber golpeado- Ya voy…- espere

-Hola…- dijo acalorada abriendo la puerta.- oh, Edward… ¿Cómo estas?

-Bien… ¿estas lista?...

-Ahh…este…si, espera y voy por mi chaqueta.- dijo.

Cuando volvió nos subimos al auto y fuimos rumbo al centro comercial que era donde estaba el cine.

-y… ¿Qué película quieres ver?- le pregunte. La cartelera al parecer se había confabulado en mi contra, la mayoría de las películas eran románticas, es que no habían más estrenos.

-Umm…difícil decisión…- dijo sarcástica.- ¿Cuál será la menos melosa?- me encogí de hombros.- que tal esta…- señalo un cartel.

-De acuerdo…

Fuimos a comprar los boletos y luego un par de golosinas, y fue allí, en el puesto de golosinas del cine que nuestra cita se termino trasformando en una salida de amigos, tal vez demasiados amigos.

-Bella!!- chilló Alice, quien estaba detrás mío seguramente, me lleve una mano a la cabeza- ¿Qué hacen tú y Edward aquí, eh?

-Edward… me invito a ver una película…- le respondió Bella.

-Ahh…si…- oh no, conocía ese tono de voz, Alice ya estaba sacando sus propias conclusiones de la salida.- entonces… no les importara que Jazz y yo los acompañemos.

Si, por supuesto que si…

-Ehh…este…- Bella busco mi mirada, yo me encogí de hombros.- este… no, pero… ¿no preferirían estar solos?...digo, tú y Jasper….- crucé los dedos para que le dijera que si, que quería estar a solas con su novio y nos dejara a Bella y a mi en paz.

-Ehh… no a Jazz no le molestara…

Genial- pensé.

Alice le fue a decir a Jasper que comprara los boletos, en ese momento recé por que se hubieran acabado. La cara de decepción de mi hermanita, me hizo saber que mis ruegos fueron escuchados.

-Chicos…- dijo cabizbaja.-…Jazzy consiguió los últimos boletos… ¿no es genial?- dijo dando saltitos de alegria.

-Ehh… si, Allie- le respondí

Ahora mi ultima oportunidad de estar relativamente a solas con Bella era que no quedaran cuatro asientos juntos disponibles, Dios no podía ser tan cruel conmigo ¿o si?. Esta vez tuve suerte… y conseguí que Bella y yo nos sentáramos solos en ultima fila, Alice y Jasper se sentaron tres filas más adelante en los últimos asientos disponibles.

-Así que…- comencé.

-¿Qué?

-Te puedo preguntar algo…

-Claro…

-¿Por qué?

-¿Qué cosa?

-¿Por qué el cambio de look?...acaso Alice te obligo- ella negó con la cabeza- entonces…

-Nada, solo fue por cambiar.- sus ojos tenían una sombra extraña, estaba casi seguro de que me ocultaba algo.

-¿segura?

-Si…

-¿no te vas a arrepentir de ir al baile conmigo, cierto?- le pregunté divertido.

-No, ¿Por qué?...

-Digo, por que ahora con tu nueva imagen… tienes muchos pretendientes…- ella se sonrojo.

-Edward…- me regaño.

-Es la verdad… ayer en el Speed, no paraban de mirarte…- le dije, los celos se reflejaron en mi voz al recordarlo.

-Edward…- me dijo de manera tímida- estas… estas…

-Celoso…- ella asintió -La verdad si… me molesto que… todos te miraran…

-No entiendo por que habrías de estar celoso… solo somos amigos…- note el atisbo de tristeza en la palabra “amigos” o las palomitas del cine tenían algo.

-Bella… y si…- le iba a decir, no me importaba si no era el momento.

-¿Y si que?...- preguntó curiosa

-Y si yo…- me acerque a ella. el inicio de los créditos interrumpió lo que quería decir. Me volteé para ver la película y Bella hizo lo mismo.

La película era al menos pasable, Bella y yo estábamos compartiendo las palomitas, así que más de una vez terminamos tomándonos las manos en vez de sacar algo del envase, cada vez que eso pasaba, Bella se sonrojaba, lo cual era adorable. La película apenas había terminado cuando nos encontramos con que Alice estaba a mi lado, genial, ¿no nos iba a dejar solos nunca?.

-Bella… Edward…

-¿si, hermanita?...- le pregunté irónico.

-Ehh, este… bueno yo “quería” pasar un rato con ustedes… pero… bueno Jazz tiene un panorama… ¿no les importa?

-No… no hay problema…- mentí, en mi fuero interno estaba brincando de alegría.

-Este… bueno nos vemos mañana…

-Si, esta bien Allie- le dijo Bella


Bella POV

Salimos del cine, al fin estábamos solos, no es que me molestara Alice, es solo que quería tener un tiempo a solas con Edward, para poder descubrir que era lo que él sentía.

-¿quieres un helado?- me preguntó Edward

-Me encantaría…

-Te voy a llevar a una heladería que te va a encantar. Me cogió la mano y mi corazón reacciono de inmediato a su roce.

Caminamos por el centro comercial, hasta llegar a una zona alejada del “epicentro” de tiendas de ropa, en otras palabras, tierra desconocida para mí, ya que mis únicos viajes al centro comercial habían sido con Alice. Entre medio de unas cuantas tiendas de electrónica y instrumentos musicales, sospeche que esa era la razón por la que Edward frecuentaba la zona, había un pequeño local, casi atemporal, era de fachada antigua, ,me recordó las heladerías de principios del siglo XX, Edward tenía razón, era un lugar precioso.

Entramos y nos sentamos en una de las mesas, todo, mesas y sillas eran de hierro forjado de color verde y con diversas figuras. Una camarera se acercó a nosotros.

-Buenas tardes… ¿Qué puedo servirles?...- preguntó

-¿Bella?...- me preguntó Edward

-Umm… un helado de chocolate y frutilla…- dije, era mi favorito

- Y yo uno de menta y chocolate…

-Enseguida les traigo su pedido…- dijo yendo a buscar nuestro pedido, no demoro más de quince minutos en traerlos. Comenzamos a comer y a conversar, no sabía por que, pero me sentía nerviosa.

-Tienes algo aquí…- dijo Edward limpiando mi mejilla con una servilleta, por lo que me parecieron unos minutos interminables, creo que iba a hiperventilar.- listo…

-Gracias…

-No hay de que… ¿Bella te puedo preguntar algo?

-Si, dime.

-¿De que color quieres tus flores?

-¿Qué flores?...

-Las flores para tu vestido…

-Ahh… ehh… blancas…

-Ok…

-¿Edward?

-¿si?

-¿puedo pedirte un favor?

-Si, claro… lo que quieras…

-Me gustaría… que… me enseñes a tocar el piano…

-Eso…- asentí- claro, no hay problema, yo encantado de tenerte como alumna.

-Gracias.

Seguimos conversando, cuando nos vinimos a percatar de la hora ya eran más de las 8 de la noche, así que Edward decidió llevarme a casa.

-Creo que nos vemos mañana…- me dijo

-Si…

-¿Cómo a que hora paso por ti?

-No creo que tengas que hacerlo.- le dije

-¿Por qué?...- preguntó con repentino temor, me morí de la ternura- ¿acaso..ya no quieres ir al baile conmigo?

-Claro que si… es solo que Alice me quiere en tu casa antes de las dos de la tarde para comenzar con los “preparativos”- él suspiró aliviado

-Entonces… nos vemos mañana…

-Si… hasta mañana Edward.-

No sé que diablos le sucedía a mi cerebro, pero al parecer a este le encantaba mandar ciertas acciones “impulsivas” cada vez que estaba juntó a Edward y le di un beso en la mejilla, la corriente eléctrica que me recorrió el rostro fue impresionantemente fuerte. Con el rostro todo rojo salí del auto, no quise voltear a verlo, me moría de la vergüenza, si, lo sé, soy patética, pero no podía evitarlo.

_____________________________

mmm... bueno seguramente se preguntaran que pasa con la "famosa" apuesta y la reacción que Bella tendrá al enterarse, solo les puedo decir que esto no tarda en explotar y que vayan preparando muchos pañuelitos... mientras tanto disfrutemos o hagamos pataleta por la "falta" de "valentía" que tienen este par, es más que obvio (y para tooooodos XD) que se aman... pffff tiempo al tiempo... pero cuanto tiempo??!
cuidense mucho, portense mal (jejeje), no olviden los chocolates, suspiren porque de verdad que me siento muy solita (recuerde que soy chillona w.w) y...
Nos leemos en un tris!!

Bellany G.
**I can fly but I want your wings**

3 Comments:

  1. *lili* said...
    ola niñas!!
    bells no te sientas solo aki andamos bueno solo pase rapidito xk tengo k salir a ami clase de ngles y wii de ahi a ver la peli porfin se aacaba la espera
    buen capitulo k feo k bella se va enterar de la apuesta :'( pero ni modos espero k no tarden mucho enojados pero bueno ya kieor ver k pasar en el baile
    aios s se cuidan
    ANN CULLEN said...
    la dichosa apuesta tiene que salir ala luz pobre Bella ojala no suframos mucho.
    saludos y besos
    Anónimo said...
    nena cullen: gua estubo genial pero que va a pasar con la apuesta que edward hizo con sus amigos me teneis muy imtrigada porfa ya quiero saver muchos suspiros de chocolate para las dos

Post a Comment