miércoles, 18 de noviembre de 2009

Capítulo 23. Normalidad y Confort

Bella POV

Cuando me levanté la siguiente mañana, me di cuenta de que tenía el pecho de Edward como almohada. Era fantástico que tras nuestra exhausta noche juntos pudiera aún oler igual de bien que siempre. Me giré para ver la hora, y casi muero. Me dolía el cuerpo entero, y para colmo, eran las 1:15. Me volví a tumbar en una posición cómoda y cerré los ojos.

Giré el cuello, y hasta eso me dolía. Necesitaba de que me dieran un masaje terapéutico o a un quiropráctico. Aunque, esa sería una charla interesante.

“Y, Señorita Swan, ¿Exactamente cómo ha llegado estar así de dolida?” el doctor preguntaría.

“Bueno, hice una maldita apuesta con el dios de mi novio para ver quien soportaba más tiempo sin sexo. Perdí miserablemente, pero me lo compensó teniendo sexo en cada sitio de nuestra habitación. Paredes, el suelo, ventanas, la cama… ya sabe”


Sí, en verdad, pasaría de esa idea y llamaría a Alice para que me diera un masaje. Solía dar unos muy buenos cuando estábamos en el colegio.

Intenté desperezarme pero lo lamenté al instante “Ow” gimoteé. Probablemente fue la combinación del baile y el sexo. Bueno, al menos ere era el foco del dolor. Había muchas peores cosas que podían ocurrir que estar un poco adolorida.

Me di cuenda de que Edward estaba moviéndose a mi lado y lo besé en la mejilla ligeramente antes de tumbarme de nuevo a su lado.

Observé cómo abría un ojo, y luego el otro. Después, la idea me vino de repente. Si yo estaba adolorida, él estaría diez veces peor que yo. Me elevó bastantes veces anoche. Lanzándome contra las paredes y empujándome hacia arriba. Vale, tenía que dejar de pensar en eso, o pronto, añadiríamos más dolor al que ya teníamos.

Me sonrió, lo que hizo que yo le sonriera también. Intentó sentarse, pero vi que al menos sentía un poco de dolor.

“¿Estás adolorido?” le pregunté.

Apoyó la espalda contra el cabecero “Sólo un poquito. Pero, créeme, mereció totalmente la pena” dijo con esa arrebatadora sonrisa torcida suya “¿Y cómo te sientes tú esta mañana?”

“Igual. Adolorida, pero mereció la pena totalmente cada dolor” le dije.

Se inclinó hacia mí y capturó mis labios por un corto segundo antes de dejarlos ir. “Siento haberte lastimado”

“Compénsamelo luego” le dije.

Se rió de mí “Quizás deberíamos esperar a que podamos movernos otra vez” sugirió.

“Eso probablemente sería inteligente” coincidí con él.

Entonces, noté algo en su pecho. Me acerqué a ello para ver bien lo que era “¡Oh dios mío! ¿Te lo hice yo?” le pregunté cuando vi un arañazo sobre su pectoral derecho.

Bajó la mirada y me sonrió “Me gusta. Que me marcaras como tuyo” dijo con una sonrisa tonta. “Y, me gustan esos instintos animales tuyos de anoche” dijo, besándome de nuevo. Pero aún me sentía un poquito mal.

“Lo siento. No pretendía marcarte” me reí “Araño a mi novio, y aquí estoy, sin ningún rasguño.”

“Yo no diría eso completamente” sonrió.

“Bueno, no cuento estar adolorida como estar herida. No me dejaste ninguna marca” expliqué.

“De nuevo, yo no lo diría tan a la ligera” dijo mientras crecía su sonrisa. Sentí cómo mis cejas se arqueaban en confusión. Él no me había arañado ni nada. De hecho, por lo que había hecho anoche, había sido bastante caballeroso… bonito era la palabra.

Movió su cabeza hasta mi pecho y me besó justo encima del seno izquierdo. Me reí y lo miré “Edward, pensé que dijiste, no hasta…” y entonces, cuando él quitó su cabeza, lo vi. Un chupetón justo encima de mi pecho izquierdo.

“¿Me dejaste un chupetón anoche?” le pregunté con las cejas arqueadas.

“Bueno, si quieres detalles técnicos, te dejé un par. Creo que yo también tengo que marcar mi territorio” respondió.

“¿Dónde están?” pregunté. No podía mirar, no tenía un espejo.

“Justo aquí” me besó donde ya me había señalado “Aquí” besó un punto de la curva de mi cuello. Entonces, movió los sábanas que me tapaban el pecho “Aquí” me besó por debajo del seno derecho “Y aquí” besó el lado derecho de mis ingles.

“¿En serio? ¿Ahí?” pregunté incrédula.

Volvió a ponerse a mi altura y me sonrió “Sí, puede que te hubiera hecho ese como excusa para volverte a tocar” admitió, pero no parecía en verdad nada arrepentido por ello, y a mí sinceramente, no me importaba.

“¿Te quieres duchar tu primero? ¿O voy yo?” le pregunté.

Besó mi frente “Puedes ir primero” dijo y se levantó de la cama, sacando las piernas por un lado. Dios, incluso su espalda era hermosa. Me levanté y rodeé sus hombros con mis brazos de manera que estuviera ligeramente presionada contra su espalda.

Soltó un pequeño gemido “Bella amor, eso no ayuda en nada a mi intención de esperar a que estemos totalmente curados” miré por encima de su hombro y miré hacia abajo para ver que ya estaba, totalmente preparado para mí de nuevo, pero sabía que él tenía razón.

“Lo siento” besé la parte de atrás de su cuello, quitando mis brazos de su alrededor, y saliendo de la cama “Vale, saldré en un ratito” le dije, besándolo antes de empezar a alejarme, pero cuando me giré, sentí que me traía de vuelta hacia él.

“Eres tú muy provocativa” susurró desde atrás en mi oído muy seductoramente, a mí casi me dio igual que nos hiriéramos más si eso significaba que lo podía tener de nuevo otra vez.

“¿Yo? ¿Y qué fue lo que hice?” pregunté en una voz ronca. Él era el que estaba provocando, con todo eso de los besos y susurros y estando excitado a mi alrededor.

“Simplemente eres tan tentadora que me provocas con cada cosa que haces” susurró de nuevo, antes de besarme bajo la oreja.

Me reí “Y tú dices que yo te provoco. Siempre puedes unirte a mí en la ducha” le sugerí.

“No creo que eso sea algo inteligente” dijo dejándome ir “¿Y ves? ¿Te has escuchado? Provocas. Intentas que me vaya contigo a la ducha” dijo con una leve risa.

“Vale. No te quería allí dentro de todas formas” dije mientras me alejaba corriendo hacia el cuarto de baño riendo con Edward persiguiéndome hasta que llegué a la puerta y la cerré con el pestillo.


Edward POV

Me puse de prisa el pantalón del pijama y me encaminé hacia la cocina. Puede que también me lleve yo todas las burlas ahora. De esa manera, Bella no estaría tan avergonzada.

“Buenos días” dije cuando entré a la cocina.

“No es realmente por la mañana. Más bien tarde” dijo Jasper con una sonrisa. “Lo que sea que hicierais anoche, claramente os ha trastornado los horarios.”

“Jasper, sabes exactamente que hicieron anoche. De hecho, todo el barrio sabe probablemente lo que hicieron anoche” dijo Emmett con una risa.

“Emmett, no tenemos vecinos hasta varias millas de distancia” le dije.

“Oh, lo sé, pero probablemente aún os oyeron” dijo riéndose. Yo sólo le rodé los ojos.

“Por una vez, tengo que unirme a las burlas” Dijo Rose con una sonrisa “Sólo estoy curiosa. ¿Hay algo en la habitación que no esté roto?”

Le regalé una sonrisa torcida “Algunas cosas aún están intactas, pero no te preocupes, ya nos encargaremos de esas la próxima vez” le dije con un guiño.

Ella sólo se rió y sacudió la cabeza.

Alice se levantó y me pegó en el brazo. Le di una mirada interrogante.

“Le arrebataste su inocencia” me gritó.

“Sí, y estoy seguro de que no tuviste nada que ver en ello, querida hermana” le dije “Le diste pistas para seducirme, y un conjunto increíblemente sexy. Sin mencionar que yo era tan inocente como ella”

“Oh sí” admitió. Me golpeó otra vez “Juro por Dios, Edward, que si os convertís como Emmett y Rosalie, te mataré” dijo.

“¿Y eso que se supone que significa?” preguntó Emmett, pareciendo ofendido.

Rose puso una mano en su hombro “Quiere decir que tenemos sexo a todas horas” explicó.

“Oh, bueno eso no es tan malo” Contestó Emmett y de nuevo le rodé los ojos.

“Lo digo en serio Edward. Ella es mi mejor amiga y tienes que compartirla” dijo, haciendo pucheros.

“Vale, Alice. Lo siento. La compartiré.” Dije con una sonrisa tranquilizadora, la cual me devolvió “Vale, creo que ya debió haber terminado de ducharse, os veré luego chicos” les dije.

“¿Vais a hacerlo otra vez?” preguntó Emmett incrédulo.

“Sí, Emmett. La dejé duchándose, así que cuando salga saltaré sobre ella y le daré la ronda 38” dije sarcásticamente. Por la cara que puso, no se percató de mi sarcasmo.

Yo sólo me giré y me encabecé hacia las escaleras, pero detrás de mí pude escuchar a mi hermano. Sonó muy triste, era casi divertido “Rose, nosotros nunca hemos tenido esas rondas” se quejó y no pude evitar reírme un poco.

Pegué en la puerta antes de entrar. Cuando entré, Bella estaba al lado de su vestidor liada en una toalla. Me sonrió.

“Ya sabes que no tienes que pegar en tu propia habitación” dijo con una risa.

“Quería asegurarme que estuvieras en algo decente antes de que entrara” le dije “ creo que ya hice el suficiente esfuerzo esta mañana… o cuando nos levantáramos, prefiero no tomarte otra vez.”

Ella se rió de mí “¿Y tú llamas decente a llevar una toalla?” me preguntó con una ceja arqueada.

“Al menos estás tapada” me encogí de hombros.

“La ducha es toda tuya. ¿Ya has estado abajo?” preguntó.

“Sí. Pensé que debería soportar algo de burlas sin ti” le dije y entonces le repetí la tanda de bromas que me habían dicho para prepararla para lo que le venía a ella.

Le di un rápido beso y entonces me encaminé hacia el cuarto de baño.


Bella POV

Tan pronto como Edward estaba seguro en el cuarto de baño, me empecé a vestir en unos simples shorts y un top. Me sentía bien de llevar ropa normal otra vez, parecía como si hubiera pasado mucho tiempo de eso. Sinceramente no sabía cómo funcionaban Rose y Alice llevando faldas y tacones altos casi todos los días. Yo seguramente moriría… literalmente. Me pondría los tacones altos y me abriría la cabeza probablemente.

Bajé las escaleras para encontrarme a Emmett y Jasper jugando a Guitar Hero y Rose y Alice hablando mientras ojeaban sus revistas en el sofá.

“Hey chicos” dije demasiado contenta.

“Hombre hola” dijo Rose con una sonrisa “Ya nos preguntábamos si te veríamos hoy”

“Sí” acordó Emmett “Creo que todo el vecindario te escuchó anoche” vi a todo el mundo rodarle los ojos.

“Wow, Emmett. ¿Creíste que el comentario que usaste con Edward era tan divertido, que podías usarlo otra vez?” le pregunté, lo que causó que el resto de la familia se hinchara de reír.

“No sé de qué estás hablando” Emmett me dijo mirando a la dirección opuesta.

“Oh, está bien, Emmett” le dije mientras los golpeaba en la espalda. “Estoy segura de que para la próxima vez encontrarás más material” dije con una mueca de tristeza que solo hizo que la familia se riera más.

“Hey Alice ¿Quieres venir de compras conmigo hoy?” le pregunté.

“¿Por qué invitas a Alice y no a mí?” me preguntó Rosalie

“Porque sé que esta clase de compras no te interesa a ti. ¿Alice?”

“Me encanta comprar. Por supuesto. Estoy sorprendida de que quieras incluso más ropa, pero soy feliz de ayudarte.” Dijo, poniéndose de pie.

“¿Ropa? Oh no, Alice. Creí que deberíamos ir a la tienda de comestibles. Ya sabes, para comprar comida. Y ya que soy yo la que va a esa clase de comprar pensé que tendría que ir, y quería saber si querías venir conmigo también” vi que su cara en un instante se derrumbó tan pronto como le dije que iríamos a comprar comida en vez de ropa.

Se sentó de nuevo en el sofá “Por divertido que parezca Bella, creo que pasaré la tarde con Rose” dijo, intentando sonar agradable.

Me reí ante el intento de no herir mis sentimientos “Alice, está bien. Nunca pensé que querrías realmente venir, pero pensé que podría preguntarte de todas formas. ¿Dejaron tus padres dinero para la comida?” pregunté.

“No, aquí, ten mi tarjeta de crédito. No tiene límite. Compra lo que quieras. Quizás montemos alguna fiesta estos días” sugirió Alice.

“Quizás deberíamos esperar a dar la fiesta cuando descansemos un par de días. Creo que me he ido de fiesta más veces en estas dos últimas semanas que en toda mi vida” le dije “Ya sabes, me podrías haber facilitado la entrada a la vida fiestera” me reí “en vez de lanzarme a ella”

“Bueno, tienes que admitirlo, fue divertido” Alice se rió.

“Cierto” admití “Vale, voy a decirle a Edward que voy a salir” le dije cuando me encaminé hacia las escaleras.

Hice como él y pegué en la puerta antes de entrar. Ya tenía los pantalones puestos, lo que era bueno. No creo que pueda manejar la situación estando él en toalla de nuevo. Una vez que estuve en la habitación, levantó la mirada y me sonrió.

“Muy mona” dijo con una sonrisa.

“Hey, sólo quería asegurarme de que estabas con algo decente” le dije levantando las manos.

“Suficiente decente” dijo con esa maldita y sexy sonrisa torcida y entonces volvió a mirar a su armario para sacar una camiseta.

“Oh, hey, sólo quería decirte que voy a ir a la tienda de comestibles. Estamos sin comida y pedir comida fuera se está volviendo ya algo antiguo. Quiero decir, ¿Cuánta pizza puede comerse una familia?” dije con una risa.

Alejó la vista del armario, después de coger la camiseta azul y mirarme. “¿Vas tú sola?” preguntó, claramente no muy contento con la idea.

“Bueno, le pregunté a Alice, pero claramente la comida no es algo por lo que tenga pasión por comprar. Además, sólo es Forks. Cálmate. Parece que no te gusta la idea de que me quede sola. Solía ir al Thrift way todo el tiempo cuando estábamos en el colegio.”

“Bueno, realmente no quiero estar por ahí fuera sin ti ¿Te importa si voy?” me preguntó mientras se pasaba la camiseta por la cabeza.

Le sonreí “Si realmente quieres, pero no lo hagas sólo por mí. En serio, puedo ir sola” le dije.

Caminó hacia mí y me besó rápidamente “Me encantaría ir a la tienda de comestibles contigo. Además, será muy formativo para nuestro futuro. Quiero saber qué te gusta y qué no. Si no, ¿Qué clase de marido sería?” dijo con un guiño.

Mi corazón empezó a aletear dentro de mi pecho. Otra vez ha salido con el tema de estar casados, idea que me encantaba. ¿Pero cómo puede ser que quiera pasar conmigo toda su vida? Quiero decir, pasar un verano era una cosa, pero el casarse era definitivamente un área muy distinta. ¿Podría él quererme a mí de la misma manera que yo lo quería? El pensamiento de eso siendo verdad hizo que una sonrisa se expandiera por mi rostro.

“¿Por qué sonríes?” preguntó con una risa.

Sacudí la cabeza para volver a la realidad “Nada. ¿Estás listo ya?”

“Sí, vamos”

Bajamos las escaleras agarrados de la mano para encontrar a todos en el mismo lugar que ya los había dejado antes.

“Bueno, esta ronda no fue tan larga” bromeó Emmett. Le rodamos los ojos por centésima vez desde que nos levantamos.

“Vamos a la tienda. Volveremos en un ratito” les dije, pero parecía no importarles mientras nos despedían con la mano.

Edward abrió la puerta de pasajeros del Volvo, antes de entrar al asiento del piloto. El rugido del motor comenzó y salimos a la carretera para dirigirnos al Thrift way.

No estaba muy lleno para ser la única tienda de comestibles por aquí. Asumí que todos ya lo habían hecho antes si lo habían hecho hoy.

Parecía muy normal y cómodo el comprar con Edward. Yo llevaba el carrito y él puso las manos en mis caderas empujando desde atrás. Se sentía normal y bien.

“¿Necesitamos brownies?” preguntó.

Me reí de él “Umm no creo que nadie necesite nunca brownies.” Le dije. Vi su cara caer un poco. Tan mono. Como un niño al que su madre no le deja hacer algo. Besé su mejilla. “Vale, si. Definitivamente necesitamos brownies” dije con una risa.

Me sonrió y echó algunos en el carro.

“oh, olvidé coger más champú. Nos queda poco. Volveré enseguida” dijo, dándome un beso y dirigiéndose a un área distinta de la tienda. Yo continué empujando el carro y cogiendo las cosas que necesitábamos.

“Hey, hola” escuché una voz desde atrás. Me giré para ver quién era y al instante me arrepentí. Era nuestro camarero en Chuck Sports Bar. En serio, ¿Me pudo reconocer por la espalda? Eso era algo espeluznante.

“Hola” le dije mientras me giraba de nuevo y continuaba empujando mi carro.

“Oh, vamos nena. No seas así” dijo, siguiéndome.

Me giré para encararlo “Vale, primero, no me llames ‘nena’… nunca. Y dos ¿Cómo pensabas que iba a ser entonces?”

“Bueno, al menos déjame que me presente adecuadamente. Hola, mi nombre es Mike Newton y tu eres…”

“Comprando. (N/T: Ok, habréis visto que eso no tiene sentido xD es otro juego de palabras. Mike dice… “And you are…” Y Bella “shopping”. En ingles, el presente continuo (Estoy comprando, estoy bailando….) se hace con el verbo To Be, que es Ser o Estar, así que se usa para ambos casos diferenciándolo dependiendo del contexto. Aquí, en vez de referirse Bella al verbo SER. Lo hace al ESTAR. Por eso dice… comprando. Sería algo como… Y tú estás… comprando.) Ahora, permíteme” dije mientras empujaba mi carro un poco más rápido.

“Por favor, estoy intentando ser amable” dijo. Y aunque lo sabía no debería sentirme un poquito mal por él. No me había hecho nada.

“Vale, lo siento. Eso fue grosero. Mi nombre es Bella” le dije.

Me sonrió “Encantado de conocerte Bella. Hey, ¿Te gustaría tomarte un café conmigo o algo luego?”

¿Iba en serio? ¿Me acaba de pedir eso?

“Lo lamento pero Bella estará un poco ocupada luego” dijo Edward calmadamente mientras me rodeaba con sus brazos. Sentí que el alivio se apoderaba de mí. ¿Había algo de lo que este hombre no pudiera salvarme?

“Oh bueno, quizás la próxima vez” dijo Mike mientras se alejaba de nosotros.

Me giré a Edward “¿Realmente acaba de decir que habrá una próxima vez?” pregunté.

Edward se rió de mí mientras echaba dos botes de champú al carro.

Esperamos en la cola un par de minutos antes de pasar por caja. El cajero que teníamos no era nada sutil mientras miraba de arriba abajo a mi novio. Podía haberse omitido eso y el encuentro de Mike, pero por lo demás, era muy relajante el comprar con Edward.

Metimos la comida en el volvo y nos dirigimos a casa. Sí, ya llamaba a la casa de los Cullen, mi casa. Parecía que era más parte de esta que de la mía propia y me gustaba.

“Sólo por curiosidad, ¿por qué de todas las cosas me hubieras llevado de compras con Alice y contigo si hubieras ganado la apuesta?” Edward me preguntó mientras conducía a casa.

Al instante sentí como mi rostro se ruborizaba y desvié la mirada de él, para mirar por la ventana.

“Oh, ahora tengo que saberlo” dijo y pude oír la risa en su voz.

“Es realmente muy embarazoso. ¿Te lo tengo que decir?” pregunté.

“No, pero estoy curioso.” Dudé y el continuó “No importa. Siento haber sacado el tema”

“No, está bien. Te lo diré” me pausé y respiré hondo, sintiendo que mi cara aún se ponía más roja. Ya habíamos llegado a los aparcamientos y teníamos el motor apagado. “Quería que vinieras conmigo al probador y que hiciéramos algunas cosas…” dejé caer, ya que no podía terminar de completar la frase.

Pareció confuso por un momento, y entonces pude casi ver la bombilla encendiéndose encima de su cabeza. Se inclinó hacia mí “Ya sabes, creo que aún podría hacer eso… si te comportas” susurró.

“¿Qué quieres decir con ‘comportas’?” pregunté.

“Quiero decir, cuando te lleve afuera en el fin de semana juntos, no deben haber quejas por lo mucho que te mimo. Mimarte es parte de haber ganado la apuesta y lo haré tanto como me plazca.” Dijo volviendo a separarse y bajándose del coche.

Rápidamente me quité el cinturón y me bajé también “Espera, ¿qué quieres decir con mimarme?” pregunté. Él sabía cuánto odiaba que gastaran dinero en mí. Y cómo odiaba las sorpresas aún más.

“Esa parte es sorpresa. Gané, así que jugaré con mis reglas.” Dijo mientras llevaba tres bolsas de comida a la casa. Yo cogí dos.

“Eres un tramposo”

“Lo sé” fue todo lo que contestó.


Edward POV

Era algo divertido tener a Bella a ciegas. Me gustaba que no supiera adónde iríamos, y me encantaría que fuera un secreto hasta que estuviéramos allí en Las Vegas. Me podría imaginar su sorpresa cuando viajáramos del aeropuerto y de repente viera una señal “Bienvenido a Las Vegas”

El resto de la familia vino del salón a la cocina para ayudarnos a colocar los alimentos, pero el teléfono sonó. Jasper cogió mientras nosotros cogíamos cosas de las bolsas para pasarlas a los demás para que fueran colocándolas. De alguna manera, todo se convirtió en una tanda de risas.

“Espere un momento, por favor” Escuché a Jasper decir al teléfono “Hey, Edward, el teléfono”

“¿Hola?”

“Hola Señor Cullen. Soy el Profesor Acker. He notado que todos los veranos usted cursa más cursos para profundizar sus conocimientos en medicina” dijo.

“Oh. Hola profesor. Sí, eso es correcto.”

“Bueno, me chocó bastante que este verano no estuvieras inscrito en ninguno. Pensé que sería casualidad, hasta que las clases empezaron y nadie oyó de ti”

“Sí, vine a casa a pasar el verano” le dije.

“Bueno, queríamos ofrecerte la oportunidad de sustituir a un doctor aquí. Sería un gran encabezado para comenzar tu carrera” explicó.

“¿Me dejarán sustituir?” pregunté, bastante emocionado. Normalmente no les dejan ese privilegio a los estudiantes jóvenes.

“Sí, Señor Cullen. Sin embargo, tendrías que venir inmediatamente. Así que ¿Qué dice? ¿Le gustaría empezar su carrera de esta forma?” preguntó.

Me pausé y miré alrededor de la sala. Parecía que todo estaba pasando a cámara lenta. Yo siempre había querido esto, y ellos claramente habían visto algo en mí. Pero mientras miraba alrededor de la sala, vi a Bella echar la cabeza hacia atrás riéndose de Jasper cuando se golpeó con un paquete de papel higiénico. Era tan hermosa. Ella era todo lo que quería este verano. Pero esta oportunidad me daría la salida para comenzar la vida que siempre había deseado.


Bella POV

Después de que casi me meara de risa cuando Jasper se golpeó con el papel higiénico, me giré hacia Edward para ver casi una expresión herida en su rostro. Como si estuviera decidiendo algo realmente difícil. Y por primera vez en el verano, verdaderamente pensé que algo iba mal, y que me lo podrían arrebatar. Lo vi mirándome y me dio una débil sonrisa que no llegó a sus ojos. Algo iba mal. Algo que no tendría una buena solución. Y no me gustaba.

__________________________________

mmm... porque no todo es eterno??? bueno con todo me refiero a las cosas buenas, aunque si lo pensamos bien esto es como una "prueba"... digo no han estado separados desde que declararon su amor, y es obvio que no conocen lo que esto puede ser... será un tanto interesante ver como reaccionan... pero antes!!! ustedes creen que Edward aceptara??? y como lo tomara Bella??... en fin.
cuidense mucho, recuerden los chocolatotes, suspiren montones y...
Nos leemos en un tris!!

Bellany G.
**I can love but I need your heart**

3 Comments:

  1. ANN CULLEN said...
    Yo creo que Edwward no se va y si se va es con Bella. pero solo ustedes saben no nos atormenten mas por favor.
    saludos y besos
    Anónimo said...
    nena cullen: estuvo genial chicas me encanto a ver que pasa con edward se ira si o no ya estoy deseando leer el prosimo capi muchos suspiros de chocale para las dos
    *lili* said...
    yo creo k si se ira talvez con bella no creo k permita k pierda una oportunidad importante en la carrera de el ademas como dice sera como una prueba
    pero bueno ya veremos a ver k paso en el prox cap.

Post a Comment