sábado, 21 de noviembre de 2009

APOSTANDO EL CORAZÓN

Capítulo Veinticuatro

Alice POV

Sábado.

El día tan esperado. El día del baile.

Faltaban menos de quince minutos para que llegara Bella y yo tenía todo mi arsenal de belleza preparado, esta sería una noche mágica. Baje corriendo las escaleras en cuanto escuche el timbre.

-Hola Bells.- la saludé después de abrir la puerta

-Hola Alice…- me saludo, entro y de inmediato la tome del brazo y la lleve escaleras arriba. No fuera a ser que llegara cierto hermano mío y la secuestrara antes de tiempo, oh no.

Entramos a mi “humilde” habitación que se había convertido en un mini salón de belleza, que tenía todo lo necesario para esta noche. Y es que tenía un pequeño, plan secreto, haría que Bells fuera la reina del baile, me moría por ver la cara de la egocéntrica de Tanya, si lograba mi objetivo, me sonreí de solo pensarlo.

-¿Qué te pasa Allie?...- me preguntó Bella

-Nada…¿comenzamos?

-No crees que es un poco temprano…recién son las dos y el baile es a las siete…

-Por lo mismo, tenemos tan poco tiempo. – Bella me miro escéptica

-Decidí que lo mejor era comenzar primero por el cabello, que era lo que tomaba más tiempo.

-¿Quién primero?- le pregunté

-Creo que no importa lo que te diga, ya decidiste quien…

-Exacto, solo preguntaba por cortesía.

Hice a Bella sentarse en frente al espejo, tenía mucho trabajo por hacer, pero me encantaba, ricé todo su cabello y recogí una parte en lo alto de su cabeza, dejando que los demás rizos cayeran.

Fase uno: cabello. Listo

Luego Bella insistió en que yo también me peinara, lo mío era menos complejo, pues tenía el pelo más corto, así que solo necesite unos pocos minutos, bueno la verdad no fueron tan pocos, para rizarlo y acomodarlos en la posición en que yo los quería. Cuando terminamos ya eran cerca de las cuatro de la tarde. Guau, el tiempo pasaba volando.

Luego seguimos con las uñas y lo más importante de todo, el maquillaje. Era una verdad universalmente sabida que un buen maquillaje hacia maravillas, al menos eso decía mi Biblia, perdón, mi revista de moda.

Primero me maquille yo, para demostrarle a Bells que no cometería ninguna “locura”, fue algo sencillo, una sombra color verde, que combinaba con mi vestido, algo de rubor en las mejillas, mascara de pestañas, delineador, base y labial…nada del otro mundo. Lo de ella también fue sencillo, una tenue sombra color blanca de base en todo el parpado y luego otra suave de color azul cielo, delineé sus ojos para que se destacaran más y luego le aplique el lápiz labial, sabía que el rubor no era necesario, Bella se sonrojaba solo con tener a Edward a su lado.

Fase dos: maquillaje. Listo.

Quedaba lo más importante, lo primordial y básico, los vestidos. O como me gustaba llamar al vestido de Bella (si, le había puesto nombre) “el arma homicida” y es que estaba absolutamente segura de que cuando todos vieran a Bells con ese vestido, simplemente moriría…

Me puse mi vestido, era verde botella con tiritas en los hombros y terminaba en punta en la pierna izquierda, sin duda, Bella tenía buen gusto, no entendía por que nunca se había molestado en utilizarlo para vestirse, Bella también se cambio, me felicite a mi misma, por que con ese vestido se veía hermosa, creo que iba a llorar. Me costó, pero finalmente conseguí que Bella se calzara los zapatos de tacón, que eran por lo menos la mitad de altos que los míos, que le iba a hacer, Jasper era alto y yo…bueno digamos que mi complexión es compacta, ya esta bien soy baja.

Fase tres: vestido. Listo

-estoy nerviosa.- me dijo Bella

-¿Por qué?...- le pregunté- estas preciosa…

-Ay gracias, Allie…pero tú dices eso por que eres mi amiga…

-Pero además soy experta en moda y belleza y si digo que estas preciosa, es por que lo estas…- agregué en tono profesional.

-¿tú crees?- asentí

-Y ahora será mejor que bajemos…creo que abajo hay dos personas esperándonos, bueno, una…la otra esta por llegar.- en eso se escucho el timbre, Bella me miró desconcertada

-¿Cómo hiciste eso?- preguntó

-¿hacer qué?

-Saber que alguien iba a llegar…

-Ahh, eso es sexto sentido.- le dije tocándome la frente, Bella rodó los ojos.


Edward POV

Abrí la puerta, ante ella estaba Jasper quien sostenía nervioso, una caja con el pequeño bouquet color rosa pálido que Alice llevaría en su mano esta noche.

-Pasa Jasper…¿Cómo estas?

-Hola Edward…estoy bien…¿y tú?

-Bien…

-¿y Allie, ya esta lista?

-Ya bajo Jazz…- la escuché gritar desde el segundo piso.

Alice bajo las escaleras con su habitual grabo, debía admitir que mi hermanita se veía muy linda con ese vestido color verde, repare en el detalle de que la corbata de Jasper era del mismo color que el vestido de Alice, eso me dio una idea del color del que era el vestido de Bella, pues Alice había elegido para mi una corbata azul petróleo.

-Hola Jazz…- saludó Alice

-Hola…Allie, te ves preciosa…

-Gracias…

-Es para ti…- le dijo pasándole la caja

-Oh, Jazzy gracias…- sacó el bouquet de la caja- ¿me ayudas?- le pidió

-Por supuesto.- Jazz se lo ajusto a la muñeca.

-Perfecto…¿nos vamos?- le preguntó mi hermana

-Si claro…

-Edward…- Alice me habló

-¿si?...

-Bella baja en cinco minutos…te recomiendo que te sientes…- agregó riéndose. Luego de eso ella y Jasper salieron de la casa.

Nunca creí que cinco minutos pudieran durar tanto, pero esperar a Bella se me hizo una eternidad, tome la caja en que tenía el bouquet de Bella y me pare frente a la escalera mientras la esperaba.

Entonces la vi bajar, Bella se veía radiante, hermosa, sencillamente hermosa.

Llevaba puesto un vestido strapless color azul petróleo que caí de forma vaporosa hasta un poco más de sus rodillas, la parte alta del vestido tenía delicados detalles en forma de flores de color blanco en todo el borde, su cabello estaba completamente rizado, y aunque bajaba la escalera de manera nerviosa, midiendo cada uno de sus pasos por miedo a caerse, a mi me pareció lo más hermoso que había visto en mi vida, y estaba seguro de que mi asombro se notaba en mi rostro, pues cuando me vio me dedico una sonrisa nerviosa. Le ofrecí mi mano para que bajara el ultimo tramo de las escalera y ella la acepto gustosa; cuando llego a mi altura deposite un beso en su mano, ella se sonrojo.

-te ves hermosa- le dije

-gracias…- respondió de manera tímida- tú también te ves muy bien…- dijo sonrojándose de nuevo

-¿me permites?- dije sacando el bouquet de la caja

-Por supuesto.- dijo tendiéndome su mano derecha.

-Perfecto…- dije una vez el bouquet estuvo en su mano. El conjunto estaba completo

-Es muy lindo, gracias Edward

-De nada…¿nos vamos?- dije ofreciéndole mi brazo

-Claro…- dijo tomándolo.

Salimos de la casa, era una calida noche de verano, así que no necesitamos llevar algo muy abrigado, escolte a Bella hasta la puerta de copiloto, la abrí y la sostuve para ella.

-gracias…

-no hay de que…- dije cerrando, crucé por delante del auto y me dirigí a mi asiento.

El viaje fue relativamente rápido, cuando llegamos el estacionamiento del instituto estaba prácticamente repleto, la entrada al gimnasio, que era donde se desarrollaría el baile estaba decorada por unas antorchas color blanco puestas en forma de sendero, entre cada una de ellas habían colgando cintas de color turquesa.

Me baje del auto y abrí la puerta para Bella, nuevamente le ofrecí mi brazo para entrar en el baile, el gimnasio estaba decorado en una composición de distintas tonalidades de blanco y turquesa, e iluminado con tenues luces, lo que le daba al lugar una atmósfera de mucho romanticismo, ideal para lo que tenía planeado esta noche.

Cuando entramos todos se nos quedaron viendo, o debería decir, se quedaron mirando a Bella, las chicas la miraban con envidia por lo hermosa que se veía, la única que la miraba distinto era mi hermana, ella la miraba con orgullo, se podría decir que hasta con ganas de llorar. Los chicos, ellos se la estaban comiendo con los ojos, no pude evitar las punzadas de celos que esto me produjo, ella venía conmigo, ella era mía…al menos eso era lo que yo quería. Bella intentaba sonreír, pero por la manera en que se aferraba a mi brazo, se notaba que estaba nerviosa.

Avanzamos, ante la atenta mirada de todo el instituto. Era el comienzo de una noche mágica.

____________________________

... toca averiguar que tan mágica puede llegar a ser... no digo más o me muerden jejeje
cuidense mucho, don't forget the chocolates (lo siento, hoy estoy "trabada" con el ingles o.O), suspiren y...
Nos leemos en un tris!!

Bellany G.
**My business to love you until you've had it**

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    nena cullen: jo bellany me volviste a dejar en lo mejor pero bueno estubo genial preciosa te adoro mi niña muchos suspiros de chocolate para las dos
    *lili* said...
    hay no puede ser nos dejan con el supenso a peserar el prx cap
    spero k todo salga ben el baile y por fin edward le diga a bella k la kiere si no lo golpera jajaj bueno no :p
    aios

Post a Comment