viernes, 2 de octubre de 2009

VENTANA AL AMOR


Capítulo Doce


Edward POV

Si, estaba sufriendo otro estupido ataque de cómo… definirlo, ¿molestia repentina por ver a mi “amiga”- si eso, solo amiga- con alguien más?. Debía aprender a controlar mi genio definitivamente. Pase cerca de donde Bella y este tipo se encontraban, le dedique una mirada de odio puro al odioso este, creo que de refilón vi a Bella hacerme señas con los ojos, como si estuviera en una situación incómoda… o fue mi imaginación.

Me dirigí escaleras arriba, debía serenarme o si no… la fiesta de cumpleaños de mi madre terminaría con un asesinato; y eso no sería muy educado de mi parte.

Me metí en el baño del pasillo principal, me mojé el rostro repetidas veces, Luego me mire al espejo.

-Tienes que calmarte… Edward, ella es solo tu amiga… métetelo en la cabeza…- apoye mis manos en el lavamanos mientras bajaba la vista. Escuché la puerta abrirse, me volteé para ver quien era.

No me esperaba verla ahí, Bella había entrado de manera apresurada, como si huyera de algo o alguien; su respiración era irregular mientras se apoyaba en la puerta para calmarse, la observe.

-¿Bella, Qué haces aquí?...- le pregunté. Ella levantó la vista, con gesto sorprendido.

-Edward… este yo… lo siento… no sabía…- musitó de manera nerviosa, no dije nada.- Ehh… mejor me voy…

-Mejor…- acepté, no sabía de lo que era capaz.

Ella se volteo, giro la manija, una vez, dos veces… pero no pasaba nada.

-¿Qué pasa?...- inquirí.

-No funciona…- respondió.

-Déjame ver…

Me acerqué a la puerta, e inevitablemente también me acerqué a Bella. Intenté abrir, pero era inútil, la puerta estaba trabada.

-Creo que estamos encerrados…- dijo Bella

-Eso parece…- acepté.

Perdí la noción del tiempo, Bella se había sentado apoyando su espalda en la pared, yo me quedé al fondo del cuarto; estuvimos en silencio, solo observándonos en secreto cuando creíamos que el otro no nos miraba. Bella suspiró, seguramente deseaba estar en compañía de su “amiguito”, este pensamiento me enfureció e hizo que frunciera el ceño y gruñera de manera casi imperceptible, o al menos eso creí.

-¿Me puedes decir que te pasa, Edward?...- me preguntó de pronto.

-No me pasa nada…- conteste mordaz

-Claro que te pasa algo… estas muy extraño, desde hace un rato que lo noto…

-Son imaginaciones tuyas…

-No- dijo firme- a ti te pasa algo… vamos Edward, dímelo… ¿acaso no confías en mi?...

-¿Qué tiene que ver eso?...

-Creí que al menos éramos amigos…- dijo esta palabra como si estuviera en desacuerdo con ella.- Creo que eso amerita un poco de confianza en el otro…

-Entiéndelo..¡no me pasa nada!.- grité. Claro que me pasaba algo, ella me pasaba.

No tienes por que gritarme!.- me replicó ella de la misma manera- ¡a veces eres tan extraño que no sé como…!- se calló.

-¡¿Qué?!...soy tan extraño que no sabes qué…- inquirí. ¿Qué era lo que iba a decir? ¿Por qué se calló de pronto?. La curiosidad me mataba. Ella continuó en silencio.

Me acerque a ella, tal vez demasiado, me puse a su altura, por lo que nuestros rostros estaban a escasos centímetros uno del otro, tomé su barbilla con mi mano, para levantar la mirada que ella misma había bajado ¿avergonzada?.

- Bella… yo…- comencé.- hay algo que tengo que decirte…- dije de manera más calmada.


Bella POV

-¡No tienes por que gritarme!.- le repliqué de igual manera- ¡a veces eres tan extraño que no sé como… Me enamoré de ti…- estuve a punto de decirlo.

-¡¿Qué?!...soy tan extraño que no sabes qué…- me inquirió.

Sabía que lo había notado, se había dado cuenta de lo que quería decir, agache la mirada, por miedo a que mis ojos terminaran de revelar mi secreto.

-Bella… yo…- comenzó, no me di cuenta de que él estaba a mi lado hasta que sentí su mano levantar mi barbilla.- Hay algo que tengo que decirte…- agregó de manera más pausada.

Nuestras miradas se encontraron y supe que él encontró lo que buscaba en mis ojos castaños, suspiro y su calido aliento invadió mis sentidos.

-Bella…- dijo de manera entrecortada.- yo… creo que… te amo…

No alcanzo a agregar nada más por que mis labios reclamaron los suyos con ardor. Me aferré a su nuca como si se me fuera la vida en ello, Edward se acercó más a mi aprisionándome entre la pared y su cuerpo. Sus labios se comenzaron a mover sobre los míos con una rapidez y coordinación impresionante, entreabrí los labios para captar más de su tentador aliento, Edward pasó sus manos por mi cintura, diversos escalofríos recorrieron mi cuerpo ante su tacto.

Profundizamos el beso aun más, hasta que técnicamente los dos quedamos sin aire y con nuestras respiraciones convertidas en violentos jadeos, sin embargo, los labios de Edward no abandonaron mi piel.

Comenzó a descender por mi mejilla izquierda hasta llegar a mi cuello, no pude evitar que un leve gemido escapara de mis labios, mis manos comenzaron a bajar hasta posarse en el pecho de Edward que se movía violentamente debido a su también agitada respiración. No me importaba en lo más mínimo que estuviéramos en ese baño, tampoco que abajo se estuviera realizando una fiesta, total y todo estamos encerrados y tal vez se demorarían horas en localizarnos… nadie nos podía interrumpir.

- ¿Hay alguien ahí?.- se escuchó de pronto.

La maravillosa burbuja en la que me veía envuelta desapareció de un momento a otro, aun seguíamos en la misma posición, yo sentada contra la pared y él a escasos centímetros de mi rostro.

-¿Hay alguien?...- se volvió a escuchar.

-Alice…- le contestó Edward sin apartar la vista de mi rostro.

-¿Edward? ¿Qué haces ahí dentro?...

-Bella y yo nos quedamos encerrados…- dijo con la mano aun en mi barbilla.

-¡¿Bella?!...¡¿Qué hacen tú y Bella ahí?!.- preguntó aunque por su tono sabía que conjeturas estaba sacando.

-Nada de lo que estas imaginando…- le respondió él. ¿Advirtiendo lo mismo que yo?.

Escuchamos como Alice intentaba abrir, pero también le fue inútil.

-Espérenme ahí…-se río- Bueno, no pueden ir a otro lugar… iré a buscar a Em…- se escuchó el ruido de sus tacones al alejarse.

Me apoyé más en la pared, si fuera por mi me volvería parte del papel mural…oculte mi rostro en las rodillas, estaba completamente roja por la vergüenza. No podía creer al nivel que había llegado mi imaginación, sin duda debería dejarla solo para cuando escribiera. ¿En que universo paralelo sucedería lo que estaba pensando?...sin embargo, se había sentido tan real.

Las risotadas de Emmett lo precedieron, al parecer el encontraba esta “embarazosa” situación de lo más graciosa. Gracias a la fuerza sobrehumana de mi amigo, en estos momentos agradecía que fuera tanto al gimnasio, salimos en unos cuantos minutos, aunque la perilla del baño no tuvo tan buena suerte, debía recordar comprarle una nueva a Esme.

-¿Me puedes decir que paso ahí dentro?.- me preguntó Alice en cuanto quedamos solas.

-Nada…- le respondí.- Solo nos quedamos encerrados.

-Si, eso ya lo sé… lo que no sé es por que estaban solos ustedes dos en el baño…

-Ahh… eso fue un accidente.- me dedique a explicarle que todo eso no hubiera sucedido si ella no hubiera invitado a cierta persona.- hablando de eso… ¿Dónde esta?.- le pregunté cuando llegamos al primer piso.

-Ahh… por eso te buscaba, se tuvo que ir por una clase de “emergencia” en su departamento…- suspire de alivio- vamos… que tan malo no pudo ser…- le dedique una mueca que evidenciaba lo contrario.- ¿horrible?

-Horrible es poco Alice, tienes suerte de que se haya ido… por que si no te quedabas sin zapatos.- avancé de la manera más rápida posible hasta donde se encontraba Esme con Su en brazos.

-¡Espera Bella!- gritaba detrás de mí- ¡¿Qué quieres decir con eso?!

Intente mantener una distancia prudente con Edward durante el resto de la velada, no quería que mí volátil imaginación hiciera de las suyas nuevamente, Esme adoro el pastel, me alegraba mucho de ello. Luego todos le dimos sus regalos, claro que no por eso la fiesta decayó, siempre había gente agradable con la cual conversar o anécdotas que contar. Pero mi pequeña sobrina no estaba muy acostumbrada a trasnochar, así que poco a poco el sueño la fue venciendo, lo que me indicó que era hora de irme.

-Pero si aun es temprano Bells… quédate un poco más…- me pidió Alice.

-Lo siento Allie, pero Su se quedó dormida. Es mejor que la lleve a casa…

-Como quieras… ey Edward.- lo llamó.

-¿Qué pretendía?.

-¿Si?...

-¿Puedes ayudar a Bella?...- ¿Qué? ¡Yo no necesitaba ayuda!

-Claro… permíteme…- dijo tomando a Susan en sus brazos.

-Alice…- la regañe mientras le dedicaba una mirada de despídete de tu armario.

Edward llevó a mi sobrina hasta el carro, acomode el asiento de copiloto para que pudiera seguir durmiendo en él, le puse el cinturón y cerré.

-¿Estas segura de que no quieres que te lleven?...

-Claro, no hay problema no es la primera vez que viajamos solas…

-Ahh…

-Este… yo…- dije caminando hasta la puerta del conductor. En ese momento recordé que Edward había estado a punto de decirme algo en el baño y yo con mi “pequeña” fantasía lo había olvidado.- eh… ¿Edward?...

-Si…- dijo volviendo a mi lado- ¿Qué pasa?

-Este… hace un rato, cuando… cuando estábamos en el baño tú… ibas a decirme algo… ¿Qué era?...- me miró a los ojos, desde cuando estaba tan cerca.

-Si…- susurró.

-¿Qué era?...- volví a preguntar en susurros.

-Este… yo…- lo noté nervioso, sus ojos seguían fijos en los míos.

-¿Qué?...- insistí sin apartar la mirada, aunque tuve que apoyarme en el auto para mantener el equilibrio.

-Que…- desvió la mirada.- Que… el lunes a primera hora te necesito en la editorial…- dijo de manera rápida.

-Ahh… eso…

-Si, eso…

-Esta bien… adiós…- me despedí desilusionada.

No se por que pero por algún extraño e incomprensible motivo esperaba, estaba segura de que había querido decir algo más, algo distinto… o tal vez era mi imaginación que el día de hoy había decidido divertirse a mi costa.

El domingo fue relativamente normal, realice el aseo de la casa, ayude a Susan con sus deberes y después estuvimos la tarde en el jardín. Después de haber bañado y acostado a mi sobrina recibí una llamada.

-Alice… ¿Cómo estas?...

-Muy bien Bells…

-¿Paso algo?...- le pregunté, era raro que llamara a estas horas.

-No nada… solo era para decirte que mañana te necesito…

-¿Para que?...

-Tenemos que ir a realizarnos una de las últimas pruebas para los vestidos…

-Oh, lo había olvidado… ¿a que hora es?...

-¿Que tal después de que recojas a Su del colegio?… recuerda que ella va a llevar las flores…

-Si…- como demonios se me había olvidado la boda de mi amiga, si faltaban menos de dos meses.

-Además… tenemos mucho de que hablar…

-¿Si?...¿De que?...

-No te hagas ¿quieres?... no quieres que Rose ocupe su poder de persuasión contigo ¿o si?

-No, claro que no aun recuerdo la última vez…

-Ok, entonces nos vemos mañana en tu casa…

-De acuerdo…

De veras debía dejar de pensar en estupideces irreales y enfocarme en el mundo real, quedaba poco para la boda de Alice y lo menos que estaba haciendo era ayudarla, además tenía un libro a medio escribir. Lo que me recordaba lo que había intentado olvidar durante todo el día.

Edward quería verme mañana en la editorial. ¿Qué significaba eso? ¿Acaso no les había gustado mi ultimo libro?.

Me puse a trabajar, para al menos mostrarles algo más. Y así distraerme. Sin embargo, no podía evitar que los personajes me resultaran conocidos.

____________________________

mmmmmmmmmmm... si chic@s... ohh! desilución!!!... la mente malvada de Bella nos jugó una mala pasada y todo fue un sueño (bastante real para mi gusto) pero ni modo... suerte para la próxima =P
ahora... ya saben que me encantan las teorías (aunque muchas me dejan solita eh!! Jum!!!) asi que esta vez que creen que iba a decir Edward antes de ser 'interrumpido' por la mente de Bella??? y para que la quiere en la editorial???...
bueno, sin más por ahora...
cuidense y degusten el delicioso sabor del chocolate, suspiren mucho que es la fuente de este blog y...
Nos leemos en un tris!!!


Bellany G.
**Mi sueño eres tu**

3 Comments:

  1. Ninive said...
    De verdad, que par de tontos, espero q alice haga algo pronto porque realmente neesitan su alluda. Un Beso y un suspiro para todas.
    Anónimo said...
    ashhhh ya me estan deseperando este par por que no se dicen lo que sienten y ya pero en fin sigamos leyendo

    alice
    ☆*trinemily*☆ said...
    HAHAH QUE Rabia SI SON TONTO ESO TORTOLOS!! :s:s:s:s HAY AHORA POR CULPA DE ELLOS HAY QUE ESPERAR JAJAJAJAJ ME ENCANTA EL SUSPENSO PERO ME IRRITA NO SUPERARLO RAPIDO ESPERO EL PROXIMO CAP QUE DIOS LAS BENDIGA Y LES ILUMINE SIEMPRE MUCHA PAZ AMOR SALUD Y MUCHO MAS XOXOS SE LES QUIERE MUCHO

Post a Comment