jueves, 29 de octubre de 2009

Feliz Cumpleaños Kokoro!!!


Summary: Nuestra Alpha está de cumpleaños, adivinen quién le da el mejor Regalo…
Advertencia: Este OneShot contiene Lemmon
JACOB POV
Esta mañana me siento feliz, la verdad es que no puedo dejar de sonreír y las comisuras entre mis labios y mis mejillas comienzan a doler.
- Intentaré calmarme. Me dije a mí mismo.
Caminé hasta mi habitación, me tendí en mi cama desordenada, estiré la mano para alcanzar mi estéreo que estaba en la repisa sobre mi cabecera. La encendí sin mirarla, fue entonces cuando la música comenzó a llenar el lugar y las imágenes llegaron a mi mente, sin resistencia alguna por quitarlas.
Ahí estaba yo, como todos los días, sentado en el mismo rincón de siempre, en la sala de clases, el profesor de Historia, otra vez se había retrasado, y mis compañeros de salón no hacían más que cacarear sobre cómo sería la fiesta de cumpleaños de una tal Kokoro, creo que es una tipa del otro salón, la verdad no les presté mucha atención.
Seguí contando las manchas que la lapicera de tinta dejaba a menudo en mis manos y en mis dedos, la verdad estaba en exceso distraído hoy. Luego de descubrir que hoy solo tenía 20 manchas de tinta, contando una que por accidente manchó el puño de mi camisa, escuché como una compañera mencionaba mi nombre, intentando ser cautelosa con su tono de voz.
Era sin dudas la voz de Naty, me llamó la atención que me nombrara, jamás la escuche murmurar sobre nadie. Ella era una niña bien alegre, siempre llegaba saludando a todo mundo, y riendo por alguna anécdota del fin de semana con sus amigas del otro salón. Joy, otra compañera, previno a Naty de que yo estaba al pendiente de su conversación, la verdad es que no logré escuchar más allá de mi nombre, pero a juzgar por el extraño comportamiento de ambas, supongo que realmente si hablaban de mí.
Continué divagando el resto de la mañana, pero a ratos miraba a esas dos compañeras, su actitud, y por alguna extraña razón, llamó mi atención, el resto del día me la pasé intentando distraerme y dejar de barajar teorías sobre lo que pudieran haber estado hablando ellas. Asique agudicé mi oído para ver si alguien hablaba algo que no fuera esa fiesta.
Todos mis esfuerzos fueron inútiles, definitivamente el tema de conversación en todos los pasillos y salones era esa Kokoro. ¡Qué Fastidio! Acaso nadie tenía otro tema más interesante de que hablar, o ¿Es que acaso era yo el único que no había recibido invitación?, comencé a sentirme molesto conmigo mismo por ser tan invisible para el resto de mis compañeros, pero como podría tener tiempo que hacer amistades si el ser miembro de una manada verdadera de licántropos no me daba más opciones. A duras penas venía a la preparatoria y eso porque mi papá y Sam insistieron en que viviera una vida normal.
- ¡¿Le puedes llamar a algo de esto normal?!
Salí disparado en cuanto sonó el timbre que anunciaba el final de otra tediosa jornada en la preparatoria. Pero por salir disparado choqué sin querer con una compañera que salía igual de rápido que yo del otro salón, dejando caer nuestros libros al suelo producto del impacto, estaba recogiendo mi libro de Historia, cuando ella hizo lo mismo para recoger un libro grueso, llamado “The Host” supongo que lo ha leído más de una vez, ya que la portada se veía algo gastada, y las esquinas de las páginas estaban dobladas. Cuando levantó el libro cayeron una serie de papelitos azules, me apresuré para recogerlos y devolvérselos, pero ella otra vez hizo lo mismo, y chocamos de frente, hasta ese momento mi vida había sido monótona y aburrida, pero esos ojos, esa boca, esa nariz pequeñita…. Juro que jamás vi a una mujer tan … tan radiante, despampanante, tan… única.
Me quedé pasmado mirándola, era como si mi vida estuviera en sus manos ahora, como estuve de ciego todo este tiempo,
- ¡Cómo no la había visto antes!
Sentí como si mis pies pisarán las nubes… Simplemente amor a primera vista… o como mis amigos Licántropos lo llamarían… ¡IMPRIMACIÓN!, ¿Acaso esta pequeña señorita lo era?
Desperté de mi debate interno cuando oí su hermosa voz.
- Oh! Discúlpame… soy tan… - no continuó.
- Perdóname tú… - Las palabras salían de mi boca en un tono tan sonso que me avergoncé , y es que se me quedó viendo fijo a los ojos, y pude ver que se sonrojaba …
- Torpe… - Concluyó su frase.
- Wow! No, el torpe he sido yo.
Le entregué los papelitos azules que alcancé a recoger del suelo y el roce con sus manos me volvió loco, eran suaves, casi tan delicadas como el pétalo de una rosa.


KOKORO POV
- Esta maldita clase no acaba nunca, espero que Naty y Joy encontraran la forma de invitar a ese chico guapo, solo lo había visto una vez por la reserva, y quedé impresionada con su perfecta anatomía… es que simplemente él tiene que ser mío!!
Miré otra vez mi reloj, solo quedaban cinco eternos minutos…
Cuando al fin sonó el timbre tomé las invitaciones de mi cumpleaños y las guardé en mi libro favorito de Stephenie Meyer, “The Host” , ya perdí la cuenta de las tantas veces que lo he leído .
Tomé los demás libros y salí corriendo del salón.
Todo pasó muy rápido, apenas salí por la puerta del salón me di un golpe contra un chico, y mi sorpresa fue enorme cuando vi quien era. Con el impacto mis libros quedaron desparramados en el suelo, tomé primero mi Libro de Meyer y las entradas de mi fiesta cayeron y quedaron totalmente repartidas.
Me apresuré a recogerlas, pero él hizo lo mismo y nos dimos un cabezazo de aquellos, Auch! Dolió! …
Pero él pareció no notarlo y eso me hizo sonrojar, lo miré fijo a los ojos en busca de una demostración de dolor por el golpe pero nada.
- Sique tiene la cabeza dura.
Hice como si tampoco me hubiera dolido y dije :
- Oh! Discúlpame… soy tan… - al mirarlo las palabras se atoraban en mi garganta.
Y es que OMG! Este chico era un bombon!
- Perdóname tú… - se detuvo en la mitad de la frase y su penetrante mirada me dejó en shock , y es que su tono de voz era como si … como si hablara con el amor de su vida, como si me… amara.
- Torpe… - Concluí la frase que dejé a medias, mis palabras seguían atoradas.
- Wow! No, el torpe he sido yo. Dijo bajando su rostro, como un niño pequeño que va a ser regañado.


Me pasó unas cuantas entradas que alcanzó a recoger y me dijo …
- ¿Cómo te llamas?
- Kokoro
- ¿y tu Jake verdad? O… ¿¿prefieres que te diga Jacob??
- Jake está bien.


JACOB POV
- ¿ Cómo te llamas ? le pregunté … Necesitaba saber el nombre de mi amada.
- Kokoro – Respondió , con razón todo el mundo hablaba de su fiesta, si el ser más hermoso que he visto.
- - ¿y tu Jake verdad? O… ¿¿prefieres que te diga Jacob?? – Que vergüenza, ella sabía mi nombre. ¿Acaso me había visto antes?, yo quería saber todo sobre ella.
- - Jake está bien. - Le respondí.


- Jake; dijo con su tierna voz, algo chillona pero tierna. En mi mente sonaba como la melodía más bella.


- Bueno, tengo algo de prisa, nos vemos el Lunes supongo.


- Supongo – Respondí.
Cuando se fue su aroma dulce quedó en el aire… Tengo que ir a esa fiesta y verla de nuevo.
Fui directo a la tienda de disfraces de Port Ángeles, el único disfraz que me quedaba bueno era uno de lobo, vaya, si los demás de la manada me vieran de seguro me regañarían, pero qué diablos! , eso era lo de menos, tenía que llegar a esa fiesta.
Llamé a Adri, una amiga de la familia y le pregunté si sabía de la fiesta, y para mí no sorpresa ella estaba invitada, y me sugirió que nos fuéramos juntos, eso era justo lo que esperaba que respondiera, cuando preguntó si yo estaba invitado le mentí.
Adri , iba disfrazada de princesa, se veía realmente linda, pero a comparación de Kokoro nadie igualaba su belleza.
Dimos la vuelta por un camino angosto y supe que estábamos cerca porque todo en los alrededores estaba decorado con globos de muchos colores y la música se oía desde que entramos al camino.
Aparqué y ayudé a Adri a bajar del auto, ese vestido era enorme, .. Mujeres…
Me puse mi mascara de lobo y entré a la fiesta.
Toda la preparatoria estaba allí. A lo lejos divisé a los chicos de mi salón. En la mesa del ponche estaban las que supongo serían sus amigas, ya que estaba Naty, Joy, Gaby B, Sky, Mer, Tini, Angy, Nana , Robin, Jazzy, Alexa, Coka y un chico, Anvil.
No piensen que recordaba todos sus nombres, es solo que Adri las conocía a todas y me las presentó en cuanto nos acercamos a ellas, Anvil era el único hombre entre todas esas chicas. A él si lo conocía, pues nos topamos en un concierto de Peal Jam el año pasado. Según Adri se hacían llamas las NTLS. Dios sabe que significará esa sigla.
Estaba desesperado por verla, mire a mi alrededor muchas veces, pero nada, ella no aparecía, a medida que el tiempo y la música avanzaban me ponía cada vez más impaciente… Caminé hacía los sofás negros que estaban en un rincón, me sentaría a esperarla toda la noche si fuera necesario, no me daría por vencido tan fácil.
Había tanta gente, y tantos disfraces que me resultaba casi imposible distinguir los rostros.
Hasta que uno iluminó el lugar por completo. Era ella, disfrazada de Vampiresa, qué ironía del destino, ahí estaba mi razón de vivir, vestida del enemigo.
Caminé hacía ella con mi mascara puesta. Se veía radiante, llena de alegría, supongo que era obvio ya que era su fiesta y estaba rodeada de sus amigos. Pero en su mirada había algo extraño, como si a su felicidad le faltara algo.
Cuando estuve lo suficientemente cerca de ella le extendí mi mano, invitándola a bailar conmigo. Ella me miró con extrañeza, pero al final aceptó.
Comenzó a sonar una canción de moda, no sé cómo se llamaba, pero a ella se le daba genial el ritmo de la canción. Hasta que la música cambió abruptamente, y comenzó a sonar un tema lento, TODO CAMBIÓ, de Camila. Naty estaba hablando con el DJ y miraba hacia donde estábamos. Ella y las NTLS comenzaron a reír y a murmurar.
Kokoro se volteó a mirarlas, Hasta que Angy le hizo una seña, y ella sin más se volteó y posó sus manos sobre mi cuello y quitó lentamente mi mascara.


KOKORO POV
Mi corazón comenzó a latir desenfrenadamente ante la señal que Angy me daba, todo este tiempo estuve bailando con él , y yo que apenas y lo miraba cuando bailábamos.
Quería ver su rostro, su hermosa sonrisa…
Me acerqué un poco más a él y puse mis manos en su cuello y comencé a subirlas arrastrando con ellas esa fea mascara de Hombre lobo.
Cuando al fin vi su rostro, lo rodee con mis brazos para seguir en lo que estábamos, él me abrazó fuertísimo, y el calor de su cuerpo me tenía jadeante, ya no me faltaba nada para ser feliz, el chico más guapo bailaba conmigo en mi fiesta, cuando giramos un poco miré a mis NTLS para darles un gesto de Gracias, y posé mi cabeza sobre su hombro…
Jake tomó con sus manos mi mentón y me miró directo a los ojos, en su rostro había una sonrisa que fácilmente podía compararse con la de un niño abriendo sus regalos de cumpleaños. Su mirada profunda, cálida…. Su… perfección me tenían en el paraíso.
- Eres lo que esperaba… eres mi complemento… más que mi otra mitad, eres mi todo.
Me quedé con la boca abierta ante su declaración, no solo lo tenía bailando conmigo, sino que además estaba igual de enamorado de mí, así como yo de él.
Tomé su mano, la acerqué a mi pecho y dejé que sintiera como latía mi corazón. Sus ojitos brillaban, y su alegría estaba a la vista.
Le propuse ir a un lugar más íntimo, quería hablar con él, saber todo, llevaba meses mirándolo a escondidas, siempre cuidándome de que no se diera cuenta, y ahora lo tenía frente a mí. Sin dudas el mejor regalo de la noche.
Caminamos hasta mi habitación y nos sentamos en la cama, hablamos por casi una hora, hasta que las chispitas de energía y magnetismo entre la distancia de él y la mía se hicieron tan seguidas que apenas lograba verle… mis ojos estaban nublados por el deseo de su cuerpo, necesitaba comérmelo a besos. Probar si sus labios son tan cálidos como se sentían a la distancia.
Simplemente no pude contenerme, y me lancé sobre él, dejándolo tendido por completo en mi cama, él soltó una carcajada, y dijo:
- Hasta que por fin te decides.


Me tomó de las caderas y me volteó quedando ahora yo tendida por completo en la cama, una de sus manos continuó alrededor de mi cadera, y con sus dedos hacía figuras al acariciarlas. Su otra mano estaba sujetando mi mandíbula y acercando mi rostro al suyo. El calor de su aliento me llamaba… Comencé a besarlo como si el mundo se fuera a acabar, como si este fuera el último día de ambos.
Su mano que sostenía mi cadera comenzó a subir lentamente por el contorno, hasta que sentí uno de sus dedos bordeando uno de mis pechos. A estas alturas el calor corporal que ambos irradiábamos era casi incontrolable, así que comencé a quitarle de a poco ese disfraz de lobito, y él hizo lo mismo con mi capa y luego con los tirantes de mi Vestido de satén negro. Metí una de mis manos por debajo de sus pantalones, y sentí algo enorme…


Un hormigueo exquisito en la parte baja de mi abdomen se hizo notar, dolía pero se sentía rico. Solté un quejido de satisfacción y solo eso bastó para que la ansiedad por tenerlo por completo para mí y solo para mí se hiciera urgente.


Con rapidez comencé a quitarle los pantalones y el levantó mi vestido, uno de sus dedos estaba enredado en la diminuta tira de mi braga, con suavidad comenzó a quitarla…


De su interior salió una especie de gruñido animal. Al tiempo que se sentaba en la cama, me tomó por la cintura y me dejó caer sobre su enorme miembro.


La sensación de tenerlo dentro de mí era increíble, sus movimientos simplemente perfectos, sus besos embriagadores y su sabor como el mejor de los manjares.


Era como si mi cuerpo estuviera amoldado al suyo, como si lleváramos años practicando.


Su calidez me volvía loca, y mis movimientos se hicieron más bruscos y constantes. Mientras que su respiración era ruidosa y sexi.


Me vine, una, dos, tres veces y cada vez la sensación era más fuerte… Cada quejido que dábamos era sobrenatural. En un susurro casi inaudible me dijo…


- Quédate un momento más sobre mí…


Cuando caímos rendidos en la cama, me acomodé a un lado de su cuerpo desnudo. Y me incliné para besarlo…


Fue hasta que vi la hora, que me di cuenta que me ausenté toda la noche de mi fiesta, que ni siquiera me cantaron cumpleaños feliz o las mañananitas. Pero no podía quejarme… esta noche recibí el mejor de los regalos.


JACOB POV


Luego de besarla por última vez y de prometerle que en la tarde volvería por ella para un paseo por First Beach, la alegría y las imágenes de esta noche ocuparon mi mente por completo.


Me dirigí hasta mi casa con la mejor de las sonrisas en mi cara, mi felicidad era incontrolable.


- Intentaré calmarme. Me dije a mí mismo.


Caminé hasta mi habitación, me tendí en mi cama desordenada, estiré la mano para alcanzar mi estéreo que estaba en la repisa sobre mi cabecera. La encendí sin mirarla, fue entonces cuando la música comenzó a llenar el lugar y las imágenes llegaron a mi mente otra vez…


- Ya tengo mi Imprimación… - cerré mis ojos para pensar en ella… solo en ella….
______________________________________________________ Estas son las mañanitas que cantaba el Rey David, y hoy por ser tu cumpleaños te las cantamos a tí... Despierta Koko Despierta mirá que ya amaneció... Ya los pajaritos cantan la luna ya se escondió... (8)
Espero que pases el mejor de los cumpleaños y que todo salga bien en tu fiesta. A la distancia te envío mis mejores deseos y un abrazo de Oso. Te amo Amiga... Muchisimo!!!
Angylito.~*NTLS*~.

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    Loquibell: Angylity creo que este es el mejor regalo a nuestra Koko que le pudieras dar, esta fabuloso, de verdad te admiro por la facilidad que tienes de expresar tantas emociones al escribir, xoxo,
    ♥Kokoro Black♥ said...
    DIOS!!!! CREO QUE MORI Y REVIVI Y VOLVI A MORIR Y VOLVI A REVIVIR!!!!

    ANGYLITO HERMOSA!!!! TE AMO CON TODA MI ALMA!!!!

    TE ADORO, GRACIAS!!! GRACIAS!!!

    Gracias!! te lo juro que mil gracias!!!! Mi Jake imprimado de mi y al lado de todas mis amigas... no se!! fue un hermoso regalo!! te amo!! te adoro!!!

    Gracias mi hermosa!! muchas gracias!! te mando besoos y muchas bendiciones preciosa!!!

    TE EXTRAÑO!!! Y TE AMO!!!

Post a Comment