jueves, 29 de octubre de 2009

ESA NANA

Capítulo 20. Secuestrada

Mi gritó se quedó en la garganta cuando fui arrastrada hacia dentro de la puerta, causando la caída de mis muletas al suelo en el proceso. Ahora estaba en equilibrio sobre una sola pierna y necesitaba apoyarme en él para no caerme. Tan pronto como estaba en la habitación algo pegajoso me fue colocado en la boca.

¡Ew! ¿cinta adhesiva?

La habitación estaba semi oscura y luché por deshacerme de sus garras pero ahora tenía cogidas mis dos manos. Luché por hablar pero todo lo que conseguí decir fueron sonidos ahogados.

“Enciende las luces Jessica” dijo.

¡Espera un minuto! ¿¡Jessica estaba en esto!? ¡Pero ella era mi amiga! Pero entonces Jacob también solía ser tu mejor amigo...

Escuché unos pasos y hubo un click cuando las luces se encendieron. Tan pronto como se encendieron miré a toda la estancia. La librería no era más que una habitación vacía y cuadrada con un cuelo sucio, y periódicos pegados en las ventanas.

Rehusé mirar a la persona que me sostenía pero permití mirar a Jessica.

“Jess ¿Cómo has podido?” pregunté

“¿huh?” preguntó. Entonces me di cuenta que mis palabras sonaban sordas y no entendían lo que estaba diciendo.

Di un exasperado suspiro y giré la cabeza hasta Jacob, mi secuestrador. Secuestrador. No puedo creer que haya llegado a seguir su amenaza...

Me estaba mirando, sonriendo con la misma sonrisa que me había estado dando durante toda la semana, Así que, ésto era lo que estaba planeando. Se lo tenía que haber dicho a mis amigos en vez de dejarlo pasar.

Jacob empezó a empujarme hasta el final de una pequeña habitación y me tiró al suelo, contra la pared. Ignoré el dolor que apareció en mi pierna cuando esta cayó al suelo.

Luego se puso delante mía, sosteniendo ambas de mis manos en una de él y me las ató. Sentí horror cuando me las puso en la espalda y se giró para mirarme. “Sólo te quitaré la cinta si prometes que no vas a chillar o intentar algo gracioso”

Asentí. No tenía sentido luchar. No es que pudiera levantarme y correr. Él era mucho más fuerte que yo, más grande, más rápido y no iba a empeorar la cosa intentando escapar.

“Si lo haces” continuó “Te lo volveré a poner antes de lo que piensas”

Asentí furiosamente. ¡Sólo quítame esta cosa! Tengo muchas preguntas que hacer, además no hay nadie que me pueda escuchar gritar.

Elevó una mano y me lo quitó, rápidamente. Iba a gritar no por ayuda, sino de dolor, pero la mirada que me dio me causo tal efecto que hizo que me tragara todo el dolor para mí dentro.

Me mordí los labios y los miví. Me sentía rara. Entonces recordé que había otra persona aún en la habitación y me giré parta mirarla.

“Dije Jessica que cómo pudiste, supuestamente eras mi amiga. Mi mejor amiga...”

La forma en que me estaba mirando me llenó de odio ¿Cómo alguien tan cercano puede volverse a tu contra tan rápidamente? ¿O ya había estado siempre así y no me había dado cuenta?

“¿A qué te refieres que como pude? Señorita Isabella Swan que obtiene todo lo que quiere, bueno pues ya es hora de que yo tenga lo que quiero” dijo señalando a Jacob.

La manera en que lo estaba mirando me recordó algo “¡Oh Dios! ¡Vosotros dos estais saliendo!” ¿cómo pude haberme olvidado? ¡Charlie me lo dijo en el hospital!

Sonrió “Sí, estamos saliendo” dijo, yendo hacia él mientras se balanceaba en los muslos. Pude sentir mis ojos abrirse ¿De verdad ella estaba intentando parecerle sexy a Jacob?

Luego me acordé cómo me había dicho que se había teñido el pelo y cambiado el color de los ojos para impresionar a alguien ¿Era Jacob?

Lo miré cuando se levantó y se separó de ella. Era como el juego del gato y el ratón. A cada paso que daba ell hacia delante, él retrocedía. Lo cogí como una oportunidad y comencé a arrastrarme sobre el suelo sucio hasta la puerta. No me estaban prestando atención así que seguí, sin embargo, mis manos aún atadas a las espalda estaban empezando a herirme.

“Estás perdiendo el tiempo Bella, ¡La puerta está cerrada! Estoy seguro que no querrás estar atada en otras partes de tu cuerpo como lo están tus manos” Jacob me chilló.

Me congelé ¿Atarme?

Me giré hacia él “¿Qué van a hacer conmigo?” mi voz fue apenas un susurro. La realidad del asunto comenzó a asustarme.

“¡Vamos a matarte!” chilló Jessica. Sentí mi respiración encogerse. ¡Estaba feliz de matarme! ¡Loca! Me puse a pensar intentando averiguar si Jess había tenido algún problema mental mientras fuimos amigas. Estoy segura de que me habría dado cuenta...

“No, no vamos a matarte” replicó Jacob.

Ella se giró hacia él y le frunció el ceño “¡Lo prometiste! Dijiste que si la traía aquí, nos encargaríamos de ella y tú finalmente podrías tener una pacífica relación”

“¿Por qué no podéis tener una relación pacífica conmigo aquí?” les interrumpí.

Se giró hacia mí y me miró “¡Porque siempre que estamos juntos en lo único que puede pensar es en ti! ¡tú! ¡y TÚ! ¡Mira lo que me hizo!” dijo mostrándose a sí misma y mis ojos se abrieron “¡Y no es suficiente!”

Jessica se había cambiado el pelo y los ojos a mi color ¡Estaba intentando ser yo! Pude sentir como toda la sangre dejaba mi cara.

Háblame de cosas espeluznantes...

Tomé una respiración profunda y agitada “Estaréis arrestados cuando os pillen”

Se giraron hacia mí con expresiones divertidas.

“No vamos a ser pillados” dijo Jacob “Nadie sabe que estás aquí”

¿Qué?

“¿Qué quieres decir?” pregunté confusa.

“Vi a tu pequeño chico guapo dejarte en los dormitorios. Estuviste todo el tiempo sola; así que no sabe que estás aquí”

¿¡Me había estado espiando!? Y estaba en lo cierto; Edward no había estado allí, y no sabía dónde estaba. Pero no es que quisiera verlo de todas formas…

Me desplomé contra la pared. Nadie va a encontrarme. Debería haber dejado una nota o algo… ¡Espera un minuto! ¡Había escrito la dirección y la dejé en el sofá! Si él realmente quiere encontrarme, la seguiría. Todo lo que tengo que hacer es ganar más tiempo.

Rápidamente alcé la vista para encontrar a Jacob y Jessica susurrándose furiosamente. Intenté forzar el oído para escuchar lo que decían.

“¡No cambié para nada!” Chilló Jessica “¿¡Me usaste!?”

Jacob tenía una mirada indiferente en su rostro cuando contestó “Sí. Y ahora ya no me sirves. Puedes irte, tengo un trabajito que hacer con Bella”

¿Trabajito? ¿Qué clase de trabajito?

Jess dio un pisotón al suelo y gritó “¿¡Cómo pudiste usarme así!? ¿¡Por qué te preocupas tanto por ella!? ¡Me dijiste que me amabas a mí, no a ella!”

Di un grito ahogado cuando rápidamente me di cuenta de lo que había ocurrido. Todo tenía sentido ahora. Por qué Jacob había vuelto a Phoenix y comenzó a salir con Jessica. Jessica obviamente debe de haberle gustado él bastante por un tiempo y la usó para tenerme a mí prometiéndole cosas que nunca haría.

Pero no importa lo poco amiga que fuera ¿De verdad había estado planeando matarme? ¿Por un tío? Y ese tío era Jacob, ¡Para hacer las cosas peores!

Jacob le dio una expresión vacía y empezó a venir hacia mí “Si quieres irte, hazlo Jessica”

La vi mirarme con odio y furia.

“¡Ella incluso no te quiere de la misma manera que tú a ella!” le chilló

Vi como Jacob retrocedía y se enfadaba en sus ojos.

“Le haré ver que sí” le contestó fríamente.

¿¡Qué significaba eso!? Por favor que no sea lo que estoy pensando. Sentí mis ojos abrirse de miedo y metí la cabeza en las rodillas intentando aislarme.

“Yo te puedo dar lo que quieres voluntariamente. Ella no” Jess continuó, suplicando.

“No voy a necesitar más su permiso” respondió Jacob cuando se paró enfrente de mí.

Aquellas siete palabras hicieron que mi sangre se congelara en un instante. Podía sentir mi cuerpo empezar a agitarse de miedo cuando levanté la vista hacia él.

¡No lo haría! ¡Lo haría! ¡No, no lo haría! ¿Lo haría?

Bajó hasta casi sentarse enfrente de mí pero terminó por levantarme en mi pierna buena, después me sostuvo, así no me caería.

“No hagas nada de lo que te arrepientas Jessica. Tan pronto como esto acabe te prometo que podemos estar juntos realmente” le dijo.

Di una agitada bocanada de aire cuando me empujó contra la pared, golpeándome los brazos contra ésta, sus ojos nunca dejaron los míos.

Escuché a Jess enfurruñarse y sentarse en el suelo ¡No va a ayudarme!

“Ahora Bella” dijo, acercándose a mí “Podemos hacerlo por las buenas o por las malas”

¿¡Realmente pensaba que me iba a entregar a él voluntariamente!? Fruncí el ceño y desafiante giré mi cabeza.

“Vale, por las malas entonces. Pero no digas que no te avisé”

Cuando trajo su cara más cerca de la mía, mi visión se nubló y pude sentir las lágrimas amenazar con salir. Si sólo no estuvieran atadas las manos a la espalda y no me estuviera agarrando, podría empujarlo o algo.

Sentí su respiración en mi cara cuando sus labios tocaron mis mejillas. Grosero

Empecé a mover las manos intentando desesperadamente liberarme. Sin suerte.

Sólo pensar en lo que Jacob planeaba hacer con mi cuerpo me hacía temblar más. Si no hacía nada rápido, obtendría lo que quisiera en menos que canta un rayo.

¡Tengo que conseguir más tiempo!

“¿Sabe Billy en qué estabas estos días Jacob?” le chillé intentando ignorar el camino mojado que iba dejando con su lengua de mi mandíbula a mi cuello.

Cuando el nombre de Billy fue mencionado, se heló y apartó su rostro ligeramente. “No lo averiguará” contestó monótonamente.

“Sí, lo hará. Yo se lo diré” le devolví.

Se rió para sí mismo un poco. Bien, lo había distraído “¿Tu propio padre no te creerá y tú crees que el mío sí?”

Estaba en lo cierto. Mi padre, el único con que había estado más cerca, había elegido a Jacob antes que a mí, su propia hija.

“¡Y no es que vayas a salir viva de aquí!” Gritó Jess desde la otra parte de la habitación.

Así que era eso. Iba a obtener lo que quería y luego quitarme de en medio. Había sido estúpida.

Cuando trajo sus labios de vuelta a mi cara, me encontré a mí misma deseando que Edward hubiera encontrado la dirección. Incluso si estuviera enfadada con él, él era el único que quería ver en este momento.

Un quejido escapó de mis labios cuando las manos grandes de Jacob fueron por debajo de mi camiseta. Luché por levantar mi pie bueno, así podría darle una patada, pero era imposible. Terminé cayendo. ¡Sus manos estaban en todas partes! Intentó quitarme la camiseta con una de sus manos pero era imposible ya que tenía las manos atadas a la espalda. Lo escuché dar un gruñido de frustración y se echó para atrás un poco. Metió su mano en el bolsillo trasero y sacó un par de ¿¡tijeras!? ¿Qué era lo que llevaba ahí?

Mis ojos se abrieron como platos cuando me di cuenta para qué eran las tijeras. Cuando cortó mi camiseta la tiró al suelo, y yo sabía que toda esperanza se había ido. Había una mirada hambrienta en sus ojos cuando tenía casi toda la parte superior de mi cuerpo desnuda; aún tenía mi sujetador puesto, quién sabe lo que duraría puesto ahí.

Si mis amigos no venían en menos de dos minutos, sería demasiado tarde. Sabía en la mirada de Jacob que no esperaría más. También quería que me mataran después de esto; no creo que pudiera vivir con ello.

Alcanzó mis pantalones y comenzó a desabrocharlos.

Oh no, por favor no

Las lágrimas recorrían mis mejillas descaradamente. Iba a ser violada, y no había nadie que lo evitase.

Sólo cuando esas palabras cruzaron mi mente, escuché un grito frustrado y giré mi cabeza para encontrar a Jessica corriendo a través de la habitación hasta nosotros.

“¿Qué pasa ahora Jessica?” preguntó Jacob, sonando frustrado.

“¡No puedes esperar que esté sentada ahí y vea esto!”

Aún me sostenía, pero se giró hasta ella “Te dije que podías irte”

“¿Qué tal si vas a comprar algo de comida así podremos celebrarlo cuando todo esto acabe?” le preguntó a Jessica.

Ella entrecerró sus ojos hacia mí y se dirigió hasta la puerta. Jacob se giró hacia mí pero continuó mirando a Jessica. No sé por qué, pero sentí como si estuviera esperando que hiciera algo. Entonces ocurrió. Abrió la puerta y en silencio la cerró tras ella cuando salió.

¡Olvidó cerrarla con llave!

Cuando Jacob estuvo completamente frente a mí, tenía una enorme sonrisa en mi cara.

“Sigamos. Estás tan emocionada por esto como yo. ¿Era la presencia de Jessica la que te molestaba?” me preguntó.

Inmediatamente borré la sonrisa de mi cara. Qué repugnante. ¡Pensó que estaba emocionada por él!

Su mirada cayó a mis labios y sabía qué era lo siguiente que tenía planeado; y yo no lo iba a dejar.

Cuando vi su cara descender hasta la mía rápidamente giré ésta hacia el lado. Él sin embargo se dio cuenta y no lo iba a dejar pasar. Puso sus labios en los míos y comenzó a besarme. Permanecí inmóvil.

Cuando estuve de pie con él besándome, me di cuenta algo iba a hacer que me dejase. Incluso si eso significara caer en el intento. Así que, recuperé el equilibrio con mi pierna buena y la levanté. Entonces, tan fuerte como pude, la estampé contra sus partes bajas.

Se heló y pude ver el dolor cruzar su cara. Pero no se echó para atrás como había esperado, por lo que, no caí.

“Pagarás por esto” me chilló.

Obviamente no lo había golpeado lo suficientemente fuerte. Había querido que me soltase así podría correr hasta la puerta. Su agarre siguió tan fuerte como antes pero estaba conteniendo todo el dolor que sentía.

Con mi plan a la deriva, podía sentir la desesperanza. Miré hacia la puerta, mi única vía de escape y me congelé.

Pude ver como la abrían lentamente y silenciosamente. Devolví la mirada a Jacob pero este no se había dado cuenta todavía.

Pude sentir mi corazón latir desenfrenado en mi pecho cuando pensé en todas las personas que podrían ser. Estaba deseando que fuera cualquier persona menos Jessica.

Una forma silenciosa entró en la habitación y cerró la puerta.

Edward.

Alivio y emoción bañaron mi cara al verlo. Puso su dedo índice en sus labios; para que estuviera en silencio. Estaba en silencio, pero no podía parar de sonreír.

“¿A qué estás sonriendo?” Escuché la voz de Jacob preguntar.

Rápidamente me volví hasta él cuando sus ojos empezaron a girarse hasta donde estaba Edward y lo besé.

No quería que supiera que estaba Edward aquí todavía. Si Edward lo pillaba desprevenido, todo esto acabaría más deprisa.

Cuando lo besé, sentí como sonreía y se echó para atrás.

“¿Has cambiado de opinión?” preguntó, mirándome con la misma mirada hambrienta.

Miré detrás de él para encontrar a Edward con una expresión furiosa en su cara y yo rápidamente la quité.

“No realmente” respondí.

“¿Entonces qué-?” empezó a preguntar, pero fue cortado cuando Edward lo apartó de mí y lo lanzaba a la otra parte de la habitación. De lo rápido que fue apartado de mí, mi apoyo, me caí de culo al suelo con un suave golpe.

Miré donde no estaba la escena enfrente de mí, que era básicamente Edward golpeando las luces de la habitación de un sorprendido Jacob, y pensó en lo que había ocurrido.

Casi había sido violada por mi ex-novio. En ese momento, todas las emociones que estaba conteniendo salieron a la luz.

No tenía control de mi cuerpo cuando me enrosqué en una bola y me agitaba cuando los violentos sollozos abandonaban mi cuerpo. De repente me di cuenta que no sólo estaba llorando por lo que Jacob había estado a punto de hacerme, también era por que mi mejor amiga me había traicionado; mi 'perfecto' novio me había engañado y aún tenía la cortesía de salvarme de mi ex; y ahora no tenía a nadie a quien acudir; ni siquiera mis padres.

Edward rápidamente me miró con una expresión de pánico y vino a levantarme. Rápidamente me envolvió en un abrazo y comenzó a desatar los nudos que ataban mis manos.

“Siento que haya ocurrido esto” me dijo.

¿Había ahí doble sentido en sus palabras? ¿Estaba hablando de que me había engañado o de lo que había estado a punto de hacerme Jacob?

Decidí que no iba a debatir en ello; realmente no tenía ganas de hablar de ello. Ni ahora; ni nunca.

Pero no podía actuar como si todo estaba bien cuando no lo estaba. Eso fue porque no dije ni una palabra cuando puso sus brazos alrededor de mi sacudido cuerpo y apoyó su barbilla en mi cabeza. Mi voz fácilmente revelaba todos los sentimientos que cruzaban mi cuerpo. Simplemente puse mis brazos alrededor de su cintura e intenté grabar ese momento en mi memoria. Probablemente sería la última vez que pudiera tenerlo así. Y por mucho que rompa mi corazón; sabía que no podía continuar con él sabiendo que me había engañado.

Estaba muy perdida en mis pensamientos que no me di cuenta que me había movido hasta que no sentí cómo Edward me estaba sentando en el asiento del copiloto de su coche.

Me miró con una expresión interesada cuando silenciosamente cerró la puerta. Esperé que entrara por la otra puerta, pero no lo hizo. Aún estaba de pie al lado de la mía, pero con su teléfono móvil esta vez.

Tenía una gran idea de a quién estaba llamando.

Cuando estaba sentada esperándolo, me sentí sucia. No tenía camiseta y estaba ensuciada por la espalda por donde había estado tumbada en el suelo. Aún podía sentir los puntos por donde Jacob había estado tocándome.

Miré a la puerta cerrada de la librería y deseé estar en cualquier sitio menos ahí. Pero tenía que permanecer allí hasta que Edward terminó con su llamada. Finalmente teníamos las suficientes pruebas para meter a Jacob en la cárcel y yo iba a estar aquí cuando lo metieran. Necesitaba verlo; para saber que ya estaría segura desde ahora en adelante.

Edward cerró el móvil y rápidamente se fue hasta el asiento del conductor. Cuando se sentó, lo miré. Algo en mis ojos lo debió asustar porque pareció en shock por un momento antes de que me pusiera más cerca de él; mientras permanecía insensible a la realidad.


______________________________________________________


Bellany G.
**Mi vida... tu paciencia es mi motor**

6 Comments:

  1. ANN CULLEN said...
    odio a jacod.(NO AL LINDO LINCANTROPO) y Jessica esta loca o que? lo bueno es que Edward llego...¿como llego tan pronto? Espero que lo que vio Bella en el celular haya sido un mentira.
    espero el proximo capitulo esta genial.
    saludos y besos.
    Anónimo said...
    yo si odio a Jacob, asi como el hay muchos hombres que te engañan y para colmo se obsesionan contigo, espero tambien que lo del celular haya sido una trampa tambien, pero deben hablar, el le dijo a ella que confiara en el, divino el capi, besos, suspiros secuestrados, jaja, (loquibell)
    Anónimo said...
    HOLA ESTOY FRUSTRADA COMO PUEDE HAVER PERSONAS ASI COM JESSICA QUE ACEPTEN QUE LES HAGAN ESO A OTRAS MUJERES Y ESE JABOB LO ODIO DE VERDAD SOLO ESPERO QUE EDWARD Y BELLA SE ARREGLEN

    ALICE
    Mary Boop said...
    Oh Por Dios !! No puede ser u.u ...Enserio creo que sere Team Edward xD ...Jacob se paso u.u y ni hablar de Jessica...Porque siempre tiene que ser la mala ?? u.u xD ..Yo tambien espero que sea mentira lo que vio Bella...
    Jess Mogollón said...
    AAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!
    porfas siguelaaaaaa
    kiero saber que pasa con edward!!!
    y con jacob!!!!

    weno bye
    Bssss
    Anónimo said...
    nena cullen:estubo genial espero que el zerdo de jekob se lleve su merecido por lo que le a echo a bella muchos besos de chocolate gemelis

Post a Comment