martes, 13 de octubre de 2009

CURANDO SUS HERIDAS

Capítulo 22. Segundos


Capítulo no apto para corazones sencibles como el mio, preparen muchos pañuelos y acerquense a la persona que aman (sin importar quién sea).

Recomendación Personal: Lean este cap. escuchando "Lose You" de Pete Yorn, se encuentra en la playlist principal del blog (el que esta a su izquierda), para mi es ideal.



† Edward POV

-¡No!- Rugí, luchando contra Emmett y Jasper. Había accedido a dejar a Bella, a pedido de Alice, había vuelto al bosque para esperar que ocurriera lo peor. Alice me había jurado que nada le ocurriría a Bella mientras estuviera lejos de la casa. Debí de haberme percatado de la nube en su mente, de que trataba de bloquear ciertos pensamientos de mí. Cuando me adentré entre los árboles, estaba esperándome, junto con Jasper y Emmett.

Ella me sonrió disculpándose, -Vi que ibas a ponerte difícil.

Tenía razón.

Todo paso tan rápido que, aun con mi velocidad y desarrollados sentidos, casi podía seguir el hilo de la situación. Los sollozos de Bella llegaron a mis oídos, sonando desgarrados. Mi cuerpo respondió instintivamente, luchando para volver hacia la casa. Alice se puso en mi camino, habiendo predicho mi reacción. Jasper y Emmett me tomaron de los brazos, y me detuvieron.

-¡No!- Grité, luchando contra mis opresores, -Va a lastimarla ¿Verdad?- Mis ojos le lanzaron una mirada furiosa a Alice, -¡Me sacaste de allí sabiendo que iba a lastimarla! Vas a dejar que--

Una pálida mano voló y se estrelló contra mi mejilla. Mi cabeza se volvió hacia un lado, por la fuerza del golpe, mis ojos se abrieron de golpe ante el shock. Me volví lentamente a mirar a Alice. Su respiración era pesada – su habitual expresión de alegría había sido reemplazada por una furia que nunca antes había visto.

-Como te atreves,- Respiró. Yo dejé de forcejear, incapaz de no hacer otra cosa que dejarme invadir por el pánico. -Bella me importa, Edward. ¡Deberías saberlo! Nunca podría, jamás haría algo para lastimarla.

-Alice--

-Estoy haciendo esto por ella, Edward- Me interrumpió Alice, -No estoy preocupada por ti. Sé que son solo humanos. Sé que puedes con ellos. Te arrestarían y te escaparías. Entonces tendríamos que huir y escondernos. ¡Solo harás más difícil protegerla!

-Alice-- Traté nuevamente, pero ella no había terminado.

-Aun así piensas que quiero lastimarla. No entiendes que esto es lo mejor. Duele ahora, es difícil ahora...pero es lo mejor.

-Alice,- Hablé más alto, -Iba a disculparme. Sobreactué. Tienes razón. Estuve mal en decirte eso.

-Edward,- Su voz volvió a tener el mismo suave tono de siempre, -Sabía que ibas a disculparte. También se que vas a descontrolarte en treinta segundos. Estoy tratando de prevenir eso.

-¿Está funcionando?

-No,- Respondió, su voz sonaba frustrada.

Entonces comencé a darme cuenta de cuánto le afectaba a Alice toda esta situación. Normalmente era una persona feliz. Eran extrañas las ocasiones en que gritaba o se enfadaba. En los últimos dos minutos había pasado por ambas. Estaba tan molesta como el resto de nosotros, solo que esta vez no pudo esconderlo.

-Trataré de estar tranquilo,- Era una promesa que sabía que no cumpliría. Luego de sus palabras, estaba al límite, esperando que esos treinta segundos pasaran. Me tensé. Alice me miraba expectante. No faltaría mucho.

-¡GOLPEAME!- Escuché el desgarrador grito de Bella desde la casa. Mi mente se quedó en blanco, y nuevamente, traté de seguir su voz. Jasper y Emmett casi fueron arrastrados hacia el suelo cuando me adelanté de un brusco movimiento. No tuve suerte, ellos pudieron controlarme.

-¡Edward!- Gritó Alice, aun parada frente a mí. -¡Edward, no lo hará! No va a golpearla, te lo juro. ¡Tranquilízate!

-¿Por qué?- Gruñí, aun revolviéndome a pesar de la promesa de Alice, -¿Por qué le pide eso?

-Quiere que la marque,- Su voz se endureció, -Quiere tener algo con que poder probarle a la trabajadora social que Mike es el que abusa de ella. Mike sabe exactamente lo que Bella quiere…por eso no va a lastimarla.

-Esta tomándole un gran esfuerzo al no hacerlo,- Murmuró Jasper, -Puedo sentirlo desde aquí.

-Pero no lo hará,- Dijo Alice nuevamente, tratando de asegurármelo. -Edward, Bella está pasando por un terrible sufrimiento ahora, pero nuestra presencia no ayudara en nada. Te lo prometo, ni bien podamos, nos acercaremos a ella. Tienes que quedarte aquí.

-¿Dirías lo mismo si Jasper estuviera en el lugar de Bella?- Lancé.

-Seria duro,- Razonó Alice, sonando insegura, -Pero si es para lo mejor…si viera que es para lo mejor…

-¡Suéltame!- La voz de Bella resonaba con más fuerza. La estaban sacando fuera de la casa. Podía verla desde donde estábamos escondidos, luchando desesperadamente contra los oficiales que la arrastraban fuera de la casa. Su rostro estaba bañado en lágrimas, -¡Allie! ¡Allie, no te dejaré! ¡OH dios! ¡Suéltenme! ¡Detenme IR!

-Alice,- Gruñí al llamarla, -Voy a arrancarle el brazo a Jasper. Puedes ver eso ¿Verdad?

-Edward,- Suspiró Alice. Observo por unos instantes mientras los policías subían a sus vehículos y se marchaban. -Ve.

Mis brazos fueron liberados y salí corriendo en ese instante. No recordaba cuando había corrido a tal velocidad. Envolvía Bella con mis brazos, apretándola fuertemente contra mi pecho. Su cuerpo temblaba con cada sollozo, destrozando mi corazón. -OH, Bella,- Suspiré contra su cabello, acariciando su cabeza con mis labios, -Bella, lo siento tanto.

-Lleva...- Sus palabras sonaban ahogadas, -Llévame a casa.

No le pregunté, solo la alcé en mis brazos. Sabia donde quería ir, la casa a la que se refería. Me puse de pie lentamente, cargándola cerca de mi pecho. Salí hacia la casa, corriendo a través de los árboles. Alice, Jasper y Emmett se había ido. La esencia de Bella me envolvía, incrementada con sus lágrimas. No pasó mucho tiempo hasta que llegamos a la casa. Alice corrió hacia nosotros.

-¡Bella!- Sus ojos y voz estaban llenos de preocupación, -OH, Bella. Lo siento tanto.

-Basta,- Murmuró Bella, presionando su rostro contra mi pecho. Le miré con preocupación. -Dejen de disculparse. Es mi culpa. Todo es mi culpa.

-¡Nada de esto es tu culpa!- Rosalie salió corriendo desde dentro de la casa, sus ojos brillaban con una furia que nunca antes había visto. -¡Esto es su culpa! ¡Voy a matarlo! ¡Voy a deshacerme de ese maldito problema de una buena vez!

-Si, Rosalie, eso será de gran ayuda,- Lanzo Alice ácidamente. Su furia era tan extraña en ella. -Mata a Mike. Justo después de que Bella haya sido sacada de la casa gritando por Allie. No sospecharan de ella.

-¿Tienes un mejor plan?- Le retó Rosalie.

-Yo...- Alice suspiró, bajando su mirada, -Bella.

-¿Si, Alice?- Sus voz tembló y la acerqué aun mas a mi cuerpo, tratando de ofrecerle alivio.

-Huyamos.

-¿Qué?- Mí cabeza se dio vuelta de golpe. Alice había ocultado esta idea de mí.

-Vayamos por Allie y huyamos,- Continuó Alice, -Asesinémosle si quieren, no me importa. Si podemos huir, no importara. Nos buscaran por secuestro ¿Por qué no añadir homicidio a la lista?

-¿Huir?- La voz de Bella sonaba esperanzada. Solo podía rogar por que aceptara esta idea. -¿Pero a donde?

-Denali, en principio,- Murmuró Alice, -Es remoto. No nos buscaran allí. Después nos la arreglaremos, con el poder de Edward de leer las mentes, y mis predicciones, no podrán encontrarnos.

Tenía razón. Sería casi imposible que nos encontraran. Aun así…había muchas preocupaciones. La educación de Allie, por empezar.

-Yo le enseñaré a Allie en la casa,- Dijo Esme desde las escaleras, reí en silencio. Y yo que creía que era el único que podía leer las mentes…-No tendrás que preocuparte por su educación.-

Bella me miró, con duda en sus ojos. Suspiré y traté de sonreír gustosamente, -Esperábamos hacer las cosas de otra forma, para que no tuvieras que escapar de todo…pero esta parece ser la única opción que tenemos. Si lo quieres, es lo que haremos.

Ella asintió. Mi corazón se derritió.

-¡Entonces listo!- Aplaudió Alice. -¡empaquemos y vallamos por Allie!

Todos corrieron inmediatamente a empacar. Bella, dio unos pocos y temblorosos pasos hacia el sofá.

-¿Bella, quieres que te lleve hasta arriba mientras empaco?- Pregunté mientras se dejaba caer sobre el sofá.

-No,- Se sentó. Asentí rápidamente y me volví para comenzar a empacar, -¿Edward?

-¿Si?

-Podrías...- Miró hacia el almohadón que había a su lado. Caminé hacia allí antes de que hubiera terminado su oración, -¿Podrías sentarte conmigo, solo unos instantes?

-Bella,- Susurré su hermoso nombre en su oído, acercándola a mí, -Estaré contigo cuanto tiempo quieras.

-¿Como pudo suceder todo esto?- Suspiró.

-Bella,- Susurré su nombre, acariciando suavemente su espalda, -Lo siento. Lo decidió repentinamente...Alice no tuvo tiempo de advertirnos. Dio vueltas las cosas con demasiada velocidad. A decir verdad, no creí que tenía tanta habilidad.

-A mí también me sorprendió. Nunca pensé que fuera tan…listo.

-No dejare que te lastime, Bella,- Continué susurrando. -Cuando estés lista, iremos empacar nuestras maletas. Podemos ir a tu casa y sacar a Allie de--

OH Dios.

Escuché los pensamientos de Alice. Siguiendo su mente, me dejé envolver en su visión.

-¡Papi!- Gritó Allie, golpeando con fuerza la puerta, tratando de salir de su habitación. Él le había dicho que estuviera quieta, tranquila, pero sabía que la gente se había ido. Sabía que era lo que estaba sucediendo.

Podía oír el ruido del agua llenándo la bañadera, así que Mike debería estar en la planta alta de la casa. ¿Por qué no le respondía? ¿Por qué no le abría la puerta? Ella esperó, desesperadamente golpeando con sus puñitos la puerta de madera. Pronto, unos pesados pasos resonaron en el suelo del pasillo y el suave clic de la cerradura de su habitación le dijeron que era libre. La puerta se abrió.

-Allie, bebe,- Canturreó Mike, agachándose para alzarla en sus brazos. La cargó en sus brazos, mirándola con una sonrisa que no se reflejaba en sus ojos, -¿Qué tal si te damos chocolate caliente para que te duermas?

-Pero papi, no estoy cansada. Quiero a ma--

-Te lo dije Allie,- El besó su frente rudamente y comenzó a bajar las escaleras, -No tienes mamá.

Allie tenía lágrimas a punto de desbordar de sus ojos mientras abrazó su mantilla fuertemente contra su pecho, tratando de perderse en el consuelo que le daba. Mike la sentó en una silla frente a la mesa y se volteó hacia la cocina para hacer el chocolate caliente. Allie esperó silenciosamente.

-Vamos a ser una familia feliz, Allie- Mike le aseguró mientras ponía agua caliente en una taza. Ella le miró asustada.

-Papi, quiero a mami.

-¡No tienes mamá!- Lanzó, volteándose hacia ella con furia en sus ojos. Trató de componerse, trató de relajar la furiosa expresión de su rostro, -Solo seremos tu y yo a partir de ahora.

-Quiero a Edward.

La taza cayó al suelo.

-¿Qué?

-Quiero a Edward,- Allie murmuró, su voz temblaba de miedo.

-Tal como tu madre,- Lanzó Mike, -Edward es un hombre malo.

-¡Mami ama a Edward!- Gritó Allie, su voz sonaba con más firmeza. -¡Yo quiero a Edward! ¡Tú eres un hombre malo!

La mano de Mike voló por el aire, cruzando furiosamente la mejilla de Allie. Su cabeza se giró hacia un lado, la silla se tambaleó ante el impacto, la madera resonó contra el suelo y Allie rodó, separándose de su mantita. Allie se volteó mirando a Mike con terror en sus ojitos.

-¡Trate de ser bueno, Allie!- Rugió. Allie se removió en el suelo, tratando de alejarse de Mike. Era muy pequeña, demasiado lenta. Mike la sujetó toscamente por el brazo, arrastrándola por la habitación. Allie pataleaba, tratando de liberarse. -Podíamos haberla lastimado juntos. Traté de ser bueno.

-¡Papi!- Gritó Allie, -¡Papi, duele!

Ahora estaban en el primer piso. El la arrastró hacia el baño y se cayó al frío suelo de cerámica. Allie se arrastró, tratando de esconderse en una de las esquinas del baño. En algún lugar, donde fuera, esperando que Mike no pudiera alcanzarla.

Pero lo hizo.

Tomó su cabeza y la metió en la bañadera. Allie luchó para zafarse, sus manos aferrándose a las de él. Sus gritos se ahogaron entre burbujas, mientras que Mike le gritaba un sinfín de obscenidades. -¡Esto es su culpa, Allie! ¡Tu mami te hizo esto! ¡Todo es su culpa! La odio. La odio. ¡TE ODIO!

Sus movimientos cesaron.

Sus manos se soltaron de él.

Nada.

Nada.

Se había ido.


La habitación apareció a mi alrededor y me puse de pié de un salto. Alcé a Bella en brazos y me volteé a ver a Alice, quien estaba en las escaleras, -¿Hace cuanto?

¡Ve!

El camino hacia la casa de Bella se había nublado. La velocidad con la que corrí hacia ella antes no era nada comparado con esta. Me dolía el cuerpo debido a la fuerza que hacía por correr lo más aprisa que podía. Me empujaba, desesperadamente rogando llegar hacia Allie antes de que lo peor sucediera.

Mis ojos se posaron un segundo en Charlie, le escuche gritarnos palabras que no tenían sentido para mí en esos momentos. Dejé a Bella en el suelo y de una patada saque la puerta de lugar. Charlie nos seguía. Tenía que tener algo en mente si...si…

No.

Una silla caída en la cocina.

No.

Una taza en el suelo, agua por todos lados.

¡No!

Una mantilla olvidada.

¡NO!

Empujé a Bella escaleras arriba, aun consciente de su delicada existencia…aun en mi estado actual. Ella se dirigía hacia la habitación de Allie, pero le guié hacia el baño. El lugar donde sabía que estaría Allie ahora.

Abrí la puerta y Bella reaccionó instantáneamente.

Lanzó todo el aire en un grito ahogado. Sus manos temblaron, alzándose hacia su pelo. Sus ojos se agrandaron cuando cayó en cuenta de la escena que yo había visto minutos antes. Se dejó caer al suelo de rodillas, lanzando un angustiado grito. -¡ALLIE!

Miré a través de la puerta.

No.

No. No, no.

¡NO!


**************

Letra de "Lose You" de Pete Yorn: http://www.songstraducidas.com/letratraducida-Lose_You_10469.htm

_____________________________________

Tengo un corazón en luto por las almas inocentes perdidas en las garras de sus depredadores...
Un mar intenso y perdido entre la nada por aquellas lágrimas caídas desde los cuencos de unas madres derrotadas...
La tristeza y la angustia de no enteder la cruealdad que me rodea...
El rencor y la impotencia por tener las manos atadas y la boca sellada consumida entre la niebla...
Y la firme convicción de intentar cambiar la realidad y derramar una gota de miel para sanar las heridas...


No esperemos a que la vida se nos vaya de las manos, hagamos todas un algo para remediar un todo, luchemos por lo que queremos y si es preciso hay que morir para defender a quienes amamos...


Una luz inocente se ha extiguido en Lovers, estamos de luto...

Bellany G.
**Sana a mi corazón adolorido**

13 Comments:

  1. safm_6 said...
    De verdad me duele en el corazon... el cap. estubo demasiado triste, no lo puedo creer, ese angelito no merecia eso, ODIO A ESE ENGENDRO DE MIKE lo odio lo odio... Allie no merecia eso.. ese pequeño e indefenso angelito.... Eh llorado demasiado, y sigo llorando mientras escribo esto.. no e sjusto.. pero no hay nada que hacer hay que respetar la historia... pero duele mucho que pasara eso... Mi corazon esta roto... Si por mi fuera le daria la muerte mas horrible a ese engendro, pero primero lo torturaria...

    Besos y abrazos, cuidense mucho Bellany y Angy. atte: Aideé
    Anónimo said...
    no puedo creer que esto haya sucedido, aunque es lo que estamos viviendo en nuestro pais PR, por lo menos hubieran cambiado tan terrible destino, perdonenme yo no soy nadie para juzgarlas, pero duele, de verdad duele, no puedo seguir escribiendo, suspiros fatales,xoxo
    Anónimo said...
    tengo el corazon en pedazos, se fue un bello angelito, solo espero que ya que la historia ha tomado este rumbo Mike, tambien tenga lo suyo pero de una manera que nos haga temblar, no podemos dejar que estas cosas sigan pasando y que los culpables queden sin castigo, xoxo, suspiros ahogados de mucho dolor
    Anónimo said...
    solo digo q ojala rosalie se encargue de mike ella sabe torturar bien!!
    Paola said...
    Duele demasiado q se haya ido un angelito... Es sumamente terrible...

    Hagan pagar al desgraciado de Mike!!!!
    Anónimo said...
    NOEMI:no no me puedo cree que a sido capaz de matar a su propia hija.bella tenia que haver dejado que edward lo matara. espero que se haga justicia, pero ya nadie le devolvera a su hija,es muy duro pensar que hay familiar pasandon esta situacion o parecida. la vida es muy injusta.un suspiro de tristeza
    Anónimo said...
    no,no y no puede ser esto es horrible, es un dolor muy grande y pensar que eso si pasa, debemos parar esto de una manera u otra, ahora que haran Bella y Edward, y el sinverguenza de Charlie al ver lo que le hizo Mike a su nieta, de verdad estamos de luto pero se que se hara justicia y aunque Allie no este siempre la recordaremos como el angelito que fue, xox, suspiros de esperanza
    ANN CULLEN said...
    No, no puede pasar esto mi corazon esta destrozado. por que un angelito tenia que sifrir haci.
    las lagrimas no quieren parar.
    Anónimo said...
    no tengo palabras de verdad que estas cosas suceden todos los dias pero no deja de doler que un inocente page las cosecuencias po tener un padre con la mente enferma ,espero que mike pague y con creces lo que ha echo, pero nadie le devolvera a bella a su hija. un que tambien hubo mas culpables en esta historia charles,jessica ellos tambien deberian pagarlo.

    besos doloridos


    sonia cullen
    Anónimo said...
    no puedo dejar de pensar en esto, solo espero que le hagan pagar bien caro, como dice la suspiradora de arriba, tanto a Jessica como a Charlie, que pasara con Bella y Edward, solo espero que ella no decida dejarlo, cabe la posibilidad en esta historia que ella quede embarazada o que sea transformada y junto con Rose haga justicia, que creen ustedes mis complices suspiradoras, xoxo supiros vengativos
    Ninive said...
    Dios mio espero que no sea lo que me estoy temiendo, es demasiado duro. Bella jamas se va a recuperar si pierde a allie. Ninguna madre lo hace, no se puede vivir sin corazón y donde llega un hijo no llega nisiquiera tu pareja, y eso lo digo yo q lo quiero mas q a mi vida pero a mis hijas mas aun.
    Un Beso y un suspiro
    Anónimo said...
    nena cullen: chicas que malas sois asta la lagrimita me hicoro sacar ya estoy impaciente por ver que alice este bien si fuera bella lo mataba a miki pobre bela no quisiera estar en su lugar muchos besos y suspiros de chocolate para las dos preciosa
    kosca said...
    hola, encontre tu pagina y me encanta, q fuerte la historia , aun estoy llorando , besos desde españa

Post a Comment