martes, 1 de septiembre de 2009

ACUERDO PERFECTO

Capítulo 2. Cumpliendo

Edward miro de nuevo a su reloj, no podía creer que de verdad hubiera imaginado que ella vendría, o acaso existía, tal vez solo tuvo un mal sueño... Una ilusión de pesadilla por mentirle a sus padres, se sentó en el borde de la cama al lado de su maleta y paso una mano por su cabello.

Espero más de 10 minutos y nada paso, su mirada estaba fija en la puerta... Por fin 20 minutos para las 11 de la mañana bajo exasperado para tomar un taxi fuera de su edificio, cuando logro parar uno, el chofer bajo para abrir la cajuela, después de meter la maleta cerró fuertemente llevándose una mirada asesina por parte del hombre.

-Pretendes llevar mi maleta en tus pies-, susurro Bella mientras Edward se volteaba con los ojos desorbitados.

-Llegas media hora tarde-, siseo mientras ella rodaba los ojos.

-Acabas de salir-, dijo ella mientras le indicaba al chofer del taxi que abriera de nuevo la cajuela, el hombre los miro perplejo y abrió de nuevo el auto.

-Te estaba esperando-, replico Edward señalando al edificio.

Bella se río y Edward bufo mientras la ayudaba a subir su maleta.

-Y para que subiría mi maleta hasta tu dormitorio no crees que es ilógico, llegue aquí a las 10, tu elegiste esperarme allá-, se burlo Bella mientras cerraba la cajuela, Edward iba a rebatir mientras ella se dirigía a unas de las puertas traseras del auto, ahora llevaba su cabello en una coleta, una playera de manga larga y unos jeans, casi pasaría como una chica normal, claro sin contar el acuerdo y todo eso.

-Extrañare esa falda-, suspiro Edward en tono dramático.

-Lo siento esta tan deprimida después de haber sido llamado ridícula-, le contesto Bella rodando los ojos mientras se subía al taxi, Edward sonrío y subió después de ella.

-Eres odiosa Bella Swan-, le dijo en tono burlón

-Y aun así me amas con locura no es así-, suspiro ella sarcásticamente y Edward sonrío negando con la cabeza.

-¿A dónde?-, pregunto el chofer

-Al aeropuerto…-, susurro Edward mientras Bella secaba sus manos tenuemente en su pantalón, se decía así misma que aun podía detenerlo todo, pero y después que, pasaría toda la semana encerrada, tal vez estudiar para los exámenes...Ah si y quedarse deseosa de un buen polvo… Bella reprimió la idea de jalarse el cabello se comportaba como una completa ninfomana, pero ella quería algo más que su triste historia de la perdida de su virginidad, ella quería al menos saber algo… cualquier cosa además de deberes y obligaciones, reglas, escuela… Entrar una semana en el mundo de Edward Cullen no podía ser tan malo.

Edward miraba de reojo a la extraña chica a su lado… ¿Estaría pensando en de verdad propone pagar por sexo?, él no lo sabia y para ser sinceros no importaba mucho, un acuerdo era un acuerdo y si ella le quitaba a su mamá y a su hermana de encima… seria una muy muy buena semana… para ambos.

Al llegar al aeropuerto llegaron a comprar los boletos, se pararon frente a la empleada de la aerolínea y esta sonrío alternando su mirada de uno a otro.

-Al aeropuerto de Olimpia… por favor-, pidió Edward mientras Bella miraba a los lados.

-Claro dos asientos juntos… cierto-, inquirió ella con una sonrisa picara.

-Cierto-, dijo Edward burlonamente pasando su brazo por los hombros de Bella

-¿Pago en efectivo o tarjeta?-, pregunto ella y Bella respondió casi al tiempo que Edward.

-Efectivo-, anuncio ella

-Tarjeta-, murmuro él

La mujer se quedo perpleja mientras Bella miraba con los ojos entrecerrados a Edward.

-Mi amor… Vamos a conocer a mis padres… yo pago-, dijo el con una sonrisa torcida mirando a Bella… en sus ojos ella podía ver el chiste entre ellos, el estaba disfrutando de la situación y cada palabra era un gesto burlón.

La mujer de la aerolínea casi exclamo un ¡aw! al oírlo mientras Bella rodaba los ojos.

-Te los pagaré-, susurro Bella entre dientes.

-No lo dudes… Encontraré la forma de cobrarme-, dijo el a su oído y el enojo de Bella desapareció… definitivamente el acuerdo no tenia fallas, negó con la cabeza ante la clara aceptación de su cuerpo al engreído Cullen.

-Si claro… discúlpenos… el paga-, contesto Bella y la mujer sonrío pícaramente.

Ya en el avión, Edward se acomodo del lado del pasillo y Bella del lado de la ventanilla, después de unos minutos de haber despegado el sacó su cartera y se la dio a Bella.

-¿La dueña de tus quincenas?-, bromeo Bella y el rodó los ojos, abrió la cartera en sus manos y le mostró una foto de su familia.

-Al menos tienes que saber quien es quien-, ella le saco la lengua y se acomodo los lentes, casi se atraganta al ver la fotografía, eran demasiado... perfectos.

-Diablos pero si eres el de menor potencial genético-, bromeo ella y el se río por lo bajo.

-Como sea para tu mala suerte… eres mi novia a si que…-, comenzó señalando a cada miembro de su familia.

-El es mi padre Carlisle… es doctor-, dijo el mientras hacia una mueca algo parecido a una señal para indicar que vivía en el trabajo.

-Ella es Esme mi madre-, susurro el mientras Bella contrastaba aquella imagen de la mujer loca del teléfono con la de la foto, estaba realmente equivocada.

-Ella tiene una empresa de Diseño de Interiores… que planea dejar a mi cargo-, dijo el en tono tenso

-Por eso estudias Administración Empresarial-, el se río y asintió

-Es una razón de peso… ella es mi hermana menor Alice esta en el ultimo año de preparatoria en Forks-, dijo señalando a la que parecía una niña arreglada exquisitamente como una muñeca de porcelana.

-Y el es Emmett mi hermano mayor… se caso hace dos años el es pediatra… tambien vendrá para pasar esta semana con nosotros… el y Rosalie… su esposa viven en Boston-, concluyó Edward mientras Bella trataba de recordar todos los nombres.

-¿Cómo nos conocimos?-, pregunto ella aun mirando la foto.

-En la biblioteca-, susurro él y ella lo miro con la boca abierta

-Muy creíble genio-, dijo ella mientras se burlaba

-Con esos lentes lo es-, replico Edward mientras ella hacia un mohín.

-Da igual… ¿que debo saber de ti?-, continuo Bella regresándole la cartera

-Me gusta la comida italiana, toco el piano, me gusta casi toda la música, mi colección de discos es mi mejor tesoro, y he sido el mejor novio del mundo-, Bella se había quedado perpleja hasta la última parte, negó con la cabeza y miro por la ventana.

-¿Qué debería saber de ti?-, susurro Edward intrigado aun, prácticamente ella seguia siendo una desconocida.

-Adoro leer, me gusta casi toda la comida… con mucho, la italiana es mi favorita, soy buena cocinando, mis padres son divorciados mi padre es policía y mi mamá… bueno mi familia es algo disfuncional, no me gusta la lluvia y el frío y ... no se lo digas a mi novio... llevo tres años con él pero hice un acuerdo para tener el mejor sexo del mundo por que no me satisfacía-, termino en un susurro y Edward se río un poco mas fuerte de lo normal, la persona en la otra fila los miro inquisitoriamente y ellos se rieron aun más.

-¿Te crees muy graciosa?-, pregunto él y ella se encogió de hombros.

-Te tengo un aviso-, dijo él y Bella supo por su mirada burlona que no era nada bueno.

-¿Qué?-, pregunto nerviosa

-Forks, es el lugar mas lluvioso de los Estados Unidos-, dijo y ella le saco la lengua de nuevo, Edward estaba casi sorprendido de lo fácil que era conversar con ella, o bromear o lo que fuera que estuvieran haciendo.

-Eso hubiera derrumbado nuestro acuerdo-, le susurro Bella mientras el sonreía tenuemente.

Cuando el avión aterrizo Edward ayudo a bajar a Bella y llegaron juntos a la sala de espera, ahí, a lo lejos Bella logro reconocer a los padres y a la hermana de Edward, de pronto se sintió cohibida y si ellos no la aprobaban… la esperada novia de su hijo… era ella, no era alguien despampanante o deslumbrante, suspiro mientras Edward la cogia de la mano, casi inconscientemente apretó la mano del el y el le devolvió el apretón haciendo que ella sonriera.

-Edward-exclamó Esme y el sonrío

Lo abrazó para después toda la atención enfocarla a Bella.

-Mamá ella es Bella-, dijo Edward y Esme sonrío amablemente dando un poco de confianza a Bella.

-Mucho gusto en conocerla-, susurro Bella y Esme sonrío

-Llámame Esme… no sabes cuantas ganas tenia de conocerte-, dijo mirando a su hijo.

-Edward… presenta a tu hermana favorita-, catarruneo Alice y el sonrío

-Bella… Alice… Alice… Bella-, presentó con un gesto de mano y ella abrazó a Bella quien se tenso por un minuto, le devolvió el gesto y se separo.

-Eres linda… y gracias a Dios sin teñir… Aprendiste Edward-, dijo provocando que Bella se riera, definitivamente lo tenían en una alta estima.

-Papá… pensé que no vendrías-, dijo Edward abrazando a su padre quien sonrío tenuemente.

-Esme y Alice tiene apuestas sobre Bella… estoy prácticamente como interventor-, dijo el sonriendo a modo de broma y Edward negó con la cabeza.

-Gusto en conocerte Bella-, se presento ofreciendo la mano, Bella la tomo y le sonrío.

Después de recoger su equipaje y subir al auto comenzaron el camino a su casa a las afueras de Forks, Bella y Edward sortearon las preguntas de rutina… como había sido el vuelo, si a Bella le gustaba el paisaje, como iba la escuela, etc.

Bella casi se atraganto cuando miro de reojo la casa de los Cullen, era una casa grande, elegante y realmente hermosa, Alice la miró y sonrío mientras ella bajaba la mirada.

-Llegamos…-, susurro Edward que iba del otro lado de ella.

Carlisle y Edward bajaron el equipaje mientras Esme y Alice llevaban a Bella hacia la casa, Bella miro la gran propiedad sintiéndose algo incomoda, siguió a las dos mujeres hasta la cocina y se quedo parada mientras ellas comenzaban a sacar lo necesario para la cena.

-No mordemos-, exclamó Alice y Bella sonrío

-Lo siento es solo que esto es extraño-, susurro Bella y Esme le sonrío.

-Tranquila… viniste hasta aquí por Edward eso es más que suficiente-, le susurro y Bella sintió su cara arder, si ella supiera lo que ella y el habían acordado, esas palabras tendrían un significado muy distinto.

-Puedo ayudarles…-, dijo ella tratando de ser amable, Esme le dio unos cubiertos y le indicó para que la siguiera, llegaron a un gran comedor, Edward iba entrando con su padre, la vió y le sonrío como infundiéndole confiaba, solo unos segundos antes de acercarse para susurrarle al oído.

-Hubiera sido mejor si trajeras esa falda-, se burló y Bella negó con la cabeza mientras Alice los miraba soltando una risita.

Esme había preparado una gran cena para recibirlos, la comida estaba realmente deliciosa, y Bella comenzó a sentirse un poco mas segura.

-Aún no puedo creer que estés aquí después de tono este tiempo…-, dijo Esme mientras Bella sentía a Edward tensarse levemente al lado de ella.

-Lo siento de verdad… pero mis padres viven separados desde hace unos años y bueno aprovecho el mayor tiempo para pasar con ellos, ya saben uno a la vez-, susurro Bella y Esme sonrío.

-Lo importante es que estas aquí-, dijo Carlisle mientras Edward miraba a Bella con un atisbo de agradecimiento.

-Mañana será un maratón de películas por la noche-, dijo Alice mientras Bella sonreía.

-Claro…-, susurro ella y Alice miro a su hermano.

-Me agrada de verdad-, dijo haciendo que Bella mirara a la mesa algo avergonzada.

-Tal vez mañana puedan acompañarme a mirar unas nuevas técnicas de remodelación hay algunos materiales muy prácticos hoy en día-, sugirió Esme mientras Bella vio como Carlisle miro a Edward con algo de cautela.

Él la miro y ella no supo que hacer, solo casi por instinto tomo su mano, miro a Esme y asintió.

-Me parece perfecto, Edward necesita saber todo lo que pueda o no…-, dijo ella y los padres de Edward le sonrieron gratamente.

-Te atraparon hermanito-, dijo Alice y ahora fue el turno de Edward para reír.

-No tienes idea-, murmuró viendo a Bella quien le sacó la legua y todos se echaron a reír.

La cena terminó mientras cada integrante recogía sus platos, Bella seco algunos trastes junto con Alice y esta se despidió pues tenia escuela temprano.

-Deben estar cansados… tu maleta ya esta en la habitación-, susurro Esme a Bella viendo a Edward sentado en el desayunador con su papá.

-Buenas noches… Esme… Carlisle-, susurro Bella

-Buenas noches hija-, susurro Esme haciendo que Bella se tensara por completo, Edward la tomo nuevamente de la mano y subieron las escaleras, fueron hasta el final del pasillo de la planta alta y Edward se paro en la ultima puerta.

-Mi habitación-, susurro y Bella lo miro confusa.

-Recuerdas… nosotros dormimos juntos-, murmuro Edward rodando los ojos y ella levanto las manos señalando su falta de memoria.

Entraron y ella vio su maleta debajo de una sillón de cuero negro, había varios libreros, llenos de discos y algunos libros, una gran cama y un buró, la puerta de lo que debía ser el baño y un gran ventanal.

-¿Te gusta?-, susurro Edward no muy seguro de que más decir

-Si… es muy tu … el tu verdadero-, dijo ella y Edward sonrío.

-Bien por que no te duchas primero-, sugirió, Bella asintió algo nerviosa, prefreía mil veces las presentaciones a dormir con él… o quizás la anticipación de algo que no estaba segura en que momento pasaría la dejaba echada nudos.

Se dio una ducha rápida y se puso un short y una playera, Edward se metió a bañar después mientras Bella cepillaba su cabello y miraba meticulosamente la habitación, se sentó en la cama y hojeo un libro que se encontraba en el buró.

-100 años de soledad-, susurro Edward mientras Bella cerraba el libro.

-Muy adecuado-, le dijo y el sonrío, tenia puesto unos pantalones de dormir y el torso desnudo, Bella estaba conteniendo el aire.

-Esto es extraño ¿no?-, susurro Edward sentándose a su lado.

-No… en serio… tus padres están… bueno no estoy segura en donde pero si en la misma casa… me creen la novia del año… ah si y tengo un acuerdo que si mal no recuerdo yo ya cumplí y tu no-, dijo Bella mientras Edward reía.

-Sabes te ves distinta sin lentes-, susurro Edward mientras la veía, en realidad decía la verdad era como mirar a la misma persona en una nueva faceta, con su cabello mojado y su cara pálida, sus ojos por fin sin barreras, un color chocolate que lo miraba con cierta complejidad y cautela.

-Tu te ves distinto sin playera-, dijo ella con voz tonta y el sonrío.

-Todo es broma para ti-, le pregunto y Bella negó.

-Lo hago cuando estoy nerviosa-, dijo ella en tono bajo.

-Así que le hacías bromas a tus… “juguetes”-, dijo Edward en tono burlón.

-No… sirve mucho que no parezcan monos parlantes-, dijo ella y el soltó una carcajada en voz baja.

-Y lo vuelves a hacer-, dijo Edward

-¿Qué?-, pregunto Bella confundida

-Bromear-, susurro él con una sonrisa torcida.

-Tal vez deberías dejar de…-, comenzó Bella pero se callo mientras el se acercaba a su cuello.

-Edward…-, dijo llamando su atención, su aliento rozo contra su piel haciendo que Bella se mordiera el labio.

-Relájate…-, le susurro antes de besar su cuello lentamente, Bella no sabia que hacer, pero tampoco podía pensar, creyó que el acuerdo estaba claro pero esto era algo que no se había imaginado, estaba perdida con una simple caricia de él…

Edward comenzó sabiendo que era la parte del acuerdo restante, la cara de Esme había sido suficiente por este día, ella estaba feliz, Bella había cumplido con su parte y por eso se acercó, pero ahora no podía parar aunque quisiera, quizás ni aunque ella se lo pidiera.

Llevo sus manos a la cintura de Bella y recorrió su cuello hasta llegar a la oreja, la beso y paso su lengua mientras ella se tensaba y se estremecía ligeramente.

Bella levanto sus manos y recorrió su torso desnudo casi intentando grabarse cada plano, Edward deslizo su rostro rozando con el suyo hasta que encontró sus labios, los beso suavemente, y más suave mientras ella los entre abría con un jadeo involuntario, el la beso ahora con fuerza mientras ella lo atraía.

Bella no estaba segura que hacer no había besado mucho y mucho menos de esa forma pero todo parecía querer dejarse llevar, dejó que su cuerpo actuara y mando a volar su mente.

Edward la recostó en la cama mientras la seguía besando, sus manos recorrieron el contorno de su cuerpo, desde sus pechos hasta sus muslos. Le quito la playera para comprobar lo que su tacto había notado, ella no llevaba sostén, Bella desvío la mirada y el la obligo a mirarlo para volverla a besar, ninguno de los dos era consiente de si mismo, estaban sorprendidos, esta parte del acuerdo era fácil y demasiado placentera.

Edward llevo su cara a sus senos mientras Bella arqueaba la espalda, nada era comparado a esto… nada.

El pasó su boca y su aliento rozo con esa delicada piel, Edward estaba perdido entre su olor, su piel, sus manos en su cabello.

Levo una mano hacia su vientre y mucho mas abajo, paso el elástico de su short mientras Bella gemía tenuemente y besaba su cuello y su pecho.

Su mano esquivo su ropa interior y la toco haciéndola perder el control, Bella jamás había logrado sentir esa pequeña electricidad ante su contacto, esa sensación de desequilibrio por completo, lo jalo para que pudiera besarlo nuevamente y el gruño mientras aumentaba su masaje lento y luego rápido y de nuevo.

Bella lo miro mientras ambos trataban de tomar aire.

Comenzó a bajar su pantalón y Edward introdujo en dedo en ella, Bella se tenso por completo, beso de nuevo sus pechos mientras su dedo entraba y salía haciendo que Bella cerrara los ojos y echara su cabeza hacia atrás…Edward sentí un extraño sentimiento de regocijo mientras la veía así, su necesidad estaba llevándole al limite, se separó y busco en su maleta al pie de su cama un condón.

Bella trataba de recuperar su respiración miro a Edward mientras el se recostaba de nuevo con los ojos oscurecidos.

-Te lo dije… el mejor-, jadeó el a su oído haciendo que ella se apretara contra el mientras lentamente entraba en ella.

Bella gimió y lo beso mientras Edward la acariciaba, recorría sus manos por su cuerpo, se entretenía con sus pezones y sus caderas.

-Edward-, gimió Bella en tono bajo y ronco perdida entre las sensaciones.

-¿Más?….-, preguntó el mientras ella se mordía el labio

-Tienes que preguntar-, se esforzó Bella por contestarle mientras Edward sonreía, aun seguía siendo la misma chica lista y divertida, esta que no lograba descifrar, la que lo estaba volviendo loco.

Aumento el ritmo de sus movimientos y Bella engancho sus piernas a el mientras el la besaba, ahogo el grito de Bella en su boca mientras el cerraba sus manos en puños mientras llegaba.

Se quedo mirándola mientras ella trataba de recuperar su respiración con los ojos cerrados.

-¿Qué?-, preguntó ella con un hilo de voz.

-Estas jadeando-, dijo el en tono bajo

-Tu igual Sr. Listo-, dijo ella y el se río sobre su pecho

Se quedaron así un buen rato casi hasta que ambos estuvieron dormidos, Edward se acostó al lado de Bella y esta le dio la espalda ya casi por completo dormida.

-Buenas noches Cullen-, dijo ella con una sonrisa

-Buenas noches Swan-, contesto el en un hilo de voz.

Los dos sabían que este acuerdo solo estaba comenzando.

A veces me elevo, doy mil volteretas
A veces me encierro tras puertas abiertas
A veces te cuento porque este silencio
Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento

A veces de un hilo y a veces de un ciento
Y hay veces, mi vida, te juro que pienso:
¿por que es tan dificl sentir como siento?
Sentir ¡como siento! ¡que sea dificl!

A veces te miro y a veces te dejas
Me prestas tus alas, revisas tus huellas
A veces por todo aunque nunca me falles
A veces soy tuyo y a veces de nadie
A veces te juro de veras que siento,
No darte la vida entera, darte solo esos momentos
¿por que es tan dificil?...vivir solo es eso...
Vivir, solo es eso...¿por que es tan dificil?

Cuando nadie me ve
Puedo ser o no ser cuando nadie me ve
Pongo el mundo al reves
Cuando nadie me ve no me limita la piel
Cuando nadie me ve
Puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve

A veces me elevo, doy mil volteretas
A veces me encierro tras puertas abiertas
A veces te cuento por que este silencio
Y es que a veces soy tuyo y a veces del viento

Te escribo desde los centros de mi propia existencia
Donde nacen las ansias, la infinita esencia
Hay cosas muy tuyas que yo no comprendo
Y hay cosas tan mias, pero es que yo no las veo
Supongo que pienso que yo no las tengo
No entiendo mi vida, se encienden los versos
Que a oscuras te puedo, lo siento no acierto
No enciendas las luces que tengo desnudos,
El alma y el cuerpo

Cuando nadie me ve
Puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve
Me parezco a tu piel
Cuando nadie me ve
Yo pienso en ella tambien
Cuando nadie me ve,
Puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve
Puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve,
No me limita la piel

Cuando nadie me ve
Puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve
No me limita la piel
Puedo ser, puedo ser o no ser
Cuando nadie me ve

A veces me elevo, doy mil volteretas
Te encierro en mis ojos
Tras puertas abiertas
A veces te cuento por que este silencio
Y es que a veces soy tuyo y a veces...
Del viento
A veces del viento

Y a veces del tiempo...

_____________________________________________

wOla chicas, la verdad es que no estoy en el mejor momento, me siento perdida, pero no podía fallarles, asi que aquí tienen... nuevo capítulo... y el primer lemmon de la historia, espero que lo disfruten y me comenten.
la canción final es Cuando Nadie Me Ve de Alejandro Sanz
ya saben... cuidense, suspiren y...
Nos leemos prontito...


Bellany G.
XOXO

6 Comments:

  1. trinemily said...
    hay me muero!! estuvo hermoso el cap!!! me gusto!! ejejje que dios te ilumine chik espero con ansias el proximo cap!!! muy bueno jejje!! edward me mata!!! y tranqui q para mi es un honor leer y esperar! lo bueno se hace esperar!!! oxoxo
    franni said...
    es genial la trama me encanta
    felicidades en realidad leo tudas tus historia
    jejej
    son todas buenisimas
    me es que edward me trae lokaaa
    jejjeje
    bueno sigue espero el proximo con ansias
    jeje
    saludos
    Anónimo said...
    hola chica!
    Me encanto el capi
    de verdad buenisimo es genial bueno todas tus historias lo son.
    yo soy la amiga de trinemily y
    soy fans de tus historias.
    dfeberias de publicar mas seguido.
    bye cuidate besitos
    ♥ Maga ♥ said...
    Gracias Bellany por este fic... parece prometedor jaja... quien se enamorará primero? jiji
    Será Edward capas de dejar ir a Bella... el dijo aca que aunq ella le dijera q parara él no podria... será que no querra que esta semana termine? jiji

    Besitos ♥
    PD: te dije ya que adoro tublog?
    Hoy pienso leer todos tus fic para ponerme al dia ahora que los descubri! estan muy buenos.

    Diseñadores de la comunicación said...
    ahhh, por fabor no tardes tanto esta ves este fic me gusta mucho, me encanta que no le tengas miedo a las palabras...

    fans tuyos de el primer hasta el ultimo fic!!!
    diana said...
    hay me muerooooo me encantaaa esta relacionnn porfavorrrrrrrrrrrrrr

Post a Comment