martes, 6 de octubre de 2009

CURANDO SUS HERIDAS


Capítulo 20. Su Plan

† Edward POV

Permanecí en silencio, esperando en la oscuridad del armario de Bella. Alice se había quedado afuera de la casa. Se describió a sí misma como ‘mis ojos.’ En realidad, sabía que estaba para alivianar mis reacciones, para evitar que matara a Mike, como quería con desesperación. Podía verlo claramente ahora…no me tomaría trabajo. No tenía ni que ser lento. Podría arreglarlo con solo darle una vaga palmada en su nuca…solo una pequeña y rápida…

¡Edward! La mente de Alice sonaba dura y molesta. Ya te lo he dicho ¡Deja de pensar eso! Por mucho que me guste ver a Mike muerto en las visiones. Necesito estar al pendiente del futuro de Bella ¡Y estas interfiriendo!

Traté de calmarme, traté de bloquear los pensamientos de Mike. Me quedé duro cuando oí la puerta abrirse. -¿Edward?

No ahora, La voz de Alice invadió mi mente antes de que pudiera responderle a Bella. Mike tiene algo que decirle. Tiene que ver cuán serio se ha vuelto todo. Tiene que hablar con Mike.

La ventana se abrió y deseaba con todas mis fuerzas poder abrazarla cada vez que me llamaba. Sentí una ola de rabia rodearme cuando escuche la puerta abrirse y cerrarse. Mike.

-¡Edward!- La entusiasmada voz de Bella llenó mis oídos. Su grito ahogado me dijo todo lo que necesitaba saber.

-No,- La voz de Mike era oscura. No había razón para leer sus pensamientos. Iba a decir todo lo que estaba en su mente esta noche. Se preparaba para lastimarla con los enfermos planes que había trazado. -No, no soy Edward.

Mi nombre sonaba envenenado en su voz.

-Mike, Yo-- Susurró Bella, aterrorizada.

-Así que, por eso has estado ocupada,- Dijo Mike, aunque su voz no sonaba sorprendida. Ya lo sabía, -Bien, Bella, yo también he estado ocupado.

-¿Oc-ocupado? ¿A qué te refieres con ocupado?

-Estaba hablando con Charlie,- Por supuesto. Mike era más inteligente de lo que fue en la secundaria. Era inteligente para lastimar a otros. -Le conté todo sobre tú y Edward. Le conté que Edward había vuelto hace un par de días…que habías vuelto a casa llena de marcas.

Edward, no. Me advirtió Alice.

Mi cuerpo temblaba. ¿Cómo pudo? ¿Cómo se atrevió a decir tales cosas? Nunca lastimaría a Bella, jamás. No era la clase de cretino que él era. Mi manos temblaban mientras controlaba el deseo de saltarle encima a Mike y hacerlo trizas. Podíamos fingir un accidente, encontrar la forma. No podrían culpar a Bella y podríamos llevarnos a Allie y dejar este lugar para siempre.

-¡Tú!

-Le dije,- Mike interrumpió a mi amada y aterrorizada Bella, -Que te pedí que te alejaras de él. Le dije que tú me dijiste que aun amabas a Edward y que no ibas a dejarlo. Le dije que a ti no te importaba cuanto te lastimara…cuando lastimara a Allie.

Mis manos aun temblaban, mientras las alejé de las puertas del placard. Podía escuchar la voz desesperada de Alice en mi mente, pero ya comenzaban a perder sentido sus palabras.

-¡Edward jamás lastimaría a Allie!- La voz de Bella estaba cargada con una rabia que jamás antes había oído.

-Charlie lo cree,- Podía oír la risa en su voz, -Supuse que correrías a tu papito. Supuse que le mostrarías las marcas y le dirías que fui yo. Así que le dije que se lo esperara. Le dije que esa seria tu excusa. Porque harías…dirías…lo que fuera para proteger a Edward.

Brillante.

Mike era una persona horrible y cruel, pero no podía negar que en si era brillante. Aun en mi actual estado, a pesar del odio, podía verlo de esa forma. Había dado vuelta las cosas, lanzando todo sobre mí. Su próximo paso sería fácil, sin esfuerzo. Llamar a la trabajadora social, a quien tenía atada a su dedo, para que saque a Bella de la casa.

-¡El es mi padre!- Protestó Bella, su voz sonaba insegura ahora, -¡El va a creerme!

No lo hará. Pensó Alice tristemente.

-Puedes intentarlo,- Rió Mike, -Realmente odia a Edward. Creo que le he convencido bastante,- Por supuesto que tenía razón, Charlie estaba determinado a odiarme ¿Por qué no? Después de lo que había hecho… Escuché los pasos de Mike moverse sobre el piso de madera.

Mi mano voló hacia la puerta y Alice grito en mi cabeza. -Creo que le he asustado… porque hay una oportunidad de que si te cree, Edward lastime a Allie.

-¡El va a creerme!- Le gritó Bella, solo que esta vez no sonaba nada convencida de sus palabras.

-Y perderás a Allie,- Mike siguió, -Vete con Edward, Bella.- Su voz era violenta ahora, -¡Vete con él, Maldita perra! ¡Vete donde se te dé la gana, no podrás tener a Allie!

-¡Vas a lastimarla!

-OH, ella conocerá el dolor,- Los movimientos de Mike era calculadores. Le escuché acercarse otro paso hacia Bella y yo estaba fuera del placard. Silencioso. Miré con rabia mientras Mike le acariciaba la mejilla, -Mas que tú.

Bella se apartó bruscamente de su mano, -No me toques.

¡Edward! Gritó Alice, su voz aterrorizada, ¡Edward! Va a last--

No necesite más advertencia. Mike alzó su mano y dijo unas cuantas palabras que no comprendí. Mis manos volaron y tomaron su muñeca, apretándola con bronca.

-Mike,- Mi voz sonaba oscura, mortal, -Aléjate de ella ahora o vas a morir.
Sus ojos se achicaron y su corazón palpitaba locamente, -Como prefieras.

-¡Suéltame!- Gritó Mike, girándose furiosamente mientras trataba de enfrentarme. Le di una sarcástica sonrisa mientras apreté su muñeca y sentí un crack. Mike aulló adolorido y le solté, viéndole aovillarse en el suelo, -¡Mi mano! ¡Me rompiste la mano!

-Rompí tu muñeca, imbécil.- Murmuré, pasando sobre él para acercar a Bella a mis brazos. Estaba temblando como una hoja, con sus ojos fijos en mí.

Mike nos mirada, con sus ojos salvajes, -¿Por qué no te la llevas, entonces? ¡Llévatela y cárguense!

-¿Y Allie?- Pregunté enarcando una ceja.

-Nunca,- Lanzó Mike, levantándose del suelo. Gruñó adolorido. -No van a tener a Allie. Puedes llevarte a tu perra, pero--

-¿Perdón?- Cuestioné, pasando a Bella detrás de mi espalda de un suave y rápido movimiento. Podía sentir que le miraba a Mike por sobre mi hombro. Le miré con mis brazos cruzados sobre mi pecho. -Debí de haberte escuchado mal. ¿Cómo le dijiste?

-¡Es una perra!- Gritó Mike. Me sorprendió que tuviera el coraje. Por supuesto, no sabía del daño que era capaz de causarle. -Ha estado contigo todo el día, con Allie. No creas que no lo sepa.

-Creo que me confundes con otra persona,- Hablé, mi voz sonaba más oscura. Me adelanté un paso, encerrando su cuello con mi mano, -Con otra que no sería capaz de matarte. Vuelve a llamarla de esa forma y veras de lo que soy capaz de hacer.

-T-tu...- Tartamudeó Mike, su cuerpo temblaba bajo mi mano.

¡Edward! Alice gritó en mi cabeza. ¡Edward, no seas idiota! ¡No sabes lo que estás haciendo!

OH, sabía perfectamente lo que estaba haciendo.

-Edward,- Susurró Bella detrás de mí. Su cálida mano tocó mi hombro, -Edward, no.

Le solté ante su suplica, pero no me aparté. Su mano salió hacia su cuello, sosteniendo el lugar donde había estado mi mano, como si buscara algún daño. Entonces miró a Bella, -Le dije a Jessica que estabas con él.

Si tuviera sangre, se me habría helado ante sus palabras.

-Le dije lo mismo que a Charlie,- Sus labios estaban curvados en una expresión tan salvaje como la de sus ojos.

-¿Qué quieres decir?- Susurró Bella. No había puesto las cosas juntas en su mente.

-¿No te das cuenta del poder que tiene Jessica?- Mike se le rió. Sentí un fuerte deseo de terminar con aquel insecto, pero la mano de Bella en mi hombro me recordaba sus deseos, -Viene para acá ahora mismo, Bella.

-Q-Que...- Bella tartamudeó. Sus dedos se habían enfriado, su mano temblaba, -¿Qué?

-No me dejó terminar,- Mike me lanzó una mirada, tratando de esconder el miedo de sus ojos, -Jessica Viene a sacarte de la casa.

-¿Qué?- Gritó Bella, tratando de pasar sobre mí. Pasé un brazo alrededor de ella, deteniéndola. -¿Que quieres decir con sacarme de la casa?

-¿A qué te suena?- Gritó Mike fulminándola con la mirada, -Te llevaste a Allie de la casa, de la escuela ¡Sin decirme donde iban! La llevaste a verlo a él y por lo que el resto del mundo sabe ¡Te golpea! ¡Eres una madre incompetente!

-Y tú serás un padre incompetente cuando estés muerto,- Le advertí, adelantándome. Mike dio un paso hacia atrás, mirándome con miedo. -aunque no creo que puedas ser peor de lo que eres ahora.

-Eso no importa,- Trató de mantener su voz fuerte, pero el miedo aun era evidente, -Vienen a sacarla de la casa. No tendrá donde ir.

-Estará conmigo,- Le aseguré. Podía escuchar los sollozos de Bella a mis espaldas, me giré para abrazarla, tratando de reconfortarla.

-¡No por mucho!- Rió Mike, -Se la llevaran de la casa, y una vez que la corte sepa que está contigo, nunca tendrá la custodia de Allie.

Los sollozos de Bella salían desgarrando su cuerpo. Por mucho que quería matar a Mike por sus palabras, no iba a alejarme de su lado. Continué pasando mi mano suavemente por su espalda. Besé su cabello, susurrando lo que fuera para reconfortarla, -Bella, está bien. No sabe lo que dice. Hablaremos con Charlie, arreglaremos esto.

-¡Eso es lo que quisieras!- Gritó Mike. A través de su mente, vi sus pensamientos, quería golpearme. Creyó, por alguna extraña razón, de que solo porque me encontraba de espaldas iba a ser capaz de lastimarme.

Le permití que comprobase esa teoría.

Escuché su puño volando por el aire y casi le sentí golpearme en la espalda. Casi. Aunque si, escuche una serie de cracks cuando su mano se rompió en quien sabe cuántas piezas. Gritó en agonía, su cuerpo golpeándose contra el suelo. Me giré, viéndole retorcerse del dolor, -Eres un tonto, Mike. Y si crees que eso duele, créeme. Esto solo ha comenzado.

-Puedes ser más fuerte que yo,- Gritó Mike entre el dolor, -Pero eso no me va a detener de lastimarla.

-Mike, soy más fuerte que tu,- Asentí. Solté a Bella y me arrodillé, apretando mis dedos en torno a la mandíbula de Mike. Le forcé a mirarme a los ojos, deseando que pudiera romper su cráneo sin tener que arrepentirme luego. -También soy mucho más inteligente que tu. No voy a permitir que me apartes de Bella. La perdí una vez. No volveré a perderla.

Mike me miró con odio en sus ojos. Su respiración era entrecortada, saliendo violentamente de su pecho. Se llevó su mano hacia su pecho mientras se sentaba, con sus ojos fijos en la ventana. Una sonrisa retorcida apareció en sus labios cuando vio algo que pareció gustarle.

¡OH diablos! Grito Alice en mi mente. Edward ¡Sal de allí ahora! ¡Están aquí! Tienes que irte. Si no lo haces, lo tomaran como excusa para arrestarte por entrar a una propiedad privada.

La idea me dio igual. Sería demasiado fácil escaparme.

¿Entonces ese es tu plan? La voz de Alice era dura. ¿Quieres empeorar las cosas para Bella? Para ti no serán de otra forma. No les des una razón, o una oportunidad. Bella estará a salvo – él no la lastimara con la trabajadora social y la policía aquí. ¡Solo sal!

Miré en los ojos de Bella, desesperadamente escuchando la voz de Alice. Las sirenas sonaban en la calzada, las luces iluminaban la habitación con los colores. Rojo, azul. Rojo, azul. Bella soltó mi mano. -Edward, ve. Estaré bien. Encuéntrame cuando puedas.

¡Edward, AHORA!

Con una última mirada, me puse de pie y salí por la ventana. Ni bien toqué el suelo, corrí hacia el bosque.

Aun en la distancia, podía oír dos horribles palabras que Mike le dijo a Bella. Prácticamente pude sentir su dolor.

-Están aquí.

_______________________________

... chic@s no se que comentar aquí... estoy como enojada (pero aún feliz por Acuerdo Perfecto) y con ganas de estrangular a cierto rubio por ahi... y tampoco quiero decir mucho pero bueno yo les dije que apenas era la entrada al infierno...
cuidense mucho, coman chocolates para aliviar el malestar, suspiren (pero no tan envenenados por fis!) y...
Nos leemos en un tris!!


Bellany G.
**Los días a tu lado han sido lo mejor de mi vida**

6 Comments:

  1. Anónimo said...
    no puede ser posible odio a mike no se como se a contenido edward de matarlo yo ocn todo gusto le ayudaria espero que las cosas empiesen a ir mejor para bella por que le ha ido muy mal besos a todas

    alice
    Anónimo said...
    este tio empiza a ponerme de los nervios ,me apunto a lo de matarlo y pensar que esto es solo el pricipio del infierno , pero como dijiste todo tiene su castigo y espero que el de el sea el peor.

    me encanta este fan fin he de reconocer que es para masoquistas pero no puedo esperar al proximo cap.

    esta genial sigue asi

    muchos besos
    Anónimo said...
    nena cullen:porfa bellany a mike echale cianuro en la comida de mi parte vale por que si a mi meintenta qiutar uno de mis pekes lo mataria poro bueno el capitulo esta genial espero que mike y jessicea tengan su merecido muchos besos y suspiros de chocolate
    Anónimo said...
    Este fic es un poco complicado, estos casos se dan diariamente en mi Pais PR, es una lastima que las personas no entiendan que los mas perjudicados son los niños, y en este fic Allie es una niña muy inteligente, dulce, cariñosa y sobre todo quiere ayudar a su mami, ella confia en Edward para que las salve, me muero de angustia cada vez que leo los capis pero me encanta, se que al final Bella, Edward, Allie y toda la familia van a ser felices, xoxo
    Ninive said...
    Desde luego este tio da asco, de todas formas me parece que está menospreciando los instintos mas básicos de cualquier madre; no volvemos leonas cuando alguien trata de apartarnos de nuestros hijos, espero que Bella reaccione pronto
    ANN CULLEN said...
    este blog me tiene atrapada no se que fic me gusta mas.
    pobre bella pobre allie pobre eduard la impotencia de no poder hacer nada... odio a mike.
    espero que todo salga bien muy pronto o morire

Post a Comment