sábado, 17 de octubre de 2009

APOSTANDO EL CORAZÓN

Capítulo Diesiseis

Alice POV

Era domingo por la mañana, ayer con Jasper la había pasado de maravillas, además había hecho mi “buena acción del día” dejando a Bella y Edward a solas. Hablando de Edward, ahora me dirigía a su habitación, nuestros padres llegaban esta tarde y yo quería darles una sorpresa organizándoles una cena de bienvenida.

Me detuve en la puerta de su habitación, una voz demasiado familiar se proyectaba desde el interior de la habitación, ¿Bella?. Abrí la puerta. Edward estaba acostado en su cama con los ojos cerrados, y la voz procedía de su equipo de música, ¡demonios!, había dejado el CD en la sala de música, eso me pasaba por grabar a Bella a escondidas, ahora ella si que me iba a matar.

-¿Qué pasa Alice?- me preguntó abriendo los ojos.

-Ehh… hola Ed… ¿Qué escuchas?- tenía que saber si él sabía de quien era ese disco.

-Ahh… esto, la verdad no sé, lo encontré en el aula de música…

-¡¿Y te lo llevaste?!- dije dándole dramatismo a mi voz- eso es robar Edward- dije de manera acusadora.

-Lo sé… pero ¿acaso no has prestado atención?...es una voz hermosa, ahh no sabes cuanto me gustaría saber quien es…

Upps, si él supiera… pero claro si yo se lo dijera, seguramente después sería descuartizada por Bella personalmente.

-Alice… ¿Qué querías decirme?- me preguntó, al ver que yo estaba “ida

-Ahh… si, esto… estoy pensando en organizar una cena de bienvenida para mamá y papá… ¿te parece bien?

-Claro…

-Perfecto… ehh… voy a ir a llamar a Bella para que venga con Charlie.

-De acuerdo…- dijo perdiéndose de nuevo en la música, la música de Bella. Solo esperaba que no tuviera la brillante idea de mostrarle el CD… por que si no Jasper se quedaría viudo antes de que nos casáramos.

Llamé a Bella y ella aceptó la invitación gustosa, luego telefoneé al restaurante favorito de mis padres y ordene la cena, si, sé que parezco capaz de hacer muchas cosas pero la cocina, definitivamente no era lo mío.

A eso de las siete de la tarde tuve todo perfectamente dispuesto, en eso se escuchó el timbre, deben ser Charlie y Bella pensé, mis padres llegarían en media hora más.

-Hola… Charlie, Bella…- dije luego de abrir la puerta.

-Bien, y tú Alice, no te veo desde el martes…- me preguntó Charlie.

-Bien, gracias por preguntar.

-¿y Esme y Carlisle ya llegaron?

-No, aun no… pero ya están por llegar.

Para eso ya estábamos en la sala, en ese instante mi hermanito hizo acto de presencia.

-Hola Charlie, Bella- saludó, Bella se sonrojo levemente. En eso escuche nuevamente el timbre.

-Que extraño murmure… si la comida ya llego…- murmure.

Me dirigí hasta la puerta y la abrí.

-¡Mamá!¡papá!...ya están aquí…- grité abalanzándome sobre ellos.

-Nosotros también te extrañamos hija…- me dijo mamá.

-Vengan… pasen…- dije dejando libre la puerta.

Papá y Mamá saludaron a Charlie, Bella y Edward y luego de hablar un poco acerca de cómo les había ido en su viaje pasamos todos a la mesa.


Bella POV

Estaba cien por ciento segura de que el lugar que me habían asignado en la mesa era obra y gracia de la mente maquiavélica de mi amiga, como si no le hubiera bastado con dejarme ayer en el mall sola con Edward; ahora me había sentado frente a él, si logre comer fue técnicamente un milagro, ya que, no podía apartar mi mirada de su perfecto rostro y cada vez que él me sostenía la mirada, mi cara se volvía más roja que la salsa de la lasaña que estábamos comiendo.

Cuando termino la cena, Charlie y Carlisle se fueron a la sala de estar, comentando algo acerca de un partido de tenis imperdible que iban a transmitir en unos minutos, Esme se levantó y comenzó a recoger las cosas.

-¿Puedo ayudar?- pregunté.

-Oh, no te preocupes Bells yo ayudo a mamá- dijo Alice.

Genial… me habían dejado sola con Edward, otra vez, se les estaba volviendo costumbre ¿o que?. Él se me quedó mirando unos minutos, como pensando en algo, luego me extendió su mano.

-Ven- me dijo- quiero mostrarte algo- yo acepté y tomé su mano sin rechistar.

Me condujo hasta el salón, hasta que quedamos frente al bello piano de cola color negro que se encontraba en la esquina, él se sentó en el banquillo y me hizo un ademán para que me sentará a su lado.

-¿Qué pasa?- pregunté.

-Nada, simplemente quería mostrarte algo…

-¿Qué?

-Si no te sientas no puedo mostrártelo…- me senté.

-¿Y ahora?- pregunté.

-Bueno, creo que ya que no me creíste cuando te lo conté… creo que lo mejor será que lo veas con tus propios ojos…- dijo mientras posaba sus dedos sobre las blancas teclas, una bella melodía comenzó a inundar la estancia, Claro de Luna.

En verdad Edward tenía talento, tal vez demasiado.

-¿Y ahora me crees?- me preguntó mirándome, yo asentí. Edward volvió a posar sus dedos sobre las teclas, esta vez la melodía fue distinta, totalmente desconocida para mi, pero muy hermosa; una melodía dulce y un poco melancólica… una melodía simplemente hermosa. Cuando terminó de tocar él se volteó a verme.

-Ed… Edward…- musité- es… es… preciosa- dije a punto de llorar, ni siquiera yo sabía el por que.

-Me alegra que te guste…

-¿De quien es?- pregunté.

-Mía…-respondió simplemente.

-¿Tuya?...vaya es preciosa… de verdad tienes talento…

-Gracias…

-¿Cómo… como la escribiste?- pregunté- digo… debiste inspirarte en algo muy especial…

-Si, así es…

-Y me puedes decir en que…

-… Me inspire en ti…- dijo.

Me quede técnicamente congelada, no pensaba que yo podía ser capaz de inspirar algo así, menos inspirar a Edward a escribir algo tan hermoso… ¿acaso me estaba tomando el pelo?

-Ya Edward no me mientas…

-No es mentira…- volteé a mirar a otro lado.

-¿Quieres que te enseñe a tocar el piano?- preguntó de repente.

-¿Qué?- dije volteándome hacia él.

-Que si quieres que te enseñe a tocar el piano…

-Ja, eso va a ser casi imposible, Edward…

-Vamos… no es tan difícil.- dijo levantándose y poniéndose a mis espaldas.

-Edward ¿Qué haces?...

Él se inclino más cerca de mí, quedando su rostro descansando sobre mi hombro y posó sus manos sobre las mías por completo.

-Te voy a enseñar a tocar- me respondió, su calido aliento acarició mi cuello, haciendo que un escalofrió me recorriera.

-Mira… es sencillo- dijo moviendo su mano sobre la mía, presiono una tecla y un sonido agudo salió de ellas.

Seguimos así por un rato, sus manos sobre las mías moviéndose a través de el teclado, el cosquilleo en mi cuello cada vez que hablaba cerca de mi oído, y mis mejillas ardiendo, cubiertas por un fuerte color escarlata. Después de un tiempo, los sonidos del piano comenzaron a tomar forma, todo gracias a él.

-Ves que no era tan difícil.-me dijo.

-Pero… si lo haz hecho todo tú…- le respondí.

-Oh, no… claro que no.

-Edward…- lo regañe.

-¿Qué?

Cuando pronunció esta pregunta se volteó hacia a mi y yo hice lo mismo, por lo que nuestros rostros se quedaron a escasos centímetros de distancia, sentía su aliento embriagador sobre mi rostro, aturdiéndome, hipnotizándome.

-Bella…- susurró de manera seductora- yo…

Nos acercamos más, nuestras narices casi se rozaban. No sabía a que estábamos jugando, mejor dicho a que estaba jugando él, lo único que sabía es que quería arriesgarme. Me giró lentamente, hasta que quedara frente a él y comenzó a rodear mi cintura con sus manos, acercándome más a él.

____________________________________

upps!!! jejeje... ammm, vamos chicas la tension de la espera es emocionante, bueeeeno talvez no tanto... pero el capítulo termina justo aquí, asi es como esta planeadito... (mordiscos y arañazos en sus respectivos suspiros jejeje)...
en fin, que creen que pase despues??...
cuidense mucho, y no se olviden de los chocolatines, suspiren y...
Nos leemos en un tris!!!


Bellany G.
**Mi mundo mieloso lo has creado tú**

3 Comments:

  1. Anónimo said...
    nena cullen : que lido mi vampirito en señado a bella a tocar el piano que tierno pero para cuando bamos a saver que pasa con la apuesta que hizo edward me tiene intrigada muchos suspiros de chocolate para las gemelis sois geniales preciosas
    Ninive said...
    pero como nos haces esto! acabar así el capitulo entre el digusto de ayer en curando sus heridas y esto me va a dar algo. Bueno un beso y un suspiro de una sufrida seguidora
    Maria said...
    Saben? estoy estresada, ayer intente publicar el comentario y no pude, pero hoy me desquito, muajajaja. Como es posible que pares el capitulo justo ahi, y que ademas sea tan corto, quiero saber lo de la apuesta, estoy ansiosa, pero = quiero que sigan con su trabajo chicas, es genial, las adoro, besos

Post a Comment