jueves, 17 de septiembre de 2009

ACUERDO PERFECTO

Capítulo 8. Protector


Bella miraba la gran habitación, oscura y fría, frente a ella estaba una puerta por la cual pasaban mucha personas, oía la risa perversa de alguien a sus espaldas pero al girarse no había nada, mas que la soledad, Bella sabia que este era su pesadilla la única que le había atormentado siempre, y ahí empezaba, las personas pasaban y pasaban, ella gritaba, las llamaba para que la ayudaran pero nadie se giraba, nadie paraba, después los extraños se hacían conocidos, su madre, su padre, sus amigos de la infancia, y por primea vez vio a alguien que no estaba antes en sus sueños, Edward pasaba lentamente a través de la puerta, ella lo llamaba pero el jamás se giro, mientras que la risa susurraba a su oído “El también se ira”.

Edward sintió a Bella revolverse en su abrazo y se despertó mientras ella se sentaba en la cama, con la respiración agitada, tenia el rostro tapado con sus manos, Edward se incorporo y le toco el hombro mientras la acercaba a su pecho.

-¿Qué pasa?-, susurró mientras ella no se movía, parecía hacer un ruido similar aun sollozo pero trataba de controlarlo.

-Un mal sueño Cullen-, murmuró ya calmada, levanto su rostro y le beso la mejilla y salio de la cama para ir hacia el baño, Edward se llevo las manos a su cabello, ella no confía en el, ayer la había hecho suya, habían estado juntos la mayor parte de la noche, ella se entregaba a el, con la pasión segándola pero el sabia que aun se protegía como ahora.

Pasaban de las 10 de la mañana, se levanto y se cambio mientras ella salía del baño con la cara fresca y la orilla del cabello mojado como si se hubiera lavado la cara un par de veces, le sonrío tenuemente y el devolvió el gesto.

-¿Me vas a decir de que iba la pesadilla?-, preguntó el mientras ella se ponía un pantalón.

-Si… ya sabes lo normal, estaba cómodamente durmiendo y empecé a soñar contigo… horrible, ya te imaginaras-, contó en tono burlón mientras Edward sonreía, ella se escudaba en sus bromas, siempre lo hacia.

Bella no le había mentido, el soñar con el solo era la prueba de lo que ella temía, lo había dejado entrar y ahora solo esperaba la fecha en la que volviera a estar sola.

-Muy graciosa-, dijo el acercándola cuando ella terminaba de poner se la blusa.

-En serio, fue espeluznante-, siguió ella, mas tranquila, el calor de su cuerpo y la forma en que sus ojos miraban a los suyos la tranquilizaba.

-Mala suerte, yo soñé muy bien… puedes creerlo tuve a todas las modelos de Victoria Secret-, dijo Edward con una sonrisa torcida mientras Bella hacia una mueca y se alejaba mientras el reía

-Ves que no es gracioso… ahora quien es ridículo-, murmuró el abrazándola por detrás y besando hábilmente su cuello.

-Si claro-, dijo ella mientras el la giraba.

-Admítelo Swan… estas celosa-, susurró contra sus labios.

Bella iba a comenzar a rebatir pero el acorto la nula distancia y la beso mientras ella lo seguía lentamente.

-Buenos días… señorita…-, susurró a su oído y ella sonrío.

-Buenos días-, contestó mientras se giraba para ir hasta el buró y tomar sus lentes, Edward se puso sus zapatos mientras ella hacia un moño con su cabello.

Bajaron para encontrarse a Emmett y a Jasper jugando Xbox en el televisor mientras Rosalie conversaba con Esme.

-Hola dormilones-, saludó Rosalie mirando a Bella quien le saco la lengua.

-Buenos días-, saludó Bella mientras Edward le daba un beso en la mejilla a su madre.

-¿Cómo estuvo la película?-, preguntó Bella a la chica rubia, mientras Esme les daba un plato de frutas a ella y a Edward.

-No para el cine….pero fue divertido, Alice y Jazz son tan dulces que creo que me volví diabética-, bromeó ella mientras todos reían.

-Pensándolo bien mamá, no creo que sea buena idea que Emmett y Rosalie sean los mayores a cargo y mucho menos en el cine, no recuerdas… sobre la película de terror de hace unos años-, comenzó Edward mientras Rosalie se tapaba la cara, Esme negaba la cabeza sonriendo y Bella lo veía confusa.

-Antes de casarse fueron a ver una película de terror… y fueron llevados a la comisaría por faltas a la moral… digamos que no estaba muy interesante lo que tenían en frente-, siguió Edward mientras Bella reía.

-Ey mi chica tenia miedo y yo solo la abrace-, replicó Emmett mientras entraba a la cocina y todos reían.

-Debo de admitirlo Emmett eso te hace bajar en la escala de aburrimiento-, contestó Bella riendo.

-Genial… podría hacer que no me consideraras nada aburrido… Rose recuerdas…-, comenzó sentándose frente a ellos mientras Edward reía y Rosalie le aventaba un servilleta.

-Cállate Emmett…-, gritó apenada.

-Pero bebe-, replicó haciendo un puchero.

-No es justo, solo por que yo ya soy un hombre decente y ahora ellos son los “calientes”, no me pueden llamar aburrido-, replicó mientras Edward reía con suficiencia, Bella negaba apenada y Esme sonreía mientras Rosalie le aventaba otra servilleta a su esposo.

-¿Tu decente Emmett?-, contestó Edward en tono burlón.

-Suficiente de esto, no es de caballeros niños-, reprendió Esme mientras ambos se ponían serios y era el turno de las mujeres para reír.

-¿Juegas Edward… mi antes emo-amigo ahora corazoncito de chocolate-Jazz me esta dando una paliza?-, pidió Emmett mientras su hermano asentía.

Salio después de terminar de desayunar mientras Bella lavaba los platos.

-No es necesario que hagas eso cariño….-, pidió Esme mientras Bella negaba.

-Si ensucio lo limpio-, soltó sin pensar y después se río poniéndose roja al recordar las palabras que Edward le había susurrado a ella.

-Gracias, tengo que ir a comprar unas cosas para la cena de mañana-, dijo Esme mientras Bella fruncía el ceño.

-¿Cena?-, murmuró

-Bueno en realidad es una pequeña celebración la empresa cumple 5 años y lo festejaremos con una pequeña cena en la oficina… donde tiene la cabeza Edward, pensaba decirte hasta que ya estuvieran ahí-, continuó Esme moviendo la cabeza mientras sonreía.

-No es necesario que yo vaya-, susurró Bella y Esme fue hasta quedar enfrente de ella.

-Toda mi familia estará ahí… y no hay discusión señorita-, exigió sonriendo y Bella asintió, Esme le recordaba tanto a como soñaba y quería que fuera su mamá, en sus actitudes y gestos, agradecía a Renee todo lo que le había dado y lo que había trabajado para sacarla adelante pero nunca estuvo ahí solo para Bella, solo para platicar, para abrazarla.

Esme se despidió mientras Rosalie sonreía y Bella se sentaba a su lado.

-Asusta cierto-, inquirió mientras Bella la miraba.

-¿Qué?-, preguntó Bella

-Sentirse parte de esto… de la familia Cullen, sentir que perteneces aquí-, continuó mientras Bella asentía y sentía un frío leve pues sabia que ella no estaría aquí siempre, tal vez no los volvería a ver.

-Confía en ti Bella, todos te queremos, tal vez no te conocíamos pero Edward no es el mismo, parece que le hubieran dado chocolate todo el tiempo-, bromeó y bella sonrío

-Voy a recoger un poco el cuarto que esta peor que el de cualquiera de los dos adolescentes de esta casa-, se burló y Bella asintió.

Salio hacia el jardín trasero mientras veía los árboles, el clima estaba frío, y nublado pero se dio cuenta que ni siquiera le había molestado el clima, pues no importaba, no cambiaría nada de estos días, no solo era sexo, ya no, lo quería y no se atrevía a nombrar hasta limite sin es que había alguno.

-De nuevo quisiera entrar en tu cabeza- murmuró Edward sobresaltándola mientras la abrazaba por detrás.

-Quizás no te guste lo que veas-, replicó ella.

-Bueno se de ante mano que te falta un tornillo, estaría preparado-, murmuró en su oreja y ella sonrío.

-Al fin de cuentas… no hubo pastel-, continuó después de unos momentos de silencio.

-No dije cuando-, contestó ella mientras el reía

-OK, OK, me vas a dejar estar presente cuando quemes la casa-, se burló

-Se cocinar Cullen-, repitió rodeando los ojos

-Ya lo veremos-, siguió el en tono burlón

Después de la comida, Alice se unió al que se convirtió en el mini torneo de juego de Emmett y Jasper, Rosalie leía un libro en el sofá mientras Edward y Bella terminaban de recoger la cocina después de que Esme y Carlisle salieran a la oficina y al hospital respectivamente.

Bella acerco todas las cosas para comenzar a preparar su pastel mientras Edward se sentaba a verla trabajar, el la miraba mientras ella cocinaba con movimientos precisos, mezclaba, batía y cantaba en murmullos mientras Edward permanecida en silencio.

-Ahora veo desde otra perspectiva tu programa del “Chef al desnudo”-, murmuró mientras ella le sacaba la lengua y ponía la mezcla en el molde para hornear.

Puso el horno mientras el sonreía, cuando metió el molde se dirigió hasta el y se sentó en sus piernas mientras Edward se sorprendía gustoso, ella casi nunca tomaba la iniciativa.

-Tu mamá me dijo sobre la cena de mañana-, murmuró sin mirarlo.

-Vas a ir conmigo cierto-, inquirió el mientras ella sonreía.

-Bueno Cullen según yo siendo tu “novia” eso es obvio-, dijo ella con tono soso, el negó con su mejor sonrisa y la parteo mas.

-No por eso… quiero que vayas por que si… por que iras conmigo-, le susurró en tono bajo.

-Olvida el acuerdo-, murmuró a su oído mientras besaba su cuello, Edward no pudo detenerse, sabia que ella quizás consideraría una locura que el quisiera seguir con esto, sin ponerle fecha, sin seguir su trato pero no la iba a dejar.

Bella sintió a su corazón latir como loco, el acuerdo… ya no estaba segura de que entraba en el y que no pero no le importaba, llevo sus manos a su cabellos mientras el besaba su cuello.

-Por Dios mis ojos-, bromeó Alice mientras Edward rodeaba los ojos y Bella sonreía.

-Alice… pues no mires-, contestó Edward sin soltar a Bella que intentaba pararse.

-Pensé que estaba haciendo un pastel-, dijo ella sacando unos refrescos del refrigerador.

-Lo hacemos-, señaló Bella al horno mientras su “cuñada” rodeaba los ojos.

-Claro-, se burló

-Algún día cocinare algo así con Jazz-, se burló Alice y Edward bufo.

-Ni lo sueñes hermanita, además todos saben que no calientas ni agua-, contestó Edward mientras Bella torcía los ojos.

-Ve Alice antes que el hermano mayor se vuelva insoportable-, se burló mientras Alice sonreía y le sacaba la lengua a su hermano.

-Ves… eres una mala influencia-, le dijo Edward a Bella mientras esta sonreía

-A si soy de lo peor-, le siguió el juego.

-Me has llevado a la perdición-, murmuró Edward contra sus labios

-Tú no eras inocente Cullen-, replicó ella.

-No era un idiota…-, concluyó antes de besarla, Bella respondió mientras Edward se levantaba y la cargaba para quedar sentada en el desayunador, Beso sus labios, su cuello y sus hombros por encima de la blusa.

El ruido del hormo sonó dejándolos agitados, Bella sonrío mientras se bajaba del desayunador y sacaba el pastel, después de unos momentos que tardo en sacarlo del molde le pidió a Edward que picara algunos duraznos para decorarlo.

Edward comenzó a picarlos mientras Bella decoraba el pastel con algo de crema batida, Edward le pasó los pedazos de duraznos mientras ella formaba un círculo de figuras.

-Bella…-, llamó Edward mientras ella decoraba, levanto su rostro mientras el le daba una rebanada de durazno, y lo acercaba a su boca, Bella la abrió y el deslizo el durazno por todo su labio antes de meterlo a su boca, pero Bella la cerro lamiendo a la vez sus dedos y pasando su lengua por ellos mientras Edward la miraba sintiendo un camino de sensaciones llegar hasta su ingle.

Bella sonrío mientras volvía a su tarea, termino de decorar mientras buscaba una servilleta para limpiarse los dedos llenos de crema, pero Edward tomo sus manos y se la acerco a su rostro, abrió su boca y limpio sus dedos saboreando la crema mientras Bella se mordía el labio.

Sonrío cuando termino mientras ella estaba tiesa en su lugar, se acerco a sus labios y la beso mientras Bella suspiraba en su boca.

-Aprendo rápido-, bromeó mientras ella se alejaba.

-Si tienes una mente superior-, bromeó ella y el sonrío aun mas.

Esme estaba muy sorprendida con el pastel y todos halagaron a Bella mientras comían una rebanada para la cena, Edward subió mientras Bella terminaba de lavar los últimos platos, después de que ella le dijera que subiría en un momento, Bella quería encontrar la fuerza para hablar con el, para decirle lo que sentía pero no encontraba la manera.

-Gracias por el pastel Bella-, susurró Esme entrando a la cocina

-Fue un placer, es para agradecerles por toda esta semana-, replicó Bella.

-No debes nada… mientras vea a Edward con ese brillo en los ojos, esta será tu casa y nosotros tu familia-, le aseguró antes de darle un abrazó que Bella respondió.

-Buenas noches Esme-, se despidió

-Buenas noches Bella-, sonrío asintiendo

Bella subió a la habitación de Edward y oyó la regadera detrás de la puerta del baño, se sentó en la cama comenzando hojear el libro de composiciones, oyó el ruido de su celular mientras leía.

-Papá-, contestó sorprendida.

-No no estoy en casa-, dijo mientras Edward salía del baño y la miraba con el ceño fruncido.

-No no se donde este… Papá yo le avise-, dijo ella algo tensa

-Le mande un mensaje ayer y me contesto que esta bien-, siguió mientras el se sentaba en el sofá, ella parecía no haberlo notado.

-Yo soy la hija papá, al menos me vas a preguntar donde estoy-, siguió algo exasperada.

-No papá, no hay de que preocuparse… no olvídalo, estoy bien te llamo OK-, dijo antes de colgar y llevarse sus manos a la cara, Edward se quedo ahí quieto no sabia si ir hasta ella o esperar a que ella se diera cuenta que había escuchado.

Bella levanto la mirada para ver a Edward mirándola con cautela.

-¿Problemas?-, susurró el

-No… solo una llamada… me voy a duchar-, dijo tomando su ropa y cerrando la puerta, huyendo de el, esa era la acción.

Edward la espero sentado en la cama recargado con su espalda en la cabecera mientras ella salía con su short y su playera, su cabello mojado y esquivaba su mirada, cepillo su cabello y se sentó a su lado sin decir nada.

-Algún día vas a confiar en mí-, susurró Edward mientras acariciaba su mejilla y ella cerraba los ojos ante su toque.

-No es nada-, murmuró mientras Edward bajaba su mano rendido.

El cerro el libro y se sentó en la orilla de la cama dándole la espalda, Bella sintió su corazón doblarse ante su lejanía, no quería perderlo ni alejarlo así que por primera vez en su vida busco algo dejándose completamente vulnerable, lo abrazó por detrás hincada en la cama con sus piernas a cada lado de su cintura beso su cuello y suspiro antes de comenzar.

-Mi papá llamo después de que hablara a casa de mi mamá y no contestara nadie, el suponía que yo estaría ahí, pero no hablo por mi, hablo preguntando donde estaba ella, jamás supero su divorcio, ni siquiera pregunto donde estaba... si no estaba en la universidad o con mi mamá, a el no le importo, solo trataba de checar si ella tenia a alguien nuevo-, susurró Bella mientras Edward escuchaba y poco a poco entrelazaba sus manos con las suyas.

-Pero el jamás ha parecido quererme, se que en el fondo lo hace, jamás me ha dejado sola, ha pagado mi educación y todos mis gastos junto con Renee, pero el no me mira a los ojos, no me abraza, nunca, creo que en el fondo me parezco lo bastante a mi madre como para no soportarme cerca, y mamá creé que con mi cheque es genial la vida, desde niña aprendí que estaría sola, que era yo contra lo que me pudiera detener-, terminó con la voz entrecortada aspirando la piel de Edward de su cuello, el sentía que su corazón se saldría del pecho ella estaba otorgándole sus miedos, se giro para quedar de frente a ella.

-No podemos solos contra todo-, murmuró el mientras ella reía

-Yo soy una chica fuerte-, quiso bromear pero una lágrima partió toda actuación

-Bella… no estas sola… déjame protegerte… contra los truenos, contra el "monstruo del closet", contra lo que quieras-, susurró mientras ella acercaba su cara hasta que sus labios se rozaban

-No voy a soportar que te vayas-, murmuró casi para si misma mientras Edward levantaba el rostro de ella.

-Vas a tener que obligarme a que te deje Swan-, susurró sonriendo mientras ella sonreía.

-¿Y si no lo hago?-retó

-Seré el hombre más feliz… al menos de este país-, dijo en tono pensativo mientras limpiada su mejilla

-Eres tonto-, se burló ella y el sonrío negando con la cabeza.

-Y tu eres…-comenzó Edward pero Bella lo beso mientras lo recostaba de espaldas en el colchón, Bella no necesitaba mas, el era todo para ella por que… lo amaba, era la única verdad.

Edward dejo que ella tomara el control mientras su manos acariciaban la espalda de Bella y ella besaba su pecho desnudo, dejando un camino desde su cuello, su pecho, su abdomen, y su vientre, ella comenzó a bajar su pantalón de dormir mientras Edward la miraba, ella le sonrío cuando dejo su ropa fuera, no había boxer de por medio y ella soltó una risita, quiso levantarse y besarla pero ella lo detuvo, se sentó sobre su abdomen y fue bajando su cuerpo hasta que su boca llego a su vientre de nuevo, y luego mas abajo, Edward dio un respingo cuando ella lo acarició con sus manos mientras el echaba la cabeza hacia atrás, Bella lo miro así tan vulnerable y tan poderoso a la vez por que su placer era el de ella.

-Yo mejoro mi aprendizaje- le susurró en tono juguetón y Edward la miro mientras tomaba su miembro y lo lamia con su boca, Edward gruño mientras la sensación era indescriptible.

-Bella-, siseó mientras ella sonreía y pasaba su lengua y lo chupaba tenuemente.

Ella abrió su boca y lo saboreo como una paleta, como una niña con un dulce mientras el alza sus manos y después las bajaba sin poder hacer mucho, lentamente las enredo en el cabello de ella mientras Bella sentía su vientre palpitar, el verlo así, la excitaba de una manera poco ordinaria.

-Bella… para-, suplicó mientras ella levantaba su cabeza, gateo hasta el mientras Edward tomaba su cara entre sus manos.

-Me estas matando-, susurró

-No… yo creo que estas tan sano como un cabello-, bromeó ella en tono bajo, para después besarlo, Edward busco la orilla de su blusa y se la quito haciendo que sus labios se separaran.

-No tenias que hacer eso-, murmuró Edward mientras sus manos bajaban su short con impaciencia ella besaba su cuello.

-Simple gratitud… ¿no fue lo que dijiste?-, murmuró ella a su oído

El levanto sus caderas para rozar su erección mientras ella gemía bajo. Se levanto un poco y se monto sobre el mientras los dos gemían y Bella sonreía mientras sus manos viajan por su pecho.

-¿Qué agradeces?-, jadeó Edward mientras ella se movía sobre el, sus manos acariciaban sus pechos haciendo que ella soltara un gemido.

-Eres el único que no se ha ido… mi caballero de armadura oxidada-, bromeó Bella en un hilo de voz mientras el se alzaba haciendo que ella perdiera cualquier hilo de pensamientos.

Bella siguió moviéndose y se acostó rozando su pecho con el de él, se movía sobre el con todo su cuerpo en contacto con el suyo, los dos recostados mientras ella llevaba el control, se besaron mientras Edward no soporto mas y los giro para poder embestirla lo suficientemente fuerte para que terminaran al mismo tiempo.

-Estamos juntos contra todo-, murmuró Edward besándola y entrelazando sus dedos mientras aspiraba su piel y ella gemía aun con los signos del orgasmo, del placentero orgasmo.

-Lo estamos-, susurró ella mientras lo besaba nuevamente, “Lo estamos mi amor”, volvió a repetir para sus adentros, solo necesitaba el valor para decirlo.

__________________________________

vale... a petición de mi querida NENA CULLEN (quien dijo que la perseverancia no recompensa?? jejeje), la nueva incorporación, KA (nena siento si ya tuvieras tiempo, pero es que despistada es mi segundo nombre jejeje, aún asi bienvenida) y mi tambien querida NINIVE aqui esta el taaaan esperado cap 8... espero que lo disfruten de verdad...
yyyyy bueno... que les digo... el momento de declarar su amor esta por llegar... pendientes!!!
como siempre, coman chocolates y cuidense mucho, suspiren a granel (me gusto esa frase, gracias!!!) y...
Nos leemos prontito!!!


Bellany G.
**Love is in the air**

7 Comments:

  1. Ninive said...
    woooow pero que traviesa que es esta chica...!
    me ha encantado la escena de la cocina con el pastel. Un beso y un suspiro para todas.
    ♥ Maga ♥ said...
    Siiiiiiiii.... Edward esta mas feliz con la confianza que le esta dando Bella...

    mmm... Bella picara eh... despues del capi 6 donde él hace lo mismo la chica aprendió rapido mmm...

    Yo ya quiero que sea la declaracion de AMOR!!! ♥♥♥

    Besitos y suspiros ♥
    Karen said...
    Gracias Bellany por la bienvenida y por el capi... simplemente quedo perfecto... se me encoje el corazon de solo pensar que ahorita sucede algo malo... :( pero el final feliz se sobrepone jejejeje me encanta el blog... esta blog-tastico... y tamb la fic mucho
    bye
    *trinemily* said...
    hahah me encanto el cap!! me encanto hahah por fin!! se estan entregando sin el secreto que se aman hahahh me encanta este cap me mueeerrooo!! _=D=D=DD=D enserio que esta bellisimo este lo voy a recordar!! ahah pero me pone triste algo que solo faltan pocos cap mmm =( no quierrrooo!! haha bueno bueno me encanto se les quiere un monton chiks y espero el proximo con ansias que dios les bendigas y les ilumine siempre siempre!! salud amor paz y mucho mas!! xoxos =D
    Sweet Sky said...
    Hye compañeera ^^ Realmente escribes como las Diosas, me lei tooodos los capis de una sola sentada y laaamento que este sea el ultimo... QUIERO MAS...

    Me encanta la historia, me encanta como se van enamorando, me encanta todo...! Creo que es como un suuueño y sin dudas a mi me gustaria tenerlo!!

    No pares de escribir y te leo la semana que viene, de acuerdo?

    Un beso nena, te quiero!
    Anónimo said...
    ESTO ES MAS DE LO QUE MI CORAZON PUEDE AGUANTAR, YA NO ES TODO SEXO, AHORA SI QUE HAY AMOR, Y EDWARD, QUE PUEDO DECIR, BELLO, AMOROSO Y DULCE COMO SIEMPRE, ESPERO CON ANSIAS EL PROXIMO CAPI, LAS QUIERO CHICAS, SIGAN ADELANTE, BESOS
    ANN CULLEN said...
    ES PERO QUE LA DECLARACION DE AMOR SEA SUPER TIERNA. WOWWWWW CADA VEZ ESTA MEJOR .
    SALUDOS. SIGAN ADELANTE TODOS LOS FICS ESTAN GENIALES. BESOS

Post a Comment