viernes, 4 de septiembre de 2009

ACUERDO PERFECTO

Capítulo 3. Perfección


Un sonido agudo inundo la habitación mientras Bella se revolvía en la cama, miro con los ojos entrecerrados a Edward quien se tapo la cara con la almohada, mientras ella se giraba para buscar su reloj.

-¿Qué diablos es eso?-, murmuró Edward debajo de la almohada.

-Mi reloj-, susurro Bella con la voz ronca, logro verlo en el buró y lo apago mientras se tumbaba de nuevo en la cama, cerró los ojos por un minuto y después levanto el aparatito para ver la hora.

-Edward son las 9:30-, dijo mientras se levantaba llevándose consigo parte de la sabana.

-Gracias por el aviso… el clima por favor-, le dijo mientras se acomodaba acurrucándose en su lado dándole la espalda.

-Tu mama debe ver los nuevos materiales a las 11:00-, le dijo moviéndolo del hombro pero no hubo respuesta.

-Bella… sabes lo que significa vacaciones… si va-ca-ci-o-nes-, susurro Edward mientras ella jalaba la sabana molesta.

-Levántate ya…-, dijo ella al pie de la cama

-No-, susurro el ya despierto, pero era divertido hacerla enojar.

-Edward-, llamo ella pero el no contesto.

-No te vas a levantar-, inquirió ella en tono amenazador.

-Si ya lo sabes…-, dijo Edward con voz sosa, Bella tomo las dos puntas del edredón y lo jalo mientras trataba que la sabana tapara su cuerpo, casi hizo un berrinche al notar sus boxer, el tuvo que habérselos puesto de madrugada.

-Bella-, advirtió Edward con una sonrisa, mientras se paraba de la cama directo hacia ella.

-Ves… lo hiciste-, dijo ella en tono burlón pero el no replico nada y siguió acortando su distancia, Bella fue hasta el cuarto de baño y abrió la puerta, entro pero Edward tomo la orilla evitando que pudiera cerrar.

-No son formas de despertar a tu perfecto novio…-, dijo Edward en tono burlón.

-¿Perfecto?...diablos debes avisarme las cualidades que sean difíciles de identificar-, replico Bella pero Edward estaba mas concentrado recorriendo la parte de su cuerpo que no era protegida por la sabana.

-Edward suéltala ya-, dijo ella haciendo que la sabana dejara ver parte de su pecho y su cintura.

-Por mi nos podemos quedar así un buen rato-, dijo Edward con una sonrisa torcida.

-Eres un cínico-, le especto Bella

-Y tu… también-, dijo el soltando la puerta mientras Bella le sacaba la lengua antes de cerrar.

Edward comenzó a vestirse, unos jeans y una camisa, Bella salio minutos después con otros vaqueros y un lindo suéter.

-Podríamos habernos quedado dormidos toda la mañana-, reclamo el poniéndose los zapatos.

-¡Diversión, diversión, diversión!-, exclamo Bella sarcásticamente mirándolo por el espejo mientras cepillaba su cabello.

-Aceptamos ir con tu mamá-, dijo mientras se hacia una coleta.

-Necesitas un masaje anti-estrés-, dijo Edward rodeando los ojos.

-Claro que no-, replico Bella

-Claro que si… todo tienes que tenerlo controlado…-, le dijo Edward burlonamente

-No me conoces-, especto ella

-Entonces demuéstrame lo contrario-, dijo el cruzándose de brazos.

-¿Cómo?-, preguntó ella mirándolo ya con los lentes puestos

-No lo se… mírate… ni un solo pelo fuera de su lugar-, dijo el mientras la señalaba con los brazos.

-Lo siento tu peinado… ”Hoy no me peino, mañana tampoco”, no va conmigo-, Edward se río mientras se levantaba y se acercaba a ella.

-Demuéstramelo-, dijo cerca de su rostro mientras sus manos iban a su nuca y se enterraban en su cabello, Bella cerro los ojos… no quería perder esta absurda discusión pero contra su tacto estaba perdida… quien lo diría Edward Cullen si te vuelve loca.

Edward estuvo tentado a olvidarse del por que se había acercado y besarla, quitarle esos absurdos lentes y verse reflejado en sus ojos… pero sabia que verla furiosa seria mas divertido, sus manos llegaron a su liga y le deshizo la coleta, mientras sus manos hacían una maraña de su cabello.

-Ahora si somos el uno para el otro-, bromeo Edward mientras ella bufaba.

-Me estas retando-, inquirió ella

El se encogió de hombros, ella negó con la cabeza y tomo su bolsa, se paso unas manos por su cabello y echo la cabeza de adelante hacia atrás, dejando a Edward con una jadeo involuntario, Bella miro su cara con satisfacción.

-Puedo sobrevivir con el cabello suelto-, dijo echándose sus lentes para atrás, saliendo de la habitación.

-Buenos días-, saludo Esme sonriendo al verlos bajar.

-Buenos días… espero que no te retrasáramos-, dijo Bella en un susurro mientras Esme negaba con la cabeza y le pasaba un plato de fruta.

-No… me sorprende que Edward se despertara… aun no es medio día-, dijo riendo a lo que Edward rodeo los ojos.

-Veo que el despertar contigo le ha beneficiado-, susurro Esme mientras Bella se ponía roja y era el turno de Edward para reír.

Después de desayunar, salieron en el auto de Esme, Edward se sentó en la parte trasera y Bella en el asiento del copiloto.

-A donde vamos-, pregunto Bella

-Las oficinas están en el centro de Forks… ahí nos mostraran los materiales-, contesto Esme mientras Bella asentía.

Estacionaron el auto afuera de un edificio un poco más llamativo que los demás a su alrededor, entraron para ver a una mujer de mediana edad, que debía ser la recepcionista, sonrío a Esme y le paso algunos sobres, Edward saludo al igual que Bella.

Detrás de la recepción estaba una especie de sala de espera, y unas escaleras para el segundo piso, había tres oficinas y una sala de juntas.

-No es muy ostentoso… pero bueno, nuestro trabajo prácticamente se realiza en las casas… tenemos clientes en todo el país… y muchos diseñadores a nuestro cargo-, dijo Esme y Bella asintió sonriente.

-Esme Cullen…-, saludo un hombre mayor mientras ella besaba sus mejillas.

-Sr. Garrent, es un gusto estoy ansiosa por mirar las nuevas propuestas-, dijo ella y el asintió para topar su mirada con la de Edward.

-Muchacho has crecido-, dijo el y Edward estrecho su mano.

-Gusto en verlo Sr. Garrent-, dijo el mientras Esme tomaba de la mano a Bella.

-Ella es Bella Swan…-, dijo mientras Bella saluda extendiendo su mano.

-Los Cullen tiene una excelente suerte para encontrar a sus almas gemelas-, dijo mientras Esme asentía sonriente, Bella negó con la cabeza sonriendo mientras comenzaban a caminar a la sala de juntas.

-¿Almas gemelas?-, susurro Edward en tono burlón

-Despeinadas tal vez-, dijo ella mientras le alborotaba el cabello, entraron a la sala de juntas para ver diversos materiales y propuestas de techo acabados y pintura...

Esme y el Sr. Garrent conversaban mientras Bella estaba entretenida leyendo los folletos de cada articulo…. Edward la miraba, podría jurar que ella estaba interesada, no parecía esforzarse por hacerlo bien… simplemente era ella.

-¿Qué color es tu favorito?-, le pregunto Edward con una laminilla de tonos de pintura en la mano, en un tono bajo… se suponía que era algo que ya tendría que saber.

-Depende-, susurro ella mirando un folleto sobre los diferentes cristales para decoración.

-¿De que?-, pregunto el torciendo los ojos.

-De lo que este pensando… de mi estado de animo… no lo se-, dijo encogiéndose de hombros.

-Ahora mismo-, insistió el

-El verde quizás…-, susurro ella volviendo su mirada al folleto.

Edward sintiendo un extraño regocijo… como si quisiera decir… yo, yo, yo, yo, tengo los ojos de ese color… era una estupidez.

-¿El tuyo?-, pregunto Bella sin mirarlo.

-El café…-, susurro el y Bella negó con la cabeza.

-Hablo en serio-, dijo ella con una sonrisa

-Yo igual… hay muchas cosas cafés…-, anuncio Edward mientras Bella trataba de no pensar en cuanto de ella podría recordar ese color… sus ojos… su cabello… hasta el armazón de sus lentes…

-Claro… claro-, dijo ella.

-Todo llegara a mas tardar en un mes-, anuncio el Sr. Garrent mientras Bella levantaba su rostro.

-Un gusto en conocerla Srita. Swan, Edward… Esme-, se despidió mientras Esme lo seguí hasta las escaleras.

-Ven…-, llamo Edward tomándola de la mano y llevándola a unas de las oficinas.

Esme regresaba cuando ellos salían de la sala de juntas, ella les sonrío mientras Edward le indicaba la puerta del fondo.

-Solo haré algunas llamadas después podremos llevar pizza para su tarde de películas-, dijo sonriente y Bella asintió.

Edward abrió la puerta y se encontraron en una pequeña oficina, con un escritorio, un ordenador algo viejo y muchos dibujos…. muy buenos.

Bella miro las hojas blancas llenas de bocetos… oficinas, casa, habitaciones, indicando color y materiales, mientras Edward se sentaba en la silla reclinable detrás del escritorio.

-Esto es muy bueno...-, susurro ella mientras Edward miraba uno con la vista perdida.

-Tal vez-, admitió el y ella entrecerró los ojos.

-¿De quien son?-, pregunto con una ligera sospecha el sonrío con suficiencia antes de reclinar la silla un poco más.

-Los hacia antes de entrar a la Universidad-, dijo y ella volvió su vista a los bocetos.

-Por que no estudiaste diseño-, pregunto ella confundida.

-Tenemos muchos diseñadores-, dijo Edward encogiéndose de hombros.

-Además… si voy a manejar esto… no haré dibujitos… las cuentas y los contratos no se hacen con lápiz-, dijo el algo exasperado.

-Suena a pretexto-, dijo Bella encogiéndose de hombros.

-Me va a examinar Dra. Swan-, inquirió Edward en tono burlón y Bella rodeo los ojos.

-Pudiste conllevar tu talento con tus…-

-Obligaciones-, inquirió Edward

-Es eso… lo ves como una obligación-, susurro ella mientras el se llevaba un mano a su cabello

-Es… mi papá es una gran cirujano… Emmett un excelente pediatra… mi mamá a llevado a la empresa a tener un buen nivel y… ¿no se si solo quisiera buscar un trabajo donde solo tenga que hacer un trabajo especifico y que me paguen… sin grandes expectativas?-, suspiro Edward aun sin entender por que le decía todo eso a ella

-Eres ridículo… lo sabias-, dijo Bella y Edward sonrío

-Claro la señorita perfección seria perfecta para aceptar una empresa en sus manos-, especto y Bella le saco la lengua.

-Algún día dejaras de hacer eso-, se burlo Edward y ella negó.

-Por que no lo ves desde otro punto de vista-, sugirió Bella mientras le daba la espalda.

-¿Cómo cual?-, dijo Edward levantándose para pararse detrás de ella.

-Es una parte de tus padres… no es una obligación… es un regalo… su trabajo es confiado a ti… no esperando que tengas éxito o que los vuelvas millonarios, esperando que cada ves que entres aquí… recuerdes esto… tus dibujos… tus recuerdos, a ellos-, susurro mientras Edward la giraba lentamente.

-Tienes talento para el rollo psicológico…-, dijo sonriendo sinceramente.

-Soy mas buena para los negocios-, susurro ella y se río con Edward mientras recordaban el acuerdo.

-Lo se…-, dijo el en un hilo de voz.

-Tienes mas madera de la que crees Cullen-, dijo Bella sonriendo

-No te preocupes pronto acabara la etapa del idiota universitario popular-, bromeo Edward y Bella se cruzo de brazos.

-Eres un tonto-, le dijo con la frente arrugada, Edward llevo su mano y deslizo sus dedos por su ceño fruncido.

-Me encantas enojada-, susurro mientras Esme abría la puerta haciendo que los dos se sobresaltaran.

-Lo siento chicos… ya podemos irnos-, dijo algo apenada mientras Bella esquivaba su mirada, salieron de la oficina y pasaron a comprar dos pizzas de camino a casa, Alice llego algo después de las dos… junto con Carlisle, comieron juntos mientras Alice contaba su día minuto por minuto… Bella estaba sorprendida de las palabras que ella decía en una poco cantidad de tiempo… después de lavar los platos… Carlisle se despidió mientras Esme regresaba a la oficina deseándoles que se divirtieran con las películas.

-Necesitamos ir a rentar alguna-, dijo Alice mientras Edward rodeaba los ojos.

-Claro...claro-, acepto mientras Bella los seguí al garaje, Edward abrió un Volvo y entro, Alice se metió en el asiento trasero y Bella entro confusa.

-Te gusta mi auto-, inquirió Edward ante el ceño fruncido de Bella.

-Si… creo-, susurro titubeante y Alice sonrío.

Llegaron al pueblo y a la única tienda de películas, Edward ayudo a bajar a Bella y a Alice mientras su hermana los arrastraba hasta la tienda.

-¿Qué película buscas Alice?-, pregunto Bella después de que viera a su “cuñada”, repasar cada estante

-No lo se…-, admitió mientras Edward tomaba una película de terror

-¿Qué tal esta?-, dijo batiendo la caja

-No… no dormiré viendo eso-, anuncio Bella mientras negaba con la cabeza.

-No dormirás de todos modos-, dijo Edward con toda simplicidad haciendo que Bella se sonrojara.

-Edward-, lo regaño y el sonrío burlonamente

-Solo es la verdad-, dijo mientras seguía viendo las carpetas de las películas.

-¿Qué tal una romántica?-, sugirió Alice mientras Bella y Edward ponía la misma cara.

-Bella el las puede aborrecer pero tu…-, reprocho Alice con un mohín.

-Que tal esta…-, dijo Bella mientras iba hasta su pequeña amiga.

-¿¿“El caballero de la noche”??-preguntó Alice con una mueca.

-Esa es mi chica…-, dijo Edward mientras Bella rodeaba los ojos…

-Alice mira ver películas de acción siempre es… bueno… sabiendo escoger… mientras los hombres están contentos por la “acción”, siempre habrá algo bueno para nosotras…-, dijo Bella señalando los nombres de los actores en la carpeta

Alice sonrío y le dio la carpeta a Edward quien miraba con un teatral enojo a Bella.

-¿Soy tu chica no?-, dijo ella en tono burlón y el hizo una mueca.

-Tienes que decírselo a Rose…-, dijo Alice sonriente mientras entraban de nuevo al auto.

-Genial Bella revoluciona a las mujeres de mi familia-, dijo Edward en tono burlón y ella le sonrío mientras miraba a Alice y ambas rodeaban los ojos.

Llegaron a la casa y Alice preparan un bol grande de palomitas, se sentó en la alfombra frente al televisor mientras Bella se acomodaba junto a Edward en el sofá.

-¿Pensé que querías ver la película?-, dijo Bella burlonamente al ceño frunció de Edward.

-Eso era antes de saber que mi novia va a estar embobada viendo al protagonista-, anuncio el mientras deslizaba los lentes de Bella que estaba ya en la punta de su nariz.

-Puedes olvidarlo ya-, dijo ella rodeando los ojos.

-No-, dijo el acercándola a su pecho.

-Ya tortolos veamos la película-, dijo Alice mientras los créditos comenzaban.

Bella había dicho la verdad en cuanto a las películas de acción, a ella le encantaban los actores de la mayoría de ellas pero ahora solo estaba consiente del hombre que tenia a su lado, su olor era demasiado exquisito y su respiración acompasada, la relajaron al extremo, sin darse cuenta se fue quedando dormida recostada en el pecho de el.

Despertó sintiendo el frío de la almohada contra su cara, muy diferente a la sensación del torso de Edward, miro para encontrarse en la habitación de el, la oscuridad de la ventana anunciaba la noche mientras Edward la veía con gesto burlón desde el sofá.

-Parece que tu película de acción no era tan perfecta-, dijo el con una sonrisa burlona.

-Tal vez pusiste somníferos en mi refresco-, bromeo Bella mientras se sentaba en la cama.

-Tal vez-, dijo el en tono burlón y ella negó con la cabeza.

-Tus papás…-, comenzó ella mientras el dejaba sobre su pecho el libro que leía.

-Llegaron hace rato, ya nos había despedido pero si tienes hambre…-, dijo el y ella negó.

-No… esta bien-, susurro Bella, por que llegar a este punto siempre era un dilema, no estaba segura del que hacer.

-Ves eso pasa cuando te levantas temprano en vacaciones… te terminas durmiendo a mitad de una buena película-, susurro Edward mientras volvía su atención al libro.

-Puedes dejarlo ya…-, dijo ella mientras buscaba su ropa de dormir.

-Nop-, dijo el sonriendo sin mirarla

-No se ve todos los días que hagas algo mal-, continuo y ella se levanto con las manos en la cintura.

-Y que se supone que hice mal-, dijo burlonamente

-Babear con tu película de acción-, dijo el con una voz femenina demasiado teatral.

-No soy perfecta-, dijo ella acercándose.

-Tratas de serlo-, dijo el con la mirada en su libro.

-No…-, insistió ella como una niña pequeña

-Si…-, insistió el riendo, Bella le quitó el libro de las manos y se paro al lado de el con sus pies rozando el sofá.

-No soy perfecta y no trato de serlo… no existe la perfección…-, dijo ella con voz tonta

-Lo se señorita perfecta-, le dijo mientras Bella rodeaba los ojos, Edward jalo una de sus piernas con la mano y la empujo hacia el, ella clavo su rodilla a un lado de su cuerpo en el sofá mientras con la otra cruzaba el mismo para quedar sentada a horcadas sobre el.

-¿Estas sordo?-, pregunto ella mientras el estaba totalmente recostado en el sofá.

-No… me gusta hacerte enfadar-, dijo mientras se perdía en sus ojos que se encontraban nuevamente sin los odiosos lentes.

Sus manos la sujetaron de la cintura y comenzaron a acariciar su estomago por debajo del suéter.

Bella casi dio un brinco de felicidad, el era divertido… listo y sexy… y la estaba volviendo completamente demente. Comenzó a subir su playera y el se separo un poco del sofá para quitársela por la cabeza, volvió a recostarse mientras Bella acariciaba su pecho y sus abdominales tenuemente marcadas, Edward no pudo reprimir un gemido mientras le quitaba con ansia el suéter y sus manos recorrían su espalda y su vientre hasta el comienzo de su pechos aun con el sostén.

Bella comenzó a besar su pecho y sus pezones haciendo que Edward echara su cabeza hacia atrás, sus manos desabrocharon el broche del sostén y lo quito mientras Bella se levantaba expuesta ante sus ojos, se mordió el labio mientras Edward comenzaba a acariciar sus pechos con ambas manos, acariciando, apretando, haciendo que ella prácticamente comenzara a frotarse contra el aun con sus pantalones puestos, el sonrío y ella lo siguió mientras sin poder evitarlo Edward se levanto para poder encontrar su boca.

Bella se deslizo un poco mas abajo para poder desabrocharle el cierre del pantalón y abrirlo, ella hizo los mismo con el suyo y comenzó a quitarle el resto de su ropa hasta llegar a sus pies, se levanto y se quito su propio pantalón y gateo de nuevo hasta el mientras su pecho rozaba con el de Edward….

-Los condones…-, susurro Bella reprimiendo el sonrojo… quería perfección… la tendría.

Edward casi gimió al escucharla… le señalo el cajón del buró y ella se levanto mientras el la contemplaba, regreso y se monto sobre el en sus piernas, acaricio sus erección haciéndolo jadear recorrió sus dedos por todo su miembro mientras el apretaba sus manos, deslizo el condón y gateo hasta que sus sexos se rozaron una y otra vez.

-Basta… Bella-, gruño el mientras la tomaba con sus manos la cintura, ella sonrío y se deslizo sobre el mientras el gemía junto a ella

Ella se comenzó a mover suavemente mientras acariciaba su pecho, Edward llevo sus manos a los pechos de Bella y dejo que ella se moviera haciéndolo jadear y necesitar más.

Se levanto para poder alcanzar sus pechos mientras ella lo sentía en su interior, el besaba cada uno de sus pezones mientras ella enrollara las manos en su cabellos, Bella se encorvó para encontrar sus labios y volvió a recostarlo en el sofá.

Se movió lentamente mientras Edward deslizo una de sus manos para alcanzar su clítoris, con cada movimiento de ella, el acariciaba haciéndola gemir y morder su labio para no gritar de placer.

Ella se agarro de los hombros de Edward mientras aumentaba el ritmo haciéndolo frenético, el la ayudo sosteniéndola de las caderas y alzando su cuerpo, Bella tembló sobre el mientras Edward gemía y llegaba a la vez, ella se tumbo sobre el mientras Edward besaba su cuello suavemente.

Ella acariciaba su cara con su nariz mientras sus labios se rozaban aun tumbados con sus pechos tocándose y sus respiraciones tratando de acoplarse a un ritmo normal.

-Me gusta la perfección-, anuncio Edward mientras Bella lo miraba rodeando los ojos. Se acerco a el hasta susurrarle al oído después de besarlo levemente, -A mi también-, susurro en tono bajo haciendo que Edward la apretará mas contra el.

-No deberías hacer eso…-, le dijo mientras le ponía el cabello detrás de su oreja… Bella era diferente a todo lo que el conocía y ahora mismo disfrutaba cada segundo con ella.

-¿Por qué?-, dijo sonriendo

-Por que desearas haber traído la película de terror… al menos así te mantendrías despierta… para mi-, le susurro mientras la besaba de nuevo, Bella río en su boca y lo abrazo, completamente feliz.

_______________________________________________

wOla!!!... mmmm... creo que me ha quedado bastante claro que les ha gustado el fic hasta ahora jejeje... no se imaginan como estaba yo, cuando publiqué el primer cap. (terminé sin uñas!!! T_T) pero ahora que se que les encanta **pillinas!!! jajaja... ni se crean, a mi también me encanta!!** intentaré actualizar lo más que pueda sin descuidar los demás fics vale??
qUe puedo decirles... es inevitable la atracción que sienten... "¿almas gemelas?" simplemente hermoso!!... espero les haya gustado el lemmon... y esto se pone mejor creanlo!!!
dAlee, cuidense mucho **sino que hago sin ustedes?! U_U**, suspiren al por mayor y...
nOs leemos prontito!! **más prontito de lo que creen muajajaja**

Bellany G.
*Día Dos*

pdta. Casi lo olvido!!!... lección del día: las peliculas de "acción", SI valen la pena (siempre y cuando el prota este bueno) jajaja... las quiero!!

3 Comments:

  1. *trinemily* said...
    hay dios este hombre me mata! jajaja me gusto el lemmon! jajajaj (penita)colle quiero mas accion entre ellos dos! yujo!! jajajaj ;P ah y por cierto yo vote por este fic! de verdad es fabuloso! me encanta! todo los dias entro aqui con las esperanza de encontrar un nuevo cap aqui y ahora lo tengo y estuvo genial!! ya quiero el otro asi q no seas malita y publicas muy pronto el siguiente cap jajaj! q exigente! diras! XD x eso es malo la adiccion!! bueno bueno amor el cap esta buenisimo ya quiero el otro muy pronto y como siempre deseando lo bueno que dios te bendiga y te ilumines para q nos escribas!! jeje xoxo besitos y q pasen toda un feliz tarde se les quiere!!!! xoxo (",)
    Ninive said...
    el capitulo ha estado genial, pero me ha salido un fondo que es del mismo color que las letras y me ha costado un monton leerlo, cuando le he dado a publicar un comentario se me ha puesto un fondo difrente en el que se ve muy bien. los ordenadores me odian.
    franni said...
    hayyy que lindooo
    me encanta esto es genial
    niña como lo hacess para escribir tan genial
    de verdad que cada historia tuya
    me encantaa
    en especial esta
    jeje
    esosaludithos

Post a Comment