viernes, 6 de noviembre de 2009

NO DESEARÁS

Capitulo 9 . Secreto

(Edward)

Abrí mis ojos lentamente mientras cada recuerdo de la noche anterior me golpeaba haciéndome sonreír y también maldecir, había sido una locura y aunque estaba enojado conmigo mismo y mi poco autocontrol, no cambiaria nada de la noche teniéndola entre mis brazos, su cuerpo temblando, su boca, su voz sonando tan fuera de tono.

Me sentí fatal por Rosalie, pero en mi parte mas egoísta sin ella jamás hubiera conocido a Bella y eso me confundía aun mas, me llevo un segundo darme cuenta que estaba solo en la cama, me entro un pánico abrasador de pensar que no hubiera sido para ella ni una milésima parte de lo que fue para mi, me senté en la cama buscándola con la mirada, el ventanal que daba a la terraza estaba medio abierto, ella estaba parada a unos pasos de la playa, con un pantalón blanco y una playera del mismo color, el aire jugaba con su cabello haciéndola irreal, me levante y me puse el pantalón que llevaba la tarde de ayer, y fui con ella, camine de forma lenta, precavida, un parte de mi se preparaba para su rechazo, para que gritara y golpeara, para que escupiera que estaba arrepentida de este dulce error.

-Bella…-, la llame tenuemente y ella no se giro llevo una mano a su rostro y limpio su mejilla, mi corazón se quebró al darme cuenta que lloraba, quise morir por provocarle aquel dolor…, me iba a disculpar y salir de ahí cuando ella se giro, acorto nuestra poca distancia y me abrazo respirando contra mi pecho desnudo.

-No me dejes…-, susurro

-No podría-, le conteste estrechándola mas fuerte

-No quería lastimar a Rosalie, te juro que es mi familia…jamás quise que las cosas llegaran hasta ahora, jamás quise traicionarla-, decía con la mirada perdida mientras sus lagrimas salían.

-Lo se…lo se, yo no pensaría algo como eso de ti Bella…yo soy el único…-, ella levanto su cara y puso los dedos de su mano en mi labios.

-Hacer el amor contigo no fue una imposición...lo deseaba…-, me susurro con su cara sonrojada y me abrazo más fuerte.

-Bella no puedo y no quiero estar lejos de ti…jamás-, le susurre mientras inhalaba su intoxicante aroma.

-¿Qué vamos a hacer?-, me pregunto, levante su mentón y acaricie su mejilla.

-Voy terminar con Rosalie…-, conteste.

-Pero ella no me perdonara, aun cuando jamás se entere de lo que paso-, me dijo y yo tome su cara entre mis dos manos.

-Terminare con ella…y después de un tiempo nos iremos tu y yo a comenzar otra vida, será nuestro secreto…ella no sabrá…tal vez en unos años llegue a entenderlo…-, le susurre antes de besarle, ella llevo las manos a mi cabello y las mías bajaron hasta su cadera.

-Estoy loca por ti Edward Cullen…-me dijo contra mis labios, sonriendo aun con los ojos llorosos, la volví a besar y la abrace, jamás pensé en traicionar a Rosalie, no se lo merecía, pero Bella era lo mas importante en mi vida, por ella dejaría todo y la seguirá hasta un lugar donde pudiéramos ser solo nosotros dos.

Almorzamos sonrientes y sin decir casi nada, era un silencio acogedor, decidimos caminar un poco por la playa antes de partir, tomo mi mano como lo había echo cuando fuimos a la alberca y le sonríe, mientras me perdía en sus ojos.

-¿Qué le dirás a Rose?-, susurro viendo hacia el azulado mar

-Que…se merece una persona que la ame… que yo no puedo estar con ella solo por convivir, por comodidad…-, le susurré aun inseguro de si eso seria suficiente y no la lastimaría demasiado.

-Me duele hacerla sufrir-, dijo Bella

La abrace y ella beso mi cuello, -Es todo lo que podemos hacer, necesito saber que tu estarás conmigo…después…necesito el valor para verla a la cara-, le susurre y ella me abrazo mas fuerte.

-Solo se libre…te esperare todo lo que sea necesario-, se levanto un poco dándome y un beso, la levante y ella enrosco las manos en mi cabello.

-Pronto-, le dije antes de separarnos, sabia que ella se sentía incomoda, y haría todo lo posible en terminar mi relación con Rosalie lo mas pronto posible.

Fuimos al aeropuerto un poco antes de la comida, al subir al avión, se sentó y recargó su cabeza en mi hombro y envolvió mi cintura con sus brazos y susurro “No temas”, le bese la cabeza y me aferre a ella mientras despegábamos, era la primera vez que el volar no me ponía loco, todo gracias a ella, a mi mujer, por que eso era Bella, mi mujer, aunque ahora solo fuera un secreto

-Te esperare-, me dijo antes de bajar del avión dándome un beso en la mejilla, los dos sabíamos que hasta ese gesto llegaba nuestro contacto, hasta que arreglará mi situación, asentí y bajamos, vi como Bella trataba de sonreír mientras nos acercábamos a Rosalie, la abrazo y luego me dio un beso, instintivamente busque con los ojos a bella y ella tenia la cabeza baja.

-¿Cómo les fue?-, dijo Rosalie mientras íbamos por el equipaje.

-Van a firmar con nosotros-, le conteste y ella brinco alegremente.

-Felicidades…-, nos dijo y Bella le sonrío, antes de girarse y caminar a la salida.

-¿Qué les parece si vamos a cenar y celebramos…?-, propuso ella, Bella le sonrío tenuemente y luego negó con la cabeza.

-Estoy cansada Rose…mañana tenemos que ir a la oficina temprano…tal vez en otra ocasión-, susurro ella.

-Bella-, reprocho mí…novia

-Por favor Ross-, le dio y Rosalie asintió

-Descansa-, dijo abrazándola antes que se subiera aun taxi.

-Cuídate Bella-, susurré sonriéndole tenuemente y ella asintió antes de partir.

-Bien…a donde quieres que vayamos-, dijo Rosalie abrazándome

-A casa…también necesito dormir Rose-, le dije y ella asintió.

-OK…-, dijo para besarme levemente los labios y comenzar a caminar a su auto.

Le pregunté como había pasado estos días…agradecí que me contara asuntos de su trabajo mientras aclaraba un poco mis pensamientos. Subimos al departamento y entre dejando las maletas en una esquina.

-¿Por qué no te duchas en lo que preparo unos sándwiches?-, pregunto ella, yo asentí y me duche rápidamente, debía terminar con esto.

Cuando estuve vestido fui hasta la cocina y ella me tendió un sándwich, yo le sonreí y me senté frente a ella, camino hasta mí y tomo mi cara para besarme…

-Rose…-, le susurre

-Si estas cansado …lo entiendo te prometí que no cometería los mismos errores, hoy voy a quedarme con mi papas, mama esta algo enferma y papa no cose ni agua…nos vemos mañana amor …Buenas noches-, me dio otra beso y recogió su bolso.

-Rose…-, quería detenerla…pero eso era demasiado egoísta.

-Descansa-, ella sonrío y salio del departamento.

Suspire esperando mañana poder hablar con ella y deseando que Bella entendiera, por la mañana fui temprano a la oficina, mire cuando ella salio del elevador, mientras no pude evitar sonreír, ella me devolvió el gesto bajando la mirada y entro a su oficina, Eleazar nos mando llamar casi a la hora de la comida y llegue a su oficina mientras Bella ya se encontraba ahí.

-Deseo felicitarlos a nombre de toda la Junta Directiva-, dijo mi amigo sonriente.

-Pero como las palabras no bastan…hay noticias…Edward la junta te quiere ofrecer la Dirección Creativa y a ti Bella ser nuestro Creativo principal….-, dijo mientras nos mirábamos por un segundo.

-Eleazar esto es…-, dijo Bella y yo sabia que su emoción reflejaba cierta melancolía, quizás no estemos aquí demasiado tiempo.

-Gracias…amigo-, le dije y el sonrío.

-Además se realizara una cena de Firma de Contrato este Viernes siguiente así que no pueden faltar…pueden llevar a sus parejas-, dijo y Bella bajo la mirada por un segundo antes de recomponerse y responder.

-Gracias Eleazar-, le dijo con una sonrisa, salimos de la oficina y la llame antes que llegara a su lugar.

-Bella necesito una consulta…podrías pasar conmigo antes de irte-, ella asintió y se fue.

Prácticamente conté los minutos para que la salida llegara necesitaba contarle a Bella que no había podido hablar con Rosalie y que hoy hablaría con ella aun si se presentara cualquier cosa…era insoportable despertar sin su aroma en la almohada, no podía vivir sin ella.

-En que piensas-, susurro desde la puerta

-Lo sabes…-, le conteste sonriendo y ella negó con la cabeza devolviéndome el gesto tenuemente, entro y cerro la puerta.

-Bella necesitaba hablar contigo…-, le dije levantándome hasta quedar sentado en el borde del escritorio ella se tenso y yo proseguí para explicarle.

-Hoy hablare con Rosalie, ayer no paso la noche en casa…fue con sus papas…por favor créeme-, le dije y ella se acerco a mi.

-Rose me llamo para contarme de su mama…-, susurro a una corta distancia .

-Confío en ti…solo en ti-, dijo antes de abrazarme

-Te extraño-, susurre

-Y yo a ti-, me contesto

-Te juro que hoy hablaré con ella-, le conteste, ella me callo con sus dedos en mis labios y me beso levemente.

-Aquí estoy-, me dijo y yo asentí, beso mi mejilla y se despidió.

Me quede unos momentos mas en la oficina, mientras repasaba una y otra vez las palabras que lastimaran lo menos posible a Rosalie, en este tiempo la había llegado a querer pero mas como una amiga que como mujer.

Salí de la oficina y maneje al departamento llegue y aun no estaba ahí, me prepare un café mientras la esperaba, mire el departamento y todo lo que había en el, hace poco mas de un mes estaba en paz con la vida que tenia, hasta que conocí a Bella, era ilógico que cuando me había rendido de buscar a la mujer de mi vida, ella me encontrara a mi.

Aun recordaba cada instante de nuestra noche juntos, me había quedado en blanco cuando supe que no había estado con ningún hombre antes, me hizo sentí el hombre mas importante de este mundo, ella se entrego a mi y solo a mi, y yo que me había carcomido con los celos hacia Jacob, hacia Mike, ella ni siquiera los había mirado, solo a mi.

-Hola amor-, susurro Rosalie mientras entraba sacándome de mis pensamientos.

-Hola-, le salude, ella dejo su bolso y llaves y camino hasta mi, me beso en los labios y yo me quede quieto.

-¿Cómo te fue en la oficina, que te dijo Eleazar?-, dijo mientras se sentaba a mi lado

-Nos felicito…-, susurre

-¿Quieres algo de cenar?-, dijo y yo tome su mano

-Rose necesitamos hablar-, le dije y ella me miro fijamente

-De…-, susurro ella algo confundida

-Rose…creo que seria mejor…terminar-, le dije y ella alejo su mano de la mía

-¿Terminar?-, susurro

-Rose te mereces a un hombre que pueda darte todo lo que te mereces, alguien que ame cada cosa de ti-, le dije mirando hacia la mesita

-Edward no entiendo…pensé que estábamos bien…-, dijo mientras su voz comenzaba a temblar.

-Lo siento Rose-, le susurre y ella negó con la cabeza

-No…no puedes solo sentirlo…y nuestro viaje y todo este tiempo…Edward yo te quiero-, dijo algo exasperada y nerviosa al mismo tiempo.

-Lo se Rosalie...cometí muchos errores-, le dije y ella se levanto

-Soy un error-, casi grito

-No…no es a lo que me refiero…Rose debía haber hablado contigo antes…de muchas cosas-, le dije y ella paso sus manos por su cabello.

-Dime que cosas-, dijo con los dientes apretados, sabia que le constaba trabajo parecer vulnerable

-Tu sabes que no estamos bien…lo intentamos…no funciono-, le dije en tono bajo incapaz de mirarla

-¿Por qué no me miras Edward?....dilo-, reto con la voz tensa, levante mi cara y sus ojos estaba vidriosos.

-Rosalie…-

-Es otra mujer…conociste a alguien mas-, susurro mientras volteaba la cara.

-Rosalie te estoy dando mis razones-, mentí, deseando que ella jamás hubiera pensado eso.

-Edward no puede hacer esto…no puedes-, susurro

-Por favor entiende no te quiero hacer mas daño-, dijo desesperado.

-No me puedes hacer esto…-, dijo llorando, tomo su bolsa y salio del departamento, golpee la pared mientras me arrepentía de haber engañado así a mi mente y a mi corazón, Rosalie no se merecía esto, y por estupido inicie una relación con ella sabiendo que no era lo que buscaba, ahora ella sufría y eso me dolía, por que la estimaba…Solo el pensar en Bella me mantenía en la cordura, estaba seguro que solo eso valía la pena ahora, por ello debía ser un secreto, si Rosalie se enterara que aquella mujer de sus pesadillas era su amiga, Bella sufriría y ahora si jamás me lo perdonaría.


__________________________________________________


Bellany G.
**Mi corazón solo sabe que te ama**

3 Comments:

  1. Anónimo said...
    estos dos se aman, y por consiguiente van a hacer sufrir a otros y ellos tambien, pero es mejor sufrir por la verdad q destruirse con la mentira, pero espero q Edward y Bella se queden juntos, besos, Loquibell
    Anónimo said...
    nena cullen :estubo precioso pero pobre rosali me dio pena por ella poro me alegro mucho por bella que encontrara el amoe de su vida ya estoy impaciente por leer el prosimo muchos suspiros para las dos chicas os adoro
    ANN CULLEN said...
    EL AMOR EL AMOR, POBRE ROSE ESTO TAMBIEN LE DOLERA A BELLA. ESPERO QUE SU AMOR PUEDA SER.
    SALUDOS Y BESOS ESTE BLOG ES MI FAVORITO.

Post a Comment