sábado, 10 de octubre de 2009

ESA NANA


Capítulo 15. Alice Da Miedo

Podía sentir la luz del sol golpeando en mi rostro cuando fui consciente de lo más importante, podía sentir un par de brazos agarrados fuertemente alrededor de mi cintura. Sonreí, dándome cuenta de quien se trataba, pero también recordé la reacción que tuve la primera vez que amanecí entre sus brazos. Abrí los ojos y muy lentamente me di la vuelta entre sus brazos para encontrarme que él ya estaba despierto y me miraba.

“Buenos días Bella” dijo con una expresión divertida. Parecía que se estuviera conteniendo de estallar en risas.

“¿Buenos días Edward?” podía sentir la confusión apoderarse de mi cara cuando intenté descifrar la expresión de sus ojos esmeralda. “¿Puedo saber qué es tan divertido?”

Rápidamente sus ojos se volvieron inocentes “¿A qué te refieres?”

“¿Qué pasa? Me estás ocultando algo…”

“No seas absurda Bella” dijo, separándose de mí y levantándose de la cama “Sólo nos acabamos de levantar”

Alcé la mirada para mirarlo y no pude evitar dibujar una sonrisa socarrona en mis labios.

“¿Pokemon?” dije examinando sus boxers “Edward puedo entender lo de Bob esponja, pero esto es demasiado. ¿Los ha visto Alice? ¡Le daría un ataque al corazón!”

“No menosprecies los boxers Bella. Sólo estás celosa, y por supuesto que Alice los ha visto. Ella conoce cada una de las ropas que poseo, pero no puede hacer nada por que mi Abuela los hizo para mí” dijo con una sonrisilla.

Entonces recordé cuando Alice me dijo la especial conexión que él tenía con sus Abuelos. Por supuesto que llevaría esos boxers, pero aún así...

Vi como caminaba alrededor de la cama hasta llegar a mi lado, bajó su rostro hasta quedar a menos de 2 centímetros del mío.

“¿Estás preparada?” dijo, con su dulce y cálida respiración golpeando mi cara.

Me quedé en blanco por un momento antes de que comprendiera completamente qué era lo que me había preguntado.

“¿Pp- para qué?” tartamudeé apartando mis ojos de su mirada intensa.

Sentí como pasaba un brazo por detrás de mi espalda y el otro por debajo de mis piernas. Y antes de que me diera cuenta me había elevado y me llevaba fuera de la habitación.

“Para desayunar” me dijo con una sonrisa cuando me dejó sentada en uno de los sillones del salón “¿Y ahora qué te gustaría desayunar? ”

“No sé, ¡Sorpréndeme!”

Cuando se fue hacia la cocina, iba a coger el mando de la tele para encenderla, pero cuando ya casi estaba...

¡Slam! Casi me caigo al escuchar el portazo de la puerta al abrirse. Solo una persona podría hacer una ruidosa entrada como esa.

“¡Emmett! ¿Para qué haces eso?” le grité cuando luché por volver a estar cómoda en el sillón sin hacerme daño en la pierna.

“Lo siento” me dijo tímidamente “Pero Rose me dijo que me asegurara de que estábais despiertos. ¡Vamos a ir al centro comercial en una hora!”

“¿¡Qué!? ¿Por qué?” pregunté.

Puso las manos en su pecho como protegiéndose “No sé. ¡A mí no me grites! ¡Rose me dijo que Alice no ha podido ir a las tiendas por lo menos en tres días porque estaba en el hospital contigo!”

Lo miré confusa “¿Y?”

Escuché un grito ahogado que no solo venía de Emmett sino también de Edward. Me giré para ver como asomaba la cabeza por la puerta de la cocina.

“¿Hay algo que debería saber?” pregunté.

Emmett ladeó su cabeza hacia a mí. “Bella, ¡Alice se alimenta de compras compulsivas al MENOS una vez al día! ¡Es como si no hubieras comido en tres días enteros! ¿Cómo te sentirías después de eso?”

Miré a Edward preocupada “¿Me estáis hablando en serio? Quiero decir, yo sabía que le gustaban las compras pero no que fuera tan así”

Vi como los ojos de Edward se abrían de miedo “¿Estás seguro de que no ha comprado nada en tres días enteros Emmett?” preguntó.

“¡Eso es lo que Rose me dijo! ¿¡No es un nuevo récord!?”

Me quedé mirándolos a los dos “¿Y qué pasa si no compra?”

Ahora ambos abrieron los ojos de miedo “Oh tío, ¿¡Recuerdas qué ocurrió la otra vez que no compró en dos días!? ¡Esto va a ser malo!” dijo Emmett.

“¿Qué ocurrió?” pregunté.

Edward sólo zarandeó su cabeza “Es una larga historia. Mejor te la contamos luego. Ahora vete preparando que no queremos que se enfade con nosotros por hacerla esperar y no estar preparados. Ella ha estado distraída contigo en el hospital, pero ahora que has vuelto ¡Necesita alimentarse!”

“¿Dónde está?” le pregunté a Emmett “Necesito prepararme”

“Aquí, la llamaré” dijo Emmett sacando su móvil.“¿Ey Jasper? ... Sí estamos despiertos ... Bella necesita ayuda para prepararse ¿Puede Alice venir? ... ¿Qué? Bueno, supongo que Rose tendrá que venir entonces ... Vale, hasta luego”

“¿Qué pasa? ¿Por qué no puede venir Alice?” pregunté preocupada.

“Bueno, Jasper está teniendo problemas con mantenerla alejada de la puerta para que no salte sobre ella como una leona y salga corriendo para el centro comercial ¡No creo que te pudiera ayudar! Iré a ver si Rose puede venir”

Se fue dejándome con los ojos como platos “¿De verdad es tan malo?” le pregunté a Edward que se dirigía al dormitorio.

“Sip, tendremos que dejar el desayuno. Tomaremos algo en el centro comercial ¿Vale?”

“Claro” dije cuando lo vi apresurarse hacia el dormitorio.

Esperé sentada pacientemente unos minutos hasta que Rose apareció por la puerta. Ya estaba lista y preparada para irnos.

“Vale Bella, vamos a prepararte lo más rápido posible. No sé cuánto durará Alice atada a una silla en estos momentos” dijo con una sonrisa.

¡Ella trabajó muy rápido! Apenas unos minutos después estaba ajustándome la escayola y cogí las muletas para ayudarme a levantarme.

Rose abandonó la estancia y nos dijo que nos esperaría fuera mientras Edward me ayudaba a salir. Podría haber estado imaginándomelo, pero parecían realmente asustados.

Cogimos el ascensor y cuando estábamos abandonando el edificio, escuché a Edward maldecir por lo bajo mientras miraba hacia delante. Yo estaba demasiado ocupada mirando el suelo ya que no caería, pero cuando lo escuché levanté la cabeza y miré en la dirección en que miraban sus ojos. Pude sentir mi mandíbula abrirse cuando estábamos saliendo.

¡Alice! Sus ojos estaban totalmente negros y su nariz avivarse cuando nos vio a Edward y a mí mientras Jasper y Emmett luchaban por mantenerla quieta. ¡Realmente asustaba!

“¿Dónde habéis estado vosotros dos?” nos chilló.

“Uh..Nosotros...Bueno...” Escuché a Edward tartamudear y me di cuenta de lo seria que era la situación.

“¿¡Estáis intentando matarme!? ¡Vámonos ya!” gritó cuando Jasper alzó su minúsculo cuerpo y la llevaba hasta su coche.

Mi cuerpo inmediatamente siguió las órdenes que me había dado y me apresuré a llegar al Volvo de Edward con él a mi lado.

Cuando me ayudó a entrar en su coche, vimos como el Porshe de Alice conducido por Jasper pasaba a gran velocidad por nuestro lado. Pudimos ver rápidamente a una Alice sentada en el asiento del copiloto mordiendo el salpicadero con mucha fuerza y señalando hacia el centro comercial.

Miré a Edward con ojos aterrados y me encontré con que los de él ya me miraban cuando fue a sentarse en el asiento del conductor.

Pronto llegamos y aparcamos en el parking y cuando me estuvo ayudando a salir del coche, capté la visión de una muchacha diminuta con el pelo negro corriendo hacia la entrada del centro comercial.

Espera un minuto ¡Que es Alice!

Me agarré al brazo de Edward y la señalé. Vimos como Jasper corría detrás de ella para cogerla y pasando olímpicamente de la mirada de los compradores curiosos. Tan pronto como llegamos a la puerta me giré para mirar a Edward.

“Dios Mío”

“Lo sé” me susurró.

Vimos a Rosalie y a Emmett entrando delante de nosotros e hicimos un gran esfuerzo en alcanzarlos.

“¿Habéis visto eso?” les susurré tan pronto como los alcanzamos.

“¡SI TE REFIERES A ALICE CORRIENDO COMO UNA GUEPARDO HACIA EL CENTRO COMERCIAL, ENTONCES SÍ, LA VIMOS!” explotó Emmett ganando muchas más miradas curiosas hacia nosotros.

Zarandeé mi cabeza en incredulidad. El chico nunca cambiaría. Quizás tiene problemas de oído…

Cuando entramos dentro, me di cuenta de que no teníamos ni idea de en qué tienda estaba Alice con Jasper, así que decidimos que mejor iríamos a por algo de comer. Pero entonces escuchamos lo que parecía un grito de Alice en la tienda de al lado nuestra.

“Ya sabes, no creo que quiera estar ahí con ella” dijo Rosalie “Emmett, ve y dile a Jasper que vamos a estar comiendo y vuelve con nosotros”

La cara de Emmett era graciosísima cuando buscaba la alternativa de entrar y salir de la tienda sin que Alice se diera cuenta. Parecía que no encontró ninguna solución porque dijo:

“No sé Rose, ¿Qué tal si lo llamamos al móvil?”

“Gallina” escuché a Edward murmurar por lo bajo.

Emmett levantó la vista alarmado “¿¡Yo, gallina!? ¿¡Por qué no entras tú entonces!?” le retó.

Sentí como Edward se encogía, literalmente “Ya sabes, yo creo que llamarlo es una buena idea. Vamos a comer” dijo dirigiéndose hacia el mostrador.

“Pobre Jasper” murmuré.

“Qué va, está acostumbrado a esto” dijo Emmett, sí pero aún así...

Nos sentamos en las sillas antes para que Emmett pudiera llamar a Jasper. Tan pronto como Jasper descolgó se escuchaban gritos, por supuesto, eran de Alice. No estaba muy contento de que lo abandonáramos pero al menos nos dijo que Alice iba a cambiar de tienda, y eso era bueno.

Rápidamente nos giramos para mirar la entrada de la tienda, de repente vimos a Alice correr hacia otra tienda seguida por el pobre Jasper cargando todas las bolsas de la compra, y no eran pocas precisamente.

En vez de estar asustada como lo estuve esta mañana, esta vista era un poco cómica y empecé a reír. Estábamos riéndonos a carcajadas cuando tuve el molesto presentimiento de que alguien me observaba.

Lentamente me giré en mi sitio, y sentía el miedo en la boca del estómago. Paré de reírme en el momento en que estaba cara a cara con la persona que me estaba mirando.

Jayden.

Había olvidado completamente que él trabajaba aquí. Ahora, de pie en el mostrador de Orange Julius, me estaba mirando.

“¿Algo va mal Bella?” Preguntó Edward al percatarse de que había parado de reír. Lo vi seguir la línea de mi mirada y su mandibula se tensó. Él tampoco parecía demasiado feliz de volver a verlo.

Jayden y yo nos miramos lo que para mí fue una eternidad antes de que lo viera salirse del mostrador y acercarse a mí.

Podía sentir mi cuerpo entrar en pánico. ¿De verdad quería hablar con él ahora mismo? Pero tendríamos que hacerlo tarde o temprano.

“¿Quieres que le diga que te deje en paz?” preguntó Edward, sintiéndo mi tensión.

Ladeé la cabeza y me levanté, así podría ir a una mesa cercana. Mejor terminar con esto de una vez.

“Bueno, si intenta hacerte algo, ¡puedes llamar a Bob y Joe para encargarse de él!” escuché a Emmett gritar a mis espaldas.

Lo miré “¿Bob y Joe?” pregunté.

Levantó uno de sus puños “Bob” y entonces levantó el otro “y Joe, al rescate” Zarandeé la cabeza casi riendo mientras me alejaba.

Apoyé las muletas en la silla contigua y me senté. Al poco rato, Jayden se sentó enfrente, levanté la mirada para enfrentar a sus ansiosos ojos azules.

“Hola Jayden” dije dulcemente, cogiéndolo con la guardia baja.

Vi como intentaba hablar pero no le salían palabras. Finalmente escondió su rostro en sus manos y dejó un incómodo silencio entre ambos. Cada vez era más consciente de que mis amigos me miraban cuando el silencio se dibujó entre nosotros.

“Bueno, supongo que si no tienes nada que decirme, puedo irme” dije, preparándome para levantarme.

“¡No, espera!” gritó Jayden, agarrándome la mano como gesto de que me quedara. Volví a sentarme y esperé a que empezara.

“Mira Bella, realmente quiero disculparme por lo que viste en mi apartamento. Pero tienes que creerme, no lo tenía preparado”

Arqueé las cejas pero me hizo señales de que esperara. Por lo que lo dejé continuar.

“Me quedé dormido en el sofá después del partido y no había cerrado la puerta con pestillo por que mi compañero aún no había llegado. Entonces todo lo que sentí de repente era a alguien besándome y pensé que serías tú porque ya lo hiciste una vez. Pero entonces me di cuenta de que no eras tú y cuando abrí los ojos, ¡Me quedé en shock! Le pregunté que qué hacia allí y me dijo que tú me estabas engañando con Edward Cullen. Estaba incrédulo al principio y no la creí, pero entonces me empezó a preguntar que por qué creía que siempre estabas con él. Y el modo en que te mira Bella... Me enfadé y fue cuando me empezó a besar otra vez, y la dejé” admitió tímidamente “Y bueno...¿Dónde me engañabas?”

“¿De verdad me estás preguntando eso?” escupí.

Se encogió “¿¡No me engañabas!? ¡Pero vosotros dos siempre estábais juntos y hasta dormiís en la misma habitación!”

“Jayden, nunca te engañé. Él me besó una vez, pero no le devolví el beso. De hecho, le abofeteé, porque estaba pensando en ti. Pero bueno, será que tengo mala suerte eligiendo chicos ¿no? quiero decir, ni siquiera viniste a visitarme al hospital después del accidente.”

“Quería ir” dijo con ojos suplicantes “Pero temía que me echaras de la habitación. No podía soportar eso. Entiéndelo Bella, por favor”

Probablemente lo habría echado. Ladeé la cabeza “Lo siento, pero si quieres continuar saliendo conmigo, no puedo decirte que ocurra. Me he dado cuenta, sin embargo, que esto no era tu culpa completamente. Lauren y sus amiguitas quieren hacerme la vida imposible desde que saben que estoy en la misma habitación que Edward. Pero el hecho de que tú la correspondieras...”

Vi cómo se hundía en sí mismo.

“Sigo pensando que eres un tío genial, en serio Jayden. Y algún día harás a alguna chica realmente feliz” dijo, levantando la palma de la mano hacia Jayden “Si tu quieres, podemos ser amigos”

Me miró esperanzadoramente “¿Quieres decir que...? ¿No me odias?” parecía incrédulo.

Asentí “¿Amigos?” puse mi mano para que la estrechara. El la cogió encantado y dijo “Amigos” con una sonrisa.

Cuando chocamos las manos, escuché algo como un gruñido detrás de mí y miré para ver a Edward levantarse e irse fuera de la cafetería. ¡Parecía realmente enfadado! Mire a Rose y Emmett ¡Y ellos parecían enfadados también! Ambos estaban mirando a Jayden.

Lo miré “¿Por qué te están mirando así Jayden?”

“Creo que piensan que has vuelto conmigo, estoy seguro de que me odian ahora”

Suspiré “Iré a hablar con ellos, tú vuelve al trabajo” lo vi levantarse y empezar a andar hacia el mostrador, pero se volvió.

“Ya sabes, Bella, el que te tenga será extremadamente afortunado. Como Cullen, sé que te cuidaría muy bien” añadió, después me dio una mirada cautelosa y se fue.

Las cosas serán un poquito incomodas entre nosotros, aún podemos dejar de ser amigos.

Me paré a pensar en lo último que había dicho. ¿Quiere decir que le gusto a Edward? o ¿Estaba insinuando que me gusta a mí?

Cogí las muletas y caminé cojeando hasta la mesa. Me senté con un suspiro y me preparé para enfrentar a unos muy enfadados Emmett y Rose.

“No he vuelto con él” dije.

“¿No?” preguntó Rose escéptica.

“No”

“Entonces, ¿Qué era eso de estrecharos las manos y sonreíros el uno al otro?”

“Vamos a intentar ser amigos. No fue completamente su culpa.”

“Oh bien, ¡Querrías decirle eso a Edward!” dijo Emmett.

“Hablando de él ¿Dónde se fue? ¿Por qué parecía tan enfadado?” pregunté.

“Él pensó que habías vuelto con él y estaba herido”

“¿Por qué?”

Emmett me miró como si estuviera loca “¿¡NO SABÍAS QUE EDWARD ESTÁ ENAMORADO DE TI!?” estalló Emmett cuando Rose intentaba sin éxito taparle la boca con las manos. Bien, si sus antiguos actos llamaban la atención de las miradas, ahora había muchas más.

“¿¡Qué!?” chillé.

_______________________________

bien chicas... vamos a hacer de cuenta que los días pasados no sucedieron y solo fue un triste invento de Zafrina (la recuerdan verdad??) para desequilibrarnos un poco... y mira que caímos!!! pero bueno los Cullen nos salvaron y ahora estamos bien jajajaja...
ahora, prometo apurarme a mil para tener todo actualizado lo más pronto posible, solo tenganme paciencia, estos dos días serán llenos de sorpresas... =D
del cap. mmmm bueno es que parece que Bells es más despistada que yo!!! parece, no!!... obviamente Emmett tenía que decirle que Edward la quiero... ahora... las preguntas obligatorias...
que hará Bella con esa información??? ella tambien estará enamorada??? ... y a donde se fue Edward??!! creen que ellos por fin hablen???... jejeje creo que el descanso me dejó muy curiosita... ya saben no me dejen solita vale... las amo!!!
cuidense mucho, recuerden que un buen chocolate ayuda a aclarar la mente, piensen antes de decidir (no hagan lo que yo U_U), suspiren mucho y...
Nos leemos en un tris!!!

Bellany G.
**Tu eres mi luz en mis días oscuros... TE AMO**

9 Comments:

  1. Anónimo said...
    yo podria ser una perfecta compañera de alice con todo gusto ami tambien me encantan las compras pero creo que estos dos por fin van a empesar con una linda relacion gracias beelany y angye por regresarnos nuestra droga prsonal

    alice
    ninive said...
    Uf, si tubiese una amiga como Alice para las compras no sabria si cortarme las venas o dejarmelas largas... En cuanto a Emmett es un bocas pero me encanta a ver si espabilan estos tortolos.
    Un beso y un suspiro.
    Anónimo said...
    mmm...Ojala que Edware no haga algo de lo que despues se tenga que arrepentir... es raro que se haya ido. muchos suspiros
    Anónimo said...
    siempre tan impulsivo, pero lo amoooooo, gracias de nuevo por volver, xoxo, suspiros enojosos
    Anónimo said...
    seguro q ed se va a desquitar con una de sus locas y todo se va a complicar mas todavia en la cabeza de nuestra amiga muy perdida bella..jaja gracias por volver!!
    Anónimo said...
    nena cullen:me encatado esa nana parece que ya se pone interesante me alegro por el pobre edward que lo esta pasado muy malbueno se despide una amiradora de vuestro blog asta el por si mo suspiro cracias por hacernos suspirarsegir asin y me alegro que esteis bien las dos
    Anónimo said...
    nena culle: angy lo siento me equevoque perdon sinto a ver sido una estupida contigo tenia que aberte apollado y mantenerme al marjen de algo que era tan pribado para ti losiento y lo lamento por ser una cabeza hueca pero no me custaria perderte como amiga volvamos a empezar de nuevo hola angy yo soy nena cullen encantada de conocerte y perdon por ser una cabeza dura teadoro y singo ofeciendo te mi casa en españa para el intercabio si lo necesitas preciosa espero que me puedas disculpar por ser tan cabeza hueca muchos besos y suspiros de chocolate
    ANN CULLEN said...
    ya sabia que pronto todo se arreglaria.
    un regreso espectacular el capitulo estuvo ganial que de verdad bella es tan despistada?
    o solo queria que se lo dijeran?
    espero el otro
    mil besos
    kosca said...
    como me estoy riendo q capitulo tan bueno, besos desde españa

Post a Comment