lunes, 5 de octubre de 2009

ESA NANA

Capítulo 14. Confesiones

Vi como se hacía camino hacia mí y se quedó de pie delante de mi cama.

“¿Qué estás haciendo aquí Jacob?” dije despectivamente.

En serio, ¿Este tío no puede pillar una indirecta? ¿Cuántas veces le tengo que decir que me deje en paz?

“Tsk, tsk Bella. ¿Dónde están tus modales? Simplemente vine para asegurarme de que mi novia seguía aún viva” dijo sonriendo.

“Por dios Jacob, ¿Cuántas veces he de decirte que no estamos juntos nunca más? Estoy empezando a cansarme de repetírtelo todo el tiempo” dije frustrada.

Vi como su ceño se fruncía y la furia se hacía eminente en su rostro.

“Ahora escucha-” dijo señalándome con el dedo.

“No, escucha tú” Edward gruñó levantándose del sofá, sorprendiéndonos a ambos. Yo incluso ni me había dado cuenta de que estaba despierto y no creo que Jacob no se diera cuenta de que no había nadie más en la habitación.

“Creo que Bella te lo ha dejado más claro que el agua que no requiere ni disfruta de tu compañía. Las cosas serían mucho más fáciles para todos nosotros si te fueras y nunca volvieras” dijo Edward, mientras caminaba hacia Jacob.

“¿Y por qué querría hacer las cosas más fáciles para nadie ahora?” Jacob le soltó en la cara.

“Créeme. Querrías.” Contestó Edward con lo que era un leve tono amenazador que hizo que segregara adrenalina por todo el cuerpo y me recorrieran escalofríos.

No creo que fuera la única a la que le afectó su tono porque Jacob parecía que se congeló en miedo por un segundo antes de contestar “¿Y quién eres tú? No pareces que seas su novio”

Había un silencio en la habitación cuando nadie habló. Aproveché ese tiempo para mover mi mano hacia lo que era el botón para llamar al doctor.

“Espera, ¿Tú no eres su novio verdad?” preguntó Jake, con un tono de desesperación en su voz.

Me pregunté qué diría Edward. Lo miré a él esperando su respuesta.

Simplemente se cruzó de brazos y sonrió “¿Y qué si lo soy?” desafió.

Vi las manos de Jacob posarse en su cintura a la vez que daba un paso amenazador hacia Edward, quién, por el contrario, seguía allí de pie sonriendo. Fue una extraña reacción en mi opinión.

El ambiente estaba realmente tenso cuando Jacob miró a Edward y me encontré deseando con todas mis fuerzas que el doctor llegara pronto.

“¿Bella?”

Gracias. Gracias. Gracias

Me giré hacia la puerta para ver a todos mis amigos, padres y al doctor en la puerta mirando a Edward y Jacob con caras cansadas.

“Estábamos hablando con el doctor cuando lo llamaste ¿Va todo bien?” preguntó Charlie.

“Si papá, todo está perfectamente aquí” dije sarcásticamente y señalando a Jacob cuando todos entraban en la habitación “¿Qué hace ÉL aquí?”

“Bella, él solo ha venido a verte. Le dije a la enfermera que estaría bien que os vierais ya que erais buenos amigos”

Resoplé y vi a Jacob darle una sonrisa grata a Charlie.

“Papá, tú le dejaste entrar, quiero que le enseñes el camino de salida”

“Ahora Bella, no puedes seguir enfadada con él por un pequeño incidente hace meses. Dale al muchacho una oportunidad para que se arrepienta”

Estoy segura de que los ojos se me salieron de la cara. ¿En serio ese hombre era mi padre? Miré a mis amigos que también estaban con caras en shock. Bien, al menos no era la única.

“Papá, no sé qué te ha contado Jacob, pero estoy segura de que no se la verdad. ¿Te dijo que se matriculó aquí para poder seguirme? ¿Y que amenazó con raptarme?” pregunté.

“¡No hice tales cosas!” dijo Jacob mirando directamente a mí.

Vi a Charlie cambiar su expresión del shock a la incredulidad.

“Bella, no me gusta que mientas. ¿Cómo pudo estar Jacob aquí si ha estado en Phoenix por más de una semana?”

Así que era allí donde había estado todo este tiempo ¿Por qué volvería allí?

“Y, ¿Por qué intentaría volver contigo si ya tiene novia?” continuó Charlie.

“¿Una novia?” pregunté, arqueando las cejas hacia Jacob y viendo como se le cruzaba una mueca de dolor.

“Sí, él está saliendo con tu amiga Jessica Stanley. La trajo a cenar a casa el otro día” Dijo Renee.

¿Por qué saldría Jessica con Jacob incluso sabiendo que me había engañado a mí antes? ¿Por qué querría Jacob salir con ella? Nunca pareció interesado en ella.

“Así que ¿Pensáis que me lo estoy inventando?” pregunté. Charlie asintió. Miré a Renee como pidiendo ayuda pero ella no me estaba mirando “Pero papá, no podría haber estado en Phoenix todo este tiempo. Él estuvo aquí sólo hace par de semanas y fue arrestado. ¡Puedes incluso preguntar a mis amigos!” Vi como Alice asentía bruscamente hacia Charlie.

“Ajá, ¡él estuvo aquí! ¡Y Edward tuvo que noquearlo con una barra congelada de pan!” dijo.

“¿Una barra congelada?” Preguntó Charlie monótono. Lo admitiré, lo de la barra de pan ha sonado un poco absurdo ahora. “Bella, hacer que tus amigos mientan por ti no es manera para hacer esto. Ahora te vas a disculpar con Jacob y vais a volver a ser amigos otra vez. ¿He sido claro?” preguntó, mientras veía a Jacob sonreír.

“No” dije.

“Bien. Ahora… espera ¿Qué has dicho?” Preguntó Charlie asustado.

“Dije que no” repetí, viendo como la cara de Charlie se volvía roja y Renee me envió una expresión de sorpresa “Quiero que Jacob se vaya de esta habitación y quiero que se vaya ahora” Dije calmadamente.

“Permíteme” dijo Emmett, levantándose del sitio donde estaba sentado al lado de Rosalie y acercándose a Jake.

“Déjalo Emmett” dijo el doctor Cullen “Estoy seguro que él puede irse solito”

“¿Me estás echando?” preguntó, sorprendido.

“Las necesidades del paciente van lo primero. Y francamente, tengo que admitirlo ahora, tú eres un pesado. Es preciso que te vayas”

Jacob se giró hacia mi padre, enviándole una mirada de súplica pero mi padre estaba demasiado ocupado frunciéndome el ceño. Todos lo miramos, y esperamos a que se fuera.

“Jacob, creo que lo mejor es que te vayas. No queremos problemas y puedes esperarnos en el coche” dijo Charlie.

Lo miré con una sonrisa de satisfacción cuando Jacob caminaba hacia la salida con los hombros encorvados. Pero tan pronto como estuvo en la puerta, se giró y me dio una sonrisilla malévola antes de salir.

Parpadeé. ¿Lo había imaginado?

“Yo lo vi también” Edward murmuró a mi lado.

“¿Qué significa eso?” pregunté.

“Ni idea, pero no era nada bueno”

“Bella” dijo Charlie “Jacob y tú habéis montado una buena, hablaremos de esto más tarde”

Lo ignoré y me volví hacia el doctor Cullen “Y ¿Cuándo me dan el alta?”

“Hoy mismo si quieres. El impacto que recibió tu pierna del choque no es demasiado malo así que con la escayola y las muletas debería ser suficiente. Sin embargo, si sintieras algún dolor en donde sea, debes venir para que te lo miremos. Estoy un poquito escéptico de que solo tu pierna haya salido herida.”

“Vale, me quiero ir ya”

Cuando vi que me ponía la escayola, intenté ignorar todo el dolor que sentía y me di cuenta de que se me había olvidado una pregunta importante.

“Doctor Cullen ¿Con quién choqué?”

“Creo que era el señor Anderson si no recuerdo mal. Iba hablando por el móvil de regreso a casa cuando salió del trabajo y no estaba totalmente prestando atención a la carretera así que el accidente no fue sólo por tu culpa”

“Oh ¿Y está bien?”

“Sí, no recibió heridas importantes. Sólo unos hematomas por haberse roto el cristal” dijo sonriéndome tranquilizadoramente “Se le pudo dar el alta ayer”

Di un suspiro de alivio “Eso es bueno”

“Hmm” fue su respuesta. Me puse de pie y me alcanzó las muletas.

“Eres libre para irte Señorita Swan. Pero no dudes en llamarme si tienes algún problema y haz las cosas fáciles”

“Gracias” dije sonriendo cuando Edward me ayudó a salir y todos los demás nos siguieron por detrás.

Cuando entré al parking cojeando me giré para enfrentar a mis padres.

“¿Cuándo os vais a ir?” pregunté.

“Tenemos que irnos ya” Renee admitió tímidamente “No sabíamos que nos quedaríamos tanto tiempo”

“Oh” dije “Te echaré de menos” y me dio un abrazo.

“Yo también” susurró.

“¿Vino Jacob con vosotros?” Le pregunté a Charlie mientras le daba un abrazo.

Asintió “Lo más seguro es que esté esperándonos en el coche. Adiós Bella”

La última vez era yo la que se iba. Ahora, aquí estaba yo de pie viendo como se dirigían en la dirección contraria a la mía hacia su coche. Entonces un brazo tranquilizador se posó en mi hombro y levanté la vista para ver a Edward mirándome.

“Vamos. Los otros ya se han ido” dijo, y me di cuenta por primera vez que mis amigos ya se habían ido. Me apoyé en Edward cuando me dirigió hacia su Volvo. Cogió las muletas y las puso en los asientos traseros, entonces me colocó a mí en el asiento del copiloto antes de que entrara también en el coche.

“Gracias Edward” le dije cuando conducía hacia nuestra habitación.

“¿Por qué me las das?” preguntó.

“Bueno, por salvarme de Jacob otra vez, y por esto”

Sonrió “Eso es lo que hacen los amigos ¿No?”

“Sí” Tú eres mejor amigo mío de lo que Jayden fue jamás…

Cuando aparcó el coche me di cuenta de que los coches de mis amigos ya estaban allí. Suspiré. Probablemente estarían esperándonos en la habitación y pidiendo explicaciones justo en el momento que cruzáramos la puerta. Y eso fue lo que ocurrió exactamente.

Tan pronto como Edward abrió la puerta Alice voló hacia mí y me acomodó en el sofá mientras yo intentaba mantener el equilibrio.

“Bueno, esto es más tarde Bella” dijo Emmett “así que mejor que nos cuentes por qué tuviste un accidente”

Me estaba sintiendo extremadamente incómoda con todos los ojos puestos en mí y me empecé a mover nerviosamente en mi sitio. Edward que estaba sentado a mi lado, me cogió la mano y me dio esa magnífica acaricia para que me calmara.

Suspiré “Fui al apartamento de Jayden después del partido para coger mi pen-drive de su ordenador porque me lo dejé allí y lo necesitaba para el siguiente día. Cuando llegué, vi algo que me enfadó y cuando cogí mi coche estaba distraída por lo que había visto pero también un poco herida. De ahí la velocidad y el no prestar atención a la carretera” terminé.

“¿qué viste Bella?” Edward preguntó, mirándome a los ojos.

Pude sentir las lágrimas caer de mis ojos cuando recordé lo que había visto. No estaba herida porque me hubiera engañado, era solamente mi mala suerte eligiendo los tíos. Me había olvidado de los tíos y confié en él, pero mira adónde he llegado. Ahora sabía definitivamente que tendría que estar un tiempo sin salir con ningún chico. Al menos no hasta que encontrara a uno del que estuviera cien por cien segura de que no me dejaría.

“Jayden se estaba liando con Lauren en el sofá de su salón” dije con las lágrimas cayendo por mis mejillas. Esperaba que se quedaran boquiabiertos o en shock pero todo lo que veía a través de mis borrosos ojos eran intercambios de miradas entre ellos.

Eso me golpeó…

Jadeé “¿Lo sabíais? ¿Todos vosotros sabíais que me estaba engañando?”

Alice me miró alarmada “Espera, nosotros no sabíamos que te estaba engañando. Sólo escuchamos de pasada a Lauren decir a sus amigas que te haría pagar por haberle quitado a Edward. No sabíamos que iba a hacer, pero adivino que eso era a lo que se refería. Nos creíamos que ocurriría en el almuerzo ya que es el único sitio donde te ve pero captamos que no hizo nada y pensamos que se le habría olvidado y no queríamos enfadarte por eso”

¿Así que por no liarse con Edward cada vez que quiera tiene que alejar a Jayden de mí? Pero aún así, él le habría respondido. Me recordé a mí misma. Parecía como si lo estuviera disfrutando.

Suspiré y abrí los ojos. Estaba un poco sorprendida de cómo me lo estaba tomando todo de tranquilo (sin incluir el accidente). Quizás Jayden no significaba tanto como me pensé. Sólo debió ser el accidente.

“Alice, me gustaría irme a dormir. ¿Podrías ayudarme?” le pregunté, sonrojándome por lo que le había pedido.

Se dio cuenta de a qué me refería y se levantó “Por supuesto”

Me puse de pie, cogí mis muletas y fui cojeando detrás de ella hasta el dormitorio. Cerré la puerta y me ayudó a quitarme la ropa y a ponerme el pijama antes de que se fuera y me prometiera estar de vuelta mañana. Cuando le dije si iría al colegio, me recordó que mañana era domingo.

Escuché a los demás irse y me tumbé en la cama, olvidándome de todo lo que había ocurrido. Me di cuenta de que Jayden no había tenido el valor de venir a visitarme al hospital. Y fue toda su culpa el que tuviera el accidente. Estaba deliberando sus intenciones y no me di cuenta de que Edward había entrado en la habitación y se sentó a mi lado en la cama.

“Bella” su voz me saco enteramente de mis pensamientos “De verdad lo siento muchísimo por lo que ha pasado entre Jayden y tú”

“No hay nada por lo que tú debas disculparte Edward” dije, sonriéndole a la preocupación claramente visible en sus ojos. Nos miramos el uno al otro en un silencio cómodo y me encontré a mí misma perdida en su mirada. Era demasiado tentadora y me llenaba con una sensación rara. Me tuve que recordar que él sólo me cuidaba porque éramos amigos.

Salí de mi trance cuando me di cuenta de que se levantó y se dirigía hacia la puerta.

“¿A dónde vas?” pregunté, mi voz parecía más bien un susurro.

“A dormir” me contestó mirando hacia abajo.

“Oh. Bueno, ¿Quieres dormir aquí esta noche?” pregunté, anhelando que aceptara. Necesitaba a alguien conmigo esta noche.

“¿Estás segura?” preguntó.

Lo pensé un momento. Él no intentaría nada. “Sí, estoy segura”

Sonrió y se dirigió hacia la otra parte de la cama, se tumbó y nos tapó a los dos con la manta. Fruncí el ceño al ver el enorme espacio que había entre nosotros e intenté acercarme a él desapercibidamente. Terminé torciendo mi pierna rota en una extraña dirección e hice una mueca de dolor mientras pegué un grito de dolor.

Edward inmediatamente se sentó y me cogió en sus brazos “¿Qué te pasa?”

Señalé mi pierna y pude sentir caer las lágrimas por mis mejillas. Sentía como si hubiera fuego en el interior de mi pierna.

Me empujó contra él cuando se volvió a tumbar intentando calmarme. Me relajé en sus brazos, era donde quería estar al fin y al cabo. Y sentí poco a poco al dolor remitir.

“Ey Edward”

“¿Si Bella?” susurró en mi pelo.

“¿Cómo van las cosas con la chica que te gusta?” pregunté

E inmediatamente sentí su cuerpo tensarse a mi lado y solamente eran los segundos antes de que respondiera.

“Las cosas van bien” contestó con cautela “Ahora creo que nos estamos llevando mejor”

“Oh” podía sentir mi corazón hundirse ante el comentario. Probablemente estarían juntos pronto ¿Por qué me importa tanto esto de todas formas? ¿No es que parezca que tenga sentimientos hacia él verdad? Era mi amigo y estaba feliz por él. La chica que lo consiguiera sería extremadamente afortunada.

“¿Bella que estás pensando?” preguntó.

“Nada”

Gimió “Realmente me gustaría saber qué es lo que pasa por esa bonita cabeza tuya”

“Estaba pensando que estoy feliz por ti por que las cosas vayan a mejor” no estaba mintiendo completamente.

Suspiró y me puso más cerca de él, escondiendo su cabeza en mi pelo.

“Yo también. Buenas noches Bella”

“Buenas noches” susurré mientras escondía mi rostro en su pecho y apretaba mi brazo en torno a él. Quería quedarme así para siempre pero sabía que no podría estar con él mucho más tiempo. Tan pronto como tuviera a la chica a la que espera, las cosas no serían las mismas. Sólo albergaba la esperanza de que ocurriera lo más tarde posible. Sería bueno no estar con Jayden nunca más. De ninguna manera podía dejar así a Edward y no sentirme culpable.

Esos pensamientos tristes cruzaban mi mente cuando me quedé dormida en brazos de Edward.

____________________________

dale que siento mucho haber armado todo es caos por desaparecer unas horitas... haber les explico...
hace poco más de un mes tuve un accidente y bueno me había estado sintiendo un poquito mal (nada grave) por lo que el jueves pasado fui al médico y me mandaron a hacerme placas (rayos x y pruebas sanguineas) y es por eso que hoy saliendo de la uni tuve que irme al laboratorio y como consecuencia llegué tarde... de verdad lo siento, prometo avisar la proxima vez y gracias por su preocupación y su cariño...
ok... cuidense mucho, coman chocolates, suspiren y...
Nos leemos en un tris!!


Bellany G.
**Prometo cuidarme por los dos**

5 Comments:

  1. Anónimo said...
    aaaaaa!!!!!!!!!!!! primera en suspirar!!!!!!!!...buuenooo defitibamente eres laaa mejoorrr!!!!!!!!!!!!!
    ☆*trinemily*☆ said...
    jejejjeje me encanta el cap ejejej hay jake si eres lala jejejejej te amo mi ake ojala estuvieras por aqui para q me fastidies!!! chiks espero la proximas publicacion1! y mi linda preciosa bellany cuidate mucho!!!! toma reposo!!!! haste los examenes!! y todo lo que tengas que hacer nosotras sabemos esperar!!! bueno algunas jejej es que son tan impacientes jejejej bueno amor mucha salud paz amor y que dios te bendiga y te ilumine nos leemos pronto
    Anónimo said...
    a la verdad que Jacob no se cansa, estoy deseosa que Bella sepa que es ella a la que mi EDWARD quiere, ahhhhhhhhhhhhhh, suspiros hospitalarios, xoxo
    Anónimo said...
    nena cullen: vale ballany muy graciosa por lo de ayer pero te falto una actualizacion mira que ami no se me escapa una y nos timastes a tus suspiradoras me pillates con la guardia vaja por que estaba muy casada pero hoy no te escapas y bueno ablando del capitulo estuvo fantastico pero ya quiereo que esos dos tontos se dendi de una vez lo que sienten ekl uno por el otro y nos dejen de hacer suspirar tanto vale muchos besos de chocolate
    Ninive said...
    Hay bellany no me digas q eres propensa a los accidentes, cuidate porfavor.
    bueno, el capitulo; no puedo creerme lo de Jacob y charlie. En cuanto a Edward aggg aun estoy babeando.

Post a Comment